El informe

La Conuee presentó recientemente un amplio estudio sobre ahorro de energía en México. Catalogado como el análisis más completo en América Latina sobre eficiencia energética viene a dar certidumbre al trabajo realizado desde los orígenes de la Comisión, antes llamada Comisión Nacional para el Ahorro de Energía

Por Redacción, con información de la Conuee

La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) presentó el “Informe Nacional de Monitoreo de la Eficiencia Energética de México 2018”.

Es un análisis tendencial, completo, del consumo de energía en el país que, por medio del desarrollo de indicadores, generalmente, se expresa como una intensidad o una tasa de consumo, en relación con una variable clave, tanto a nivel macroeconómico como de los distintos sectores de consumo: energético, industrial, transporte, comercial-servicios, residencial y agropecuario.

El documento se elaboró en el marco del programa regional Base de Indicadores de Eficiencia Energética (BIEE), iniciativa impulsada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que cuenta con el apoyo de la Cooperación Alemana para el Desarrollo Sustentable en México (GIZ) y la Agencia Francesa de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (ADEME), en la que han participado los principales países de la región, incluyendo a Argentina, Brasil y Chile, entre otros.

El estudio, considerado por la propia CEPAL como “el más completo de América Latina” por la profundidad y alcance del análisis, fue elaborado por técnicos de la Conuee durante los últimos cuatro años, con el apoyo y supervisión cercana de expertos de la ADEME.

Dentro de las conclusiones más relevantes del estudio, que parte de un amplio conjunto de variables económicas, energéticas y sociales, en series de tiempo del periodo 1995 a 2015, se indica que las intensidades energéticas de los sectores residencial e industrial registraron la mayor reducción en su tendencia entre 1995 y 2015: en el primero la redujo en 45.9 por ciento y en el segundo en 15.6 por ciento, según el Informe.

Una conclusión significativa del documento es que la reducción de la intensidad energética del sector residencial es resultado de las políticas públicas para ese sector, muy particularmente las Normas Oficiales Mexicanas de eficiencia energética que se aplican a los principales equipos y sistemas consumidores de energía.

Por su parte, la mejora de la eficiencia en el sector industrial de México está asociada con cambios estructurales en sus procesos productivos; por consiguiente, se busca mantener la rentabilidad y competitividad en los mercados internacionales.

En el acto de presentación oficial del Informe, el director de la Sede Subregional en México de la CEPAL, Hugo Beteta, hizo una breve descripción del esfuerzo desarrollado para la elaboración del documento entre las instancias nacionales e internacionales.

El director general de la Conuee, Odón de Buen Rodríguez, agradeció la colaboración brindada por la CEPAL para la preparación del Informe, en especial el apoyo de Víctor Hugo Ventura, jefe de la Unidad de Energía y Recursos Naturales de la Sede Subregional en México.

Con este documento queda constancia del esfuerzo institucional desarrollado durante más de veinte años, en materia de eficiencia energética por parte de la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía y la actual Conuee, además de otras organizaciones nacionales.

Fuente: Energy efficiency indicators, fundamentals on statics, International Energy Agency

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *