El Nissan eléctrico de 1947

Abuelo del flamante LEAF, Nissan Tama fue el primer vehículo eléctrico de la automotriz asiática. Fabricado durante la posguerra, surgió como una solución a la necesidad de Japón de buscar fuentes alternativas al petróleo

El vehículo eléctrico Tama fue desarrollado por Tachikawa Aircraft Company, que finalmente se convirtió en parte de Nissan. Inspirados por su experiencia en el diseño de aviones, en 1947 los ingenieros crearon el prototipo: un camión de dos plazas alimentado por una batería. Tama fue pionero en su tiempo y proporcionó una solución a la escasez de petróleo en el Japón de la posguerra. Por tres años, hasta 1950, uno de sus papeles fue servir como taxi.

En comparación con el nuevo Nissan LEAF, contaba con una batería de plomo ácido de 3.3 kW, la cual le permitía alcanzar 65 kilómetros de autonomía con una sola carga.

Si bien el diseño y la tecnología automotrices han cambiado mucho desde su debut, buena parte de sus características y beneficios permanecen. En ambos vehículos –Nissan Tama y Nissan LEAF–, la batería se coloca debajo del piso, lo que les otorga un bajo centro de gravedad. Además, comparten la ventaja de un manejo estable y silencioso y brindan una emocionante aceleración instantánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *