Ahorrar 50 por ciento

Además de modernizar su infraestructura e instalaciones, la remodelación del Teatro Casa de la Paz tiene como objetivo disminuir a la mitad su consumo energético

Por Elva Mendoza / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Foto superior: El Teatro Casa de la Paz está catalogado como un inmueble de Valor Artístico por el INBA

Con apenas 500 metros cuadrados, el Teatro Casa de la Paz, perteneciente a la Universidad Autónoma de México (UAM), busca convertirse en un epicentro para las artes escénicas.

Para ello, desde agosto pasado, arquitectos, ingenieros y autoridades trabajan en su remodelación. Se trata de un cambio estructural que involucra la demolición de todo el interior y la recimentación, así como la remodelación de camerinos, escenario, vestíbulo, taquilla, baños, cabina, bodega, butaquería, instalaciones de voz y datos, hidráulicas, sanitarias y eléctricas.

“Los trabajos principales son los de reestructuración, muros y cimentación; también se va a remodelar toda la parte del foro. El nivel del escenario va a subir para darle mayor confort a la parte de abajo y la óptica desde las gradas va a cambiar. Sólo se dejaron los muros exteriores y se van a levantar unos adicionales”, explica Xavier Palomas Molina, director de obras de la UAM, en entrevista exclusiva con Constructor Eléctrico.

El también ingeniero detalla que en agosto de este año iniciaron los trabajos y será hasta abril de 2019 cuando se termine la obra.

Una renovación inaplazable
En 2012, el Teatro Casa de la Paz suspendió actividades debido a problemas estructurales derivados de los sismos de las últimas décadas. “De acuerdo a las revisiones que hizo la universidad en 2013, el recinto presentaba riesgo y se determinó que la estructura no estaba en condiciones; podía ser peligroso en caso de presentarse un sismo. Afortunadamente no colapsa, pero no brinda seguridad a los usuarios”, refiere el ingeniero Palomas Molina.

Las compañías asignadas para la realización del proyecto ejecutivo de reestructuración y para la rehabilitación son Miserachi Arquitectos S.C. y Neo Diseños, S.A. de C.V. La revisión de la obra está a cargo de la empresa de Supervisión Externa Resistencias San Marino, S.A. de C.V. junto con la Dirección de Obras de la Rectoría General de la UAM.

Mientras que la realización de los trámites para la obtención de la manifestación de construcción y adecuación del proyecto estructural por actualización del reglamento de construcciones fue adjudicada a la firma Lorsa Mexicana de Obras, S.A. de C.V.

Para el remozamiento de esta obra se utilizarán entre 4 y 5 mil metros de cable de diferentes calibres

Suministro y ahorro energético
El consumo de energía de este sitio, catalogado por el Instituto Nacional de Bellas Artes como un Inmueble con Valor Artístico, ronda los 30 kilowatts hora a plena carga, estima el ingeniero Rodolfo Gutiérrez Solís, responsable del área de instalaciones de la Dirección de Obras; se espera, no obstante, que con el nuevo equipo la cifra se reduzca al menos 30 por ciento.

De acuerdo con el director de Obras de la institución, “toda la iluminación que se va a colocar será led. Se van a cambiar los reflectores tradicionales incandescentes a sistemas de reflectores con nueva tecnología que permita ahorros importantes. No tenemos ni paneles solares ni nada adicional, pero sí lámparas de bajo consumo energético”.

Debido a la falta de espacio, el foro carece de una subestación eléctrica y de una planta de luz. “Para una subestación necesitamos el 10 por ciento del área, por lo que recibimos baja tensión desde la calle. Contamos únicamente con las luces de emergencia para guiar a la gente a una evacuación”, refiere Xavier Palomas.

Para alimentarse de energía, el Teatro recibe baja tensión de un transformador, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, que se ubica en la zona.

El ingeniero Gutiérrez Solís calcula que en la remodelación se van a utilizar entre 4 y 5 mil metros de cable de diferentes calibres, “desde el 14 que es el de señal, hasta el calibre 10 para contactos, pasando por el dos que es el de alumbrado. Y para los alimentadores tenemos desde el calibre seis hasta el 300”.

Además de la iluminación, los expertos prevén colocar equipos de bombeo, extracción, ventilación y lavado de aire capaces de hacer más eficiente el consumo de energía, para lograr con ello un margen de ahorro de hasta 50 por ciento.

Los ingenieros Xavier Palomas Molina y Rodolfo Gutiérrez Solís

Un espacio escénico de primer orden
Aún en etapa de la ejecución de la obra civil, los reforzamientos y la instalación sanitaria, en el proyecto trabajan seis personas en la supervisión, cuatro técnicos de la constructora y alrededor de 20 obreros.

El rector general de la UAM, Eduardo Peñalosa Castro, informó que el sitio reabrirá sus puertas con un programa especial, mismo que ya se prepara en colaboración con diversas instituciones y grupos de artistas.

Tras un convenio de colaboración establecido con la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de México, se etiquetaron 20 millones de pesos para emprender labores preliminares de reparación, limpieza gruesa, desmantelamientos, trazos y nivelaciones en el teatro.

Una vez terminadas las obras de remozamiento, el Teatro Casa de la Paz abrirá sus puertas en 2019

Mediante licitación pública, la obra abarcará alrededor de 525 metros cuadrados, que incluyen sitios destinados a brindar aforo para 157 personas –integrando cuatro para sillas de ruedas– con un área de butacas movibles, escenario, cabina de control, vestíbulo de recepción, piso técnico (pasos de gato), taquilla, camerinos, servicios sanitarios, bodega de servicios y montaje, cuarto eléctrico, entre otros.

La cimentación será ampliada con elementos nuevos de concreto armado para reforzar la estructura, al igual que la de metal de la cubierta del teatro, además se impermeabilizará el revestimiento existente y los acabados en muros con pintura vinílica.

El Teatro Casa de la Paz se ubica en la calle de Cozumel 33 en la colonia Roma. En 1965 fue remodelado y adaptado sobre las instalaciones del Teatro Ariel.

————————————————————————————————————————————————-

EL SUBSIDIO

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México destinó 20 millones de pesos para los trabajos del teatro

En agosto de 2015, Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México (entonces Distrito Federal), y Salvador Vega y León, rector General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), acordaron trabajar de manera conjunta en la modernización y reapertura del Teatro Casa de la Paz. Para ello, se estableció un convenio de colaboración mediante el cual la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México realizaría una aportación de recursos de origen federal por 20 millones de pesos, para ser empleados en los trabajos del teatro.

El Teatro Casa de la Paz está incluido por el INBA en su relación de inmuebles con valor artístico. Por ello, en 2016, la UAM inició las debidas consultas técnicas y gestiones para su rehabilitación ante la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Para emitir el visto bueno del proyecto de intervención, la dependencia recomendó llevar a cabo los estudios y análisis necesarios, a fin de garantizar la preservación de su valor artístico de conformidad con las leyes al respecto.

La UAM contrató al despacho Colinas de Buen S.A. de C.V. para realizar dichos análisis estructurales en el inmueble. Una vez hechos los estudios pertinentes y realizadas las adecuaciones al proyecto ejecutivo de la obra, se ingresó formalmente al INBA el 24 de enero de 2017, obteniendo el visto bueno para llevar a cabo intervenciones mayores, que implican la conservación y adecuación de los espacios interiores, incluyendo el reforzamiento estructural y la rehabilitación de las instalaciones, así como el rescate de la fachada del inmueble y la restauración e integración del Mural Vitral con el concepto de assemblaje, del maestro Manuel Felguérez.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *