IIoT: otro modelo de negocios

La detección de puntos críticos con la finalidad de optimizarlos es una de las funciones que se logra con el IIoT, gracias a la comunicación que genera entre las líneas de producción industriales en relación al consumo energético, que representa un 30 % de los gastos operativos de una empresa

Por Violeta Contreras

La implementación del Internet Industrial de las Cosas (IIoT) en las empresas está revolucionando los procesos, haciéndolos más eficientes a menor costo. Actualmente, el 30 por ciento de los gastos operativos de las compañías proviene del uso energético, ya sea eléctrico o por combustibles; por lo tanto, si se logra obtener uno por ciento de optimización de los procesos mediante el IIoT, es posible ahorrar millones de dólares.

Así lo explicó Silverio Cavazos, Sr. System Engineer de OSIsoft, durante la conferencia Tendencias del Internet Industrial de las Cosas 2019. Se trata de una infraestructura de datos abierta y escalable, que tiene como objetivo potenciar las capacidades de las compañías mediante la información en tiempo real.

A través del análisis a distancia de todo lo que sucede en los procedimientos, permite transformar los datos operativos en conocimiento utilizable en las estrategias de negocio, comentó Cavazos.

En este sentido, OSIsoft, es una empresa dedicada a la transformación digital. Su propuesta más reconocida es el PI System, una inteligencia operativa que identifica con precisión las áreas donde se puede mejorar.

Al conocer las ventajas de este tipo de tecnología, múltiples empresas en México –CFE, Cemex, Peñoles, Vitro, Grupo México y José Cuervo– la han implementado. Desde sectores como el de la transformación, que incluye a las petroleras, químicas, petroquímicas y mineras, hasta aquellos de la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica; pasando por la industria del papel y la celulosa hasta la farmacéutica y los centros de datos, así como el sector de alimentos y bebidas.

Series de tiempo real
La base principal del IIoT está conformada por las series de tiempo, refirió el directivo, las cuales permiten analizar toda la información de una planta: niveles de presión, temperatura y flujos, por ejemplo, para observar el historial de cambios y hacer análisis de resultados.

De manera cotidiana, las aplicaciones del IIoT se reflejan en el servicio brindado a los usuarios finales: en aplicaciones para el móvil, sistemas operativos y aparatos tecnológicos; sin embargo, apuntó, esto sólo es posible gracias a los soportes industriales. Y, aunque en general se asocian al IIoT figuras robóticas, eso no necesariamente corresponde con la realidad.

“Estamos más conectados que nunca; tenemos una capacidad informática increíble a nuestro alcance. El día de hoy nuestro celular tiene más sistema de cómputo que toda la NASA cuando mandaron a los primeros hombres a la luna”, resaltó Cavazos.

Pero toda esa transformación digital, que a diario se observa en hechos tan sencillos como conectarse a las redes sociales, necesita la infraestructura de datos a un nivel de manufactura más amplio.

En aplicaciones industriales, el IIoT se implementa en equipos interconectados para monitorear operaciones de maquinaria y transporte. En el caso de los camiones de carga, monitorear sus operaciones sirve para ahorrar pérdidas ocasionadas por fallas. Los datos recolectados se analizan y con base en ellos se planean soluciones a corto y largo plazo para mejorar la eficiencia y obtener ahorros materiales y económicos.

Rentabilidad y eficiencia
Como menciona Silverio Cavazos, “en la industria petrolera, al optimizar el mantenimiento de las bombas en los pozos y en los equipos de perforación, por lo menos, se están detectando ahorros anuales mínimos de dos a cinco millones de dólares”.

Como ese, hay casos similares en distintos procedimientos de otros sectores. En cuanto a la optimización del proceso, algunos casos en la industria minera reportan que sus análisis son más inteligentes porque gracias a la transformación digital estudian los datos y, con ellos, pueden intuir los errores y corregirlos.

Además, el IIoT contribuye a cuidar las condiciones de seguridad ante las contingencias porque cualquier alteración en el funcionamiento del sistema operativo significa riesgos y costos.

El año pasado, uno de los clientes de OSIsoft informó que “implementar analizadores virtuales les permitió producir el equivalente a cuatro días más de producción por mes”, lo que representa millones de dólares en ganancias.

Con base en estos casos de éxito, la infraestructura de datos abiertos en tiempo real representa “una gran área de oportunidad para las pequeñas y medianas empresas, porque necesitan también sistemas de control, optimización y monitoreo para poder contar con este tipo de análisis”, explicó Cavazos.

Nuevo modelo de negocios
De acuerdo con OSIsoft, “las reglas y las prácticas comerciales para el intercambio de los datos comenzarán a tomar forma”. No sólo porque la implementación del lIoT se tiene contemplada en los planes económicos de las empresas, sino porque surgen nuevos cuestionamientos en las transacciones comerciales, o la contratación de servicios respecto a la propiedad de los datos que resultan del análisis de procesos, dijo el representante de OSIsoft

¿De quién son los datos, del prestador de servicios o del contratante? Cuando se instala una planta de emergencia en un edificio, no se sabe a ciencia cierta a quién le pertenecen los datos, reflexionó Cavazos.

La tendencia actual es que las empresas no compren activos, sino que renten servicios, algo que resulta productivo para los proveedores y las empresas contratantes; por lo tanto, señaló, el IIoT se está convirtiendo en base de novedosos modelos de negocios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *