México hacia la excelencia en eficiencia energética

En un proceso de mejora continua, cada vez son más los esfuerzos para que el diseño, construcción y operación de los inmuebles de todo tipo alcancen un desempeño más alto y sustentable. Por ello, un grupo de organizaciones y dependencias unieron esfuerzos para reconocer a lo mejor de la edificación inteligente en el país

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Durante 2017, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) trabajó en la elaboración del proyecto piloto de “Excelencia en Eficiencia Energética en Edificios E4”, en conjunto con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC),  la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ), la consultora de Proyectos Integrales en Ingeniería y Medio Ambiente (PIIMA), la Asociación Nacional de Normalización y Certificación (ANCE) y el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación (ONNCCE).

Este proyecto tiene como eje rector mejorar la competitividad de las construcciones, además de contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático. Por ello, el objetivo de esta iniciativa es evaluar la eficiencia energética en edificios privados y sucursales bancarias de México, a fin de reconocer a todos aquellos que son de excelencia mediante una etiqueta.

Así, surgió el sistema E4 Excelencia en Eficiencia Energética de Edificios, el cual evalúa la demanda de energía eléctrica del año inmediato anterior en inmuebles corporativos a partir 1 mil metros cuadrados. Igualmente, se considera el equipamiento de la edificación a través de 20 variables que impactan su consumo energético y el de sus sistemas de automatización, HVAC, iluminación y energías renovables, entre otras.

La primera entrega de los premios del proyecto piloto de “Excelencia en Eficiencia Energética en Edificios E4” tuvo lugar en el auditorio de Torre Reforma, uno de los íconos de la edificación inteligente y sustentable en el país

Ana Córdoba, coordinadora de Eficiencia Energética de GIZ, explica que desde 2011 han brindado asistencia técnica a la Conuee y al INECC para desarrollar un sistema de benchmarking de eficiencia en edificios. Sin embargo, luego de examinar el desempeño de los inmuebles de la administración pública federal, ahora están probando en el sector inmobiliario.

Así, la Conuee y el INECC, con el apoyo de GIZ, desarrollaron los algoritmos para calificar el desempeño de los edificios privados de uso de oficina. Para ello, se utilizó una técnica de equiparación energética en inmuebles del mismo tipo y condiciones climáticas similares, y se les asignó una calificación de 0 a 100 puntos. Este sistema se fundamentó en la metodología Energy Star®, un programa de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos que promueve el uso eficiente de la electricidad.

El resultado proviene del cociente del consumo energético proyectado entre el consumo energético real en kWh/m2 año (en este caso 2017 contra 2016). Estos comparativos sirven para que las empresas detecten oportunidades de ahorro, establezcan metas e implementen iniciativas para alcanzar la eficiencia, así como para que conozcan la huella de carbono de cada edificio y la reporten a sus grupos de interés.

“Este tipo de herramientas son aplicadas en ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Seattle o San Francisco; es obligatorio que los operadores de edificaciones entreguen esta información para poder ser calificados. Aquí, en Ciudad de México, es necesario promover los sistemas de gestión como el que lleva a cabo la Conuee en conjunto con GIZ” aseguró Odón de Buen, director general de la Conuee.

Los nueve ganadores en este evento pertenecen a empresas como: Colliers, JLL, Cushman & Wakefield e instituciones bancarias como Banorte y HSBC

Los grandes ganadores
Luego de dicho proceso de evaluación, liderado por el equipo integrado por la Conuee, GIZ y las unidades de verificación (ANCE/ ONNCCE), se llevó a cabo, en marzo de 2018, la premiación de los nueve inmuebles participantes en este primer ejercicio, pertenecientes a empresas como Colliers, JLL, Cushman & Wakefield e instituciones bancarias como Banorte, HSBC y Citibanamex.

La ceremonia tuvo lugar en el auditorio de Torre Reforma, uno de los íconos de la edificación inteligente y sustentable en el país, en presencia de los subsecretarios Leonardo Beltrán Rodríguez, de la Sener, y Rodolfo Lacy Tamayo, de la Semarnat, así como los titulares del INECC, María Amparo Martínez Arroyo, y de la Conuee, Odón de Buen Rodríguez.

Durante el evento, se dio a conocer que los edificios reconocidos se dividieron en dos categorías, dependiendo del puntaje obtenido: de 90 a 100 puntos fueron merecedores de la estatuilla E4, junto con la etiqueta de excelencia, mientras que aquellos que lograron de 75 a 89 puntos se les entregó un reconocimiento por su participación en el proyecto piloto.

Así, derivado de este comparativo sobre el desempeño energético de las edificaciones, los grandes ganadores de la primera entrega de premios E4 fueron: con 100 puntos Corporativo Azul Masaryk/MASTOTA, cuyo property manager es la compañía Colliers; con 98 puntos, el Edificio Corporativo HSBC PRIME; en tercer lugar, Torre Origami, con 95 puntos, mientras  que las oficinas corporativas Banorte, en Morelia Centro, obtuvieron 92 puntos en la escala.

El reconocimiento al desempeño energético E4 en sus categorías de excelencia y eficiencia lo otorga la Sener, a través de la Conuee, la Semarnat y el INECC, con la asistencia técnica de GIZ

“Esta es una manera de ir bajando a nivel local, y en cada parte del país, las acciones que se deben tomar. Tenemos que hacerlo en este momento y en las ciudades es importantísimo, pues se están construyendo muchos edificios nuevos y adecuando otros. Necesitamos que sea en ese momento en donde se consideren criterios y medidas para realmente tener una mejor eficiencia y sustentabilidad energética”, aseveró durante la ceremonia María Amparo Martínez Arroyo, titular del INECC.

Al respecto, el subsecretario de planeación y transición energética de la Sener, reconoció que el cambio en la operación de los edificios en México es una decisión de negocios, que conduce a un mercado más competitivo desde el origen y que transita hacia un uso más eficiente de energía en toda la cadena de valores. “Sin duda, el confort es un extra de calidad positiva, que no se ha incorporado propiamente en la ecuación, pero ahí está como un cobeneficio asociado a la eficiencia energética. En los edificios eficientes, la gente tiene confort y una mejor calidad de vida”, agregó el funcionario.

Finalmente, el Dr. Rodolfo Lacy, secretario de Planeación y Política Ambiental de la Semanart, recordó los esfuerzos que se están realizando a nivel mundial en la disminución de las emisiones contaminantes a la atmósfera, ámbito en el que las edificaciones también deben participar. “Actualmente, hay muchas métricas internacionales y objetivos de neutralización en muchos países y sectores. Para 2030 está planteado el objetivo de que todos los edificios nuevos sean cero emisiones con neutralidad de carbono en su operación. La entrega de este premio es un ejemplo de que sí se puede avanzar en México, porque estamos a la vanguardia”, concluyó.

Primera entrega de premios del Proyecto piloto de Excelencia en Eficiencia Energética en Edificios E4

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *