6 proyecciones para las redes inteligentes

Con información de PrimeStone

El sector de la energía vive un profundo impacto debido a la veloz implementación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y a la aparición de fuentes de energía renovable, las cuales están transformando la manera de gestionar el servicio, cambiando las relaciones entre oferta y demanda y el modo de operar de los activos.

También presta un servicio que crece a tasas similares a las de la población y el control de la información se hace más complejo en la medida en que crecen los usuarios. En ese sentido, el sector ha encontrado en los sistemas de medición inteligente una herramienta sumamente útil para el control y la administración de la energía, que se traduce en buenas prácticas en su uso eficiente.

De acuerdo con PrimeStone, empresa enfocada en el desarrollo de software para gestión de la medición inteligente de energía, actualmente se observan seis tendencias importantes en el mercado de gestión energética, que están impactando al sector, desde el punto de vista de la innovación, con tecnologías de la información, sistemas inteligentes de medición y administración de datos.

1. Avances en el desarrollo de smart grids

La primera gran tendencia se enfoca en los avances de las redes eléctricas inteligentes (smart grid), que han crecido de modo un tanto dispar según el sector de aplicación. De manera general, una red con esta tecnología está conformada por dispositivos y medidores inteligentes de la red eléctrica, sistemas y redes de telecomunicaciones para la conexión y por aplicaciones de software de control, captura, gestión y explotación de la información de la medición y la operación.

Este tipo de redes ofrece beneficios como control permanente y en línea, información oportuna de las variables del sistema y las medidas del servicio y una mejor vigilancia, que consecuentemente permiten reducir las pérdidas de energía y detectar fallas para una intervención oportuna.

En América Latina, las smart grid presentan una revolución, que ha logrado sus mayores avances en los segmentos industrial y comercial; sin embargo, a nivel residencial la implementación ha sido más lenta debido a los costos asociados con la infraestructura.

2. Crecimiento de sistemas AMI

Ésta se vincula con los sistemas de infraestructura avanzada de medición (AMI, por sus siglas en inglés). Los sistemas AMI están conformados por medidores inteligentes con comunicación bidireccional, que permiten no sólo recolectar información de la medición, sino enviarle al medidor, desde un software de control, comandos de acciones remotas con diversos propósitos, como conexión / desconexión, información de tarifas, entre otros.

En América Latina, estos sistemas están masificando y automatizando la medición inteligente y se han venido implementando, principalmente, en países como México, Brasil, Chile, entre otros.

3. Captura y gestión de datos de medición inteligente

De la misma forma, el sector está apostando por sistemas meter data capture (MDC) de captura de medición inteligente y sistemas de gestión meter data management (MDM), ambos con características multivendedor, que permiten contar con diferentes fabricantes de AMI y medidores inteligentes en la misma red.

Estos sistemas ofrecen la posibilidad de tener toda la información de medición y consumo consolidada, con fácil acceso, de manera oportuna y con alto nivel de confiabilidad y seguridad. De esta manera, las empresas de servicios obtienen información para la operación y la toma oportuna de decisiones de negocio.

4. Analítica y big data

Luego de tener la infraestructura de medición inteligente y los sistemas de captura y gestión, la problemática es la explotación de los datos para agregar valor al negocio. Es así como la manera de usar y administrar los datos se convierte en un parámetro diferencial a la hora de determinar la eficiencia de las empresas de servicios públicos, creando valores agregados a los clientes finales, que evidencian mejoras sustanciales a la hora de realizar algún tipo de gestión ante la empresa. Si la información se encuentra organizada, identificada y correctamente almacenada, se puede extraer en el momento que se requiera, bien sea para análisis o acciones inmediatas de carácter comercial o técnico.

Con los datos capturados y controlados, se deja ver la necesidad de conservarlos de manera segura, y si se tiene en cuenta el crecimiento de los clientes en cuanto a cantidad y carga de información, ésta crece de manera exponencial y se convierte en datos que deben ser manejados con la tecnología big data, lo que permite tener toda la información segura, ordenada y accesible para cualquier otro sistema que se requiera conectar con ella.

5. Smart grid y el internet de las cosas (IoT)

Hay entre ambos elementos una relación de beneficio mutuo y directo, ya que se espera que los dispositivos de la red eléctrica inteligente se conecten por internet y envíen alarmas, eventos y los comandos de control por esta vía, así como la información recolectada de los servicios.

6. Nuevos modelos de negocios para el sector eléctrico

Sistemas de eficiencia energética para clientes, aplicaciones que habiliten el mercado de oferta y demanda y combinen la compra de energía a las empresas generadoras, iniciativas autogeneradoras con energías alternativas, centros de control y gestión remota, software de análisis masivos y estadísticas determinadas para identificar tendencias de consumos y posibles pérdidas.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *