Generación distribuida para PYMES

El mayor potencial de crecimiento para el nuevo esquema de energía solar está en las pequeñas y medianas empresas del país; sin embargo, la falta de financiamiento y el retorno de inversión tapan el sol a esta importante alternativa de generación

Por Elva Mendoza

En México existen 4.2 millones de unidades económicas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía. El 99.8 por ciento de ellas son pequeñas o medianas empresas (pymes) que aportan el 42 por ciento del producto interno bruto y generan el 78 por ciento del empleo en el país.

Pese a su importancia, pocos negocios de pequeña escala han optado por generar su propia energía eléctrica, señala en entrevista con Energy Management, Juan Pablo Robert, director de Marketing de Enlight, una de las empresas de sistemas de energía solar para casas, negocios e industrias.

Evolución Anual. Contratos de pequeña y mediana escala / Generación distribuida

Las pymes representan apenas un 15 por ciento de los clientes de esta empresa que, entre otros proyectos, fue la responsable de diseñar e instalar para FEMSA un sistema solar de gran escala y 50 sistemas para grupo Bimbo, incluido el techo solar más grande del país, además de crear la primera comunidad solar en un complejo de 450 casas solares en Monterrey.

Contrario a ello, el crecimiento en el sector residencial ha sido exponencial, informa el directivo, pues un 85-90 por ciento de los techos solares que reporta la Comisión Reguladora de Energía (CRE) pertenecen a casas.

En marzo pasado, la CRE dio a conocer que existen 94 mil 844 techos de este tipo en México, con una capacidad total de poco más de 692 megawatts (MW). Tan sólo en 2018, se instalaron más de 35 mil, lo que representa un 60 por ciento de crecimiento en el país.

Para la generación distribuida (GD), estos contratos contemplan una capacidad instalada de 445.21 MW, mientras que los de pequeña y mediana escala alcanzaron 247.65 MW.

Por entidad federativa, Jalisco, con 17 mil 97; Nuevo León, con 11 mil 45; y la Ciudad de México, con 7 mil 376, fueron los estados con mayor número de contratos.

Por capacidad instalada, Nuevo León, con 91.34 MW; Jalisco, con 88.86 MW; Estado de México, con 74.83 MW; así como la Ciudad de México, con 64.68 MW, fueron las entidades más relevantes en 2018.

Evolución Acumulada. Contratos de pequeña y mediana escala / Generación distribuida

Del total de los contratos, la energía fotovoltaica tuvo una participación de 94 mil 844; la eólica participó con 15; y la generación a partir de basura logró 34. “Eso señala que el mercado de personas aprovechando la energía solar ha crecido y va a continuar haciéndolo”, refiere Juan Pablo Robert.

Otro de los sectores que ha adoptado estos tipos de tecnología es el industrial. A decir del directivo, en los datos se ha visto un crecimiento mayor en la cantidad de megawatts instalados que en la cantidad de contratos que existen. “Eso sólo te dice una cosa: que son contratos muy grandotes que naturalmente no caben en el techo de una casa”.

Para Enlight, detalla Robert, los particulares optan por esta tecnología debido a la volatilidad de la tarifa eléctrica que “crece arriba del 20 por ciento anual para usuarios residenciales y más de un 40 por ciento para usuarios comerciales e industriales. México es el país latinoamericano con el costo más alto de energía y, para 2020, tendrá la mayor demanda eléctrica de la región”.

Ante este panorama, las pequeñas y medianas empresas tienen en la GD una oportunidad y una solución. “Yo creo que es donde más potencial hay y, sin embargo, donde más dormido se está. No ha despertado como quisiéramos por un tema de financiamiento. Les da temor invertir en algo que tiene un retorno de inversión de cuatro o cinco años, pero que tiene un beneficio enorme”.

Evolución. Acumulada por entidad federativa

Las pymes, explica Robert, tienen generalmente tarifas PDBT (pequeña demanda de baja tensión), con incrementos de hasta un 60 por ciento en el último año, pues el kilowatt les costaba poco más de dos pesos y, el año pasado, llegó a costar casi cinco.

“Para las pymes esta herramienta les permite destinar los recursos que hoy están gastando en electricidad a otras cosas. Congelan la tarifa de lo que consumen; están menos susceptibles a los cambios de tarifa que vemos en la red; es una solución a largo plazo que dura de 30 a 35 años; el impacto ecológico se reduce y además existen incentivos fiscales para aprovechar la energía del sol”.

Agrega que un sistema de energía solar es ciento por ciento deducible y en la Ciudad de México; por ejemplo, hay reducciones de un 20 por ciento en el impuesto predial y también sobre impuesto de la nómina de hasta el 40 por ciento.

“El sector de las pymes está interesado, pero el mayor reto que veo es el financiamiento. Creo que esto se puede liberar con el programa CSolar”, comenta Robert a Energy Management.

Generación distribuida. Tendencia a la evolución de contratos de interconexión

CSolar
En noviembre de 2018, se lanzó la iniciativa CSolar, un programa dirigido a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) con la intención de masificar los créditos para la adquisición de paneles solares. Ofrece garantías con fondos públicos para que la banca comercial, principalmente, otorgue financiamiento a tasas preferenciales para proyectos de GD.

Durante el lanzamiento, Daniel Chacón Anaya, vocero de Iniciativa Climática de México (ICM), subrayó que el programa va dirigido a pymes que pagan tarifas generales de baja y media tensión, que son las más costosas en el país y no reciben subsidios.

CSolar es un fondo de garantía de 96 millones de pesos, depositado por Nacional Financiera y autorizado por el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía. Su objetivo es acelerar el otorgamiento de financiamientos para la adquisición de sistemas fotovoltaicos interconectados, menores a 500 kW, bajo la modalidad de generación limpia distribuida y se enfoca, principalmente, a los usuarios no subsidiados de las micro, pequeñas y medianas empresas del sector comercial e industrial.

El programa es resultado de un trabajo conjunto entre el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias; Secretaría de Energía; Asociación de Bancos de México; Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente; Asociación Nacional de Energía Solar; Agencia de Cooperación Internacional GIZ; Asociación Mexicana de Fabricantes de Equipos Fotovoltaicos; Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica; Iniciativa Climática de México y la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex).

Generación distribuida. Tendencia en la evolución de capacidad instalada
Generación distribuida. Clasificación por tecnología

Energía para vender
Otra de las oportunidades que pueden preverse, señala Arturo Duhart, coordinador del Comité de Generación Distribuida de Asolmex, es la generación de energía no solamente para el autoconsumo sino también para la venta.

“Puede representar un buen negocio. Aunque hay algunas limitantes, no deben pasar el límite de instalación, que para una pyme monofásica es de 30 kW y para una pyme en tres fases es de 50 kW. Una vez que solventan su consumo, el excedente lo pueden invertir en el esquema de venta. La energía se vende bastante bien, la energía es muy cara en México”, refiere Duhart en entrevista con Energy Managament.

Lo que viene
Prevé Enlight que durante los próximos tres años México se convierta en el séptimo mayor mercado de energía fotovoltaica. “Se espera que existan casi 700 mil techos solares para 2023, hoy son menos de 100 mil, entonces, va a crecer cinco o seis veces el mercado los próximos años”, asegura Juan Pablo Robert.

Adicionalmente, en el corto plazo estarán operando complementos a la energía solar, como el tema del almacenamiento que permitirá a la gente, y no sólo a la industria, guardar los excedentes en baterías; los contratos colectivos o los contratos entre particulares que le permitirán, por ejemplo, a una familia o a un centro comercial, vender la energía que produce.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *