Digitalizar: bonanza energética

Vivimos de cara al futuro, imaginando cómo será ese tiempo en el que el ser humano vivirá bajo el imperio de la tecnología. La ciencia ficción ha dado pasos adelantados y a veces parece que prefigura una idea de cómo será el mundo en 100 años.

Isaac Asimov, el célebre autor de ciencia ficción, aventuró predicciones en una columna publicada en agosto de 1964 en The New York Times, y escribió cómo se imaginaba el mundo en 2014. Profetizó que “aunque la tecnología seguirá al día con la población hasta 2014, será sólo a través de un esfuerzo supremo y con un éxito parcial. No toda la población mundial disfrutará al máximo de los dispositivos del futuro. Una porción más grande que la de hoy será privada y, aunque pueden estar mejor, materialmente, que hoy, estarán más atrasados en comparación con las porciones avanzadas del mundo. Se habrán movido hacia atrás, relativamente”.

Asimov vaticinó algo que sucede en la industria energética y que tiene que ver con el alcance de derecho básico a la energía. La tecnología ayudaría considerablemente a la cobertura universal y la digitalización se apunta como ese parteaguas necesario. En su correlación con las energías renovables, las tecnologías de la información harían imparable la bonanza energética.

El texto de portada de esta edición versa sobre la digitalización en el sector energético y cómo los beneficios ya se ven en otros países que han apostado por la lectura de datos, el IoT y la nube. Marco Cosío, CEO vicepresidente de Smart Infrastructure para México, Centroamérica y El Caribe de Siemens, proporciona en este artículo un panorama y las oportunidades que hay para este mercado.

Ocupado también en cómo la digitalización y la tecnología son punta de lanza para la energía, Miguel González, director general de Vertiv, nos comparte en entrevista su visión de un sector en ascenso en México. Al frente de la empresa, está rompiendo paradigmas a través del aprovechamiento de todo el potencial de la nueva revolución digital.

Los editores

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *