Certeza jurídica para permisos legados de electricidad

Se da continuidad a los permisos de generación eléctrica con avances significativos y que fueron otorgados bajo el marco de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, la cual fue abrogada en 2014 con la entrada en vigor de la Ley de la Industria Eléctrica

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó un acuerdo que brinda certeza jurídica a quienes obtuvieron un permiso de generación eléctrica bajo el marco legal y regulatorio de la anterior Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE), el cual les permite avanzar en el desarrollo de sus proyectos sin enfrentar costos adicionales.

El Órgano de Gobierno de la CRE aprobó, en su sesión del 29 de enero de 2019, un acuerdo que permite continuar el desarrollo de los permisos de generación eléctrica que ya tienen avances significativos y que fueron otorgados bajo el marco de la LSPEE, la cual fue abrogada en 2014 con la entrada en vigor de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

La LSPEE establecía que los proyectos de generación debían iniciar operaciones el primero de enero de 2020, y la LIE en su artículo 13 transitorio previó las condiciones para la continuidad de dichos contratos legados en caso de que no estuvieran concluidos para la fecha estimada. Con base en este artículo transitorio, el acuerdo aprobado por la CRE establece que los proyectos que ya cuenten con el 30 por ciento del total de su inversión y que cuenten con un contrato de interconexión, o bien, que estén en proceso de firmarlo, podrán continuar con su desarrollo después del 31 de diciembre de 2019, siempre y cuando acrediten una causa de fuerza mayor.

La aprobación de este acuerdo implica los siguientes beneficios para los permisionarios: I) mayor claridad y certidumbre para definir con tiempo suficiente las estrategias más convenientes para el desarrollo del proyecto, y II) mayor certeza jurídica con respecto a la extensión de los plazos para la entrada en operación comercial de proyectos en los cuales se hayan realizado inversiones o avances significativos.

El acuerdo no genera costos adicionales, ya que no crea trámites u obligaciones a los ya contemplados en los contratos de interconexión u otros contratos asociados. El desarrollo de estos proyectos y su entrada en operación aportará energía eléctrica al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), lo cual permitirá atender parte de la demanda eléctrica del país, que puede crecer tres veces por arriba del PIB.

Con la aprobación del acuerdo, la CRE cumple con su misión de garantizar las condiciones necesarias para que haya disponibilidad de energéticos en todo el país, además de fomentar el desarrollo eficiente de la industria, promover la transparencia y propiciar las condiciones adecuadas para el suministro de energía.

Fuente: Gaceta Informativa de la CRE, 2019

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *