La potencia solar que queremos de México

Luego de los avances de la reforma energética en México, podemos decir que hoy hay una oportunidad cada vez más grande para la energía solar en el país, pues allana el camino para una mayor participación de fuentes renovables. México cuenta con una excelente posición geográfica y radiación solar, los precios de la tecnología solar no paran de disminuir y la instalación de paneles solares no requiere mayor complejidad. Además de facilitar la sustentabilidad cuidando el medioambiente, se adapta a las necesidades de negocios y familias y es escalable.

A medida que la tecnología ha madurado, los costos han ido cayendo drásticamente, haciendo de la energía solar una de las más competitivas. México tiene todos los ingredientes para ser potencia solar, por su estabilidad económica, marco regulatorio, infraestructura necesaria y una red ya desarrollada. Es por ello que muchos expertos hablan de México como uno de los cinco países con mayor potencial solar del mundo.

De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), se estima que el potencial solar bruto del país es de 5.5 kWh por cada metro cuadrado al día, lo que representa alrededor de 50 veces el total de energía eléctrica generada en el país. La Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética establece que, para 2024, México deberá generar 35 por ciento de su electricidad mediante fuentes renovables.

La oportunidad de generación de energía solar se resalta en el informe Climascopio 2015, el cual posiciona a México como el séptimo mercado emergente con mayor atractivo para la inversión en el sector de las energías renovables, por encima de otros 48 países emergentes (el estudio fue desarrollado por una unidad de la agencia de información Bloomberg).

Por primera vez en la historia, el reporte señala que más de la mitad de la inversión anual para los proyectos globales de generación de fuentes de energía limpia se destinó para proyectos en los mercados emergentes, en vez de en países desarrollados. Con este nivel de apetito de inversión, es posible que México y otros países de Latinoamérica tengan un panorama energético distinto durante la próxima década.

Estas noticias son una invitación para que el país abra sus puertas a la energía solar y goce de una mayor diversificación de la matriz energética, condición vital que asegura un abastecimiento de energía a precios razonables.

Éste es un paso importante para reafirmar la estabilidad y la sostenibilidad energética de un país, y México va por el camino correcto, en la medida en que la transición energética se mueva en línea con los compromisos hechos en la pasada COP21 de París.

Hoy, podemos decir que estamos listos para participar, ahora que la reforma energética ya ha sido anunciada y el mercado se está abriendo a las oportunidades de la energía solar.

José Miguel Ferrer

Director de Desarrollo de Negocio Internacional de Solarcentury para Latinoamérica. Ingeniero agrónomo de formación, coordina el equipo de ventas para LATAM. Ha trabajado para diferentes firmas de ingeniería y diseño, como responsable de Ventas y de Mercado. Cuenta con experiencia de más de 10 años en el sector de energía solar fotovoltaica.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *