Arquitectura de alto rendimiento

Con estrategias de medición, monitoreo, control y mejor aprovechamiento de los recursos energéticos, Kaluz Inmobiliaria fue la desarrolladora de la instalación electromecánica para la expansión de Metrópoli Patriotismo, que este año obtuvo el aval LEED BD+C: Core and Shell nivel Oro

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Situado en el punto donde convergen avenida Patriotismo, Viaducto Río Becerra, calle 11 de abril y Puente de la Morena, este complejo de usos mixtos está divido en dos zonas: el basamento que contiene el centro comercial y una torre de oficinas de 10 niveles. La parte inicial de la obra fue inaugurada en 2006, para dar paso a una ampliación reciente que destaca por su diseño y construcción sustentable, conceptualizada por el despacho Picciotto Arquitectos.

Por su parte, la empresa Hubard y Bourlon trabajó en la ejecución de las instalaciones electromecánicas para el conjunto comercial y de oficinas que ocupa un área de cinco mil metros cuadrados, aproximadamente.

“Son tres niveles de centro comercial que se integran a los de la primera etapa, más la torre y cinco sótanos de estacionamiento. Al unirse todo el complejo, la fachada cambió por completo para convertirse en una estructura mixta de concreto armado en la base rectangular, más una torre de acero y cristal. El área total del complejo es de 58 mil metros cuadrados (25 mil de estacionamiento, 15 mil de centro comercial y 18 mil de oficinas), manifiesta Óscar Angulo, líder del proyecto de Metrópoli Patriotismo.

Precisamente, el acero empleado en este proyecto fue fabricado con un alto porcentaje de material reciclado y es de origen nacional, lo que permitió que la huella de carbono de los vehículos usados para transportarlo fuera menor, al provenir de un lugar cercano; mientras que las pinturas y pegamentos que se utilizaron son bajos en Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC, por sus siglas en inglés).

Mediante el BMS se maneja el control de accesos, aire acondicionado, el monitoreo del sistema de alumbrado y de la red eléctrica. Además, las escaleras eléctricas están programadas para aumentar o disminuir su velocidad, dependiendo de su uso

Equilibrio sustentable
Una plaza enmarcada por vegetación marca el acceso a los visitantes, tanto para el centro comercial como para el lobby de la zona corporativa.

Los elevadores panorámicos que recorren la torre de oficinas están recubiertos por cristales que permiten el paso de luz natural sin incrementar la temperatura al interior, lo que se refleja en un aprovechamiento más eficiente de la electricidad y el aire acondicionado. Como documentó el ingeniero Eric Hernández Desentis, consultor en ingeniería sustentable y diseño integral del proyecto, los vidrios son tipo laminado simple con una película intermedia Low-E con tecnología heat mirror. El cálculo se realizó seleccionando un vidrio XIR7241 con un valor U de 1.01 btu/hr*ft2*°F y coeficiente de sombreado promedio de 0.504 y 0.38 para los vidrios de la fachada sur.

El vidrio para las ventanas se planteó claro y de seis milímetros de espesor. Para la fachada oeste se consideró el uso de una malla de sombreado, capaz de reducir la incidencia solar en un 50 por ciento, ya que, para cumplir con los requerimientos LEED se necesita el sombrado exterior de acuerdo con la proyección de ángulos solares.

Además de permitir el paso de la luz, la cúpula traslúcida del centro comercial hace posible la ventilación natural. Así lo explica Martín Núñez, gerente de Mantenimiento de Metrópoli Patriotismo: “tanto el domo del techo, como los cinco sótanos de estacionamiento están equipados con un sistema de propelas que se abren y cierran cuando se detecta una alta concentración de monóxido o dióxido de carbono”.

Los vidrios y ventanas del complejo están acorde con la norma NFRC100 para el valor de conductividad térmica y NFRC-200 para la determinación del coeficiente de ganancia solar

El efecto isla de calor se minimiza con las terrazas y azoteas vegetadas, sumado a la selección de materiales reflectantes en las mismas. Para garantizar la calidad del aire en los estacionamientos se efectúa un proceso de inyección y extracción de aire, con la finalidad de que el flujo sea continuo y se evite la acumulación de contaminantes. Asimismo, para promover el uso de bicicletas y automóviles eléctricos e híbridos, Metrópoli Patriotismo reservó zonas para un total de 118 bicicletas, estaciones de recarga para vehículos eficientes y espacios preferenciales.

En lo referente al aprovechamiento del agua, indica el gerente de mantenimiento, el complejo cuenta con un tanque tormenta que recoge 250 metros cúbicos de aguas pluviales, las cuales son cloradas con el fin de matar las bacterias y, posteriormente, utilizadas en conjunto con el agua procesada de la planta de tratamiento, para riesgo y descarga de WC. A su vez, las cisternas de agua potable de 200, 210 y 190 metros cúbicos suministran el recurso hídrico a las oficinas, locales de la plaza y lavamanos, todos de bajo consumo.

Metrópoli Patriotismo cumple con los requerimientos del estándar ASHRAE 62.1-2007 en calidad de aire interior, ASHRAE 90.1-2010 en energía y la Norma Oficial Mexicana 008

Más eficiencia energética
Constantemente se lleva a cabo un programa de medición y verificación para asegurar que tanto el centro comercial como la torre mantengan sus consumos. “Mediante el BMS se maneja el control de accesos, aire acondicionado, el monitoreo del sistema de alumbrado y de la red eléctrica”, afirma Núñez.

Además, añade el arquitecto Óscar Angulo, los puntos para la Certificación LEED en el rubro de energía son los que requieren una mayor inversión; sin embargo, también son los que representan mayores ahorros en la operación de un edificio inteligente y sustentable.

Como se detalla en la bitácora de la consultoría en iluminación, el lobby y las áreas adyacentes públicas se controlan a través de un sensor dinámico, dependiendo de las condiciones de luz natural. El diseño se basa en las capas de luz que pueden ser de encendido y apagado individual, reduciendo o aumentando los niveles en el espacio. Se añadió un control de capas, (debido a que los circuitos se extienden hacia el interior de las ventanas), para que éstas se activen y desactiven de acuerdo con las condiciones de iluminación.

Los pisos individuales se controlan de forma similar con un ajuste que depende de las horas de ocupación en el complejo y el resto de las áreas de servicio funciona a partir de sensores de movimiento, como los estacionamientos que encienden y apagan las luces por zonas específicas. La iluminación LED está automatizada en horarios determinados y la fachada permite escenarios predefinidos, donde la iluminación exterior está limitada al perímetro del edificio, lo que reduce la contaminación lumínica.

En lo que respecta al confort para el edificio de oficinas la propuesta contempló un sistema de agua helada ubicado en la azotea de la torre. La planta consta de dos enfriadores capaces de aceptar variación de flujo en el evaporador, cada uno con una bomba que opera mediante un variador de frecuencia controlado por la presión diferencial del sistema.

Para poner en funcionamiento a este gigante de alto rendimiento, la alimentación en media tensión es subterránea. Asimismo, 23 mil volts llegan a los seccionadores de tipo “J” para llevar a cabo la derivación hacia las cinco subestaciones, una para las áreas comunes del centro comercial, dos para las concentraciones de medidores de los locatarios y dos más para la torre de oficinas. A su vez, hay algunos establecimientos y grandes espacios corporativos que requieren de una subestación propia para operar.

Gracias a la incorporación de los principios de sustentabilidad en todas las etapas de su construcción, a fin de crear un espacio que conviva con sus ocupantes y el medioambiente, Metrópoli Patriotismo obtuvo la Certificación LEED BD+C: Core and Shell nivel Oro

La unidad receptora está equipada con transformadores de diversas capacidades y los voltajes de operación son de 480/277. “Del tablero de distribución Master Pack principal, nos vamos al general, así como al sistema alternativo para planta de luz que funciona con motor diésel de 500 KW para el suministro en las áreas comunes. Las oficinas tienen un centro de carga donde se distribuye a cada uno de sus servicios y, como respaldo, cuenta con una planta de 100 KW”, asegura Núñez.

En cuanto al cableado, los conductores son de aleación de aluminio STABILOY® montados en charolas Charofil tipo malla que, como asegura el gerente de mantenimiento de Metrópoli Patriotismo, es más ágil y facilita su instalación. Finalmente, en cuestión de seguridad de las instalaciones y sus ocupantes, el complejo cuenta con una bomba jockey para el sistema contra incendio, hidrantes, rociadores y detectores de humo dispersos por toda la edificación, mientras que un sistema de pararrayos protege al centro comercial y la torre de oficinas de las descargas atmosféricas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *