Normas 08 y 020, al cuidado de los recursos naturales

Implementar normas ayuda a preservar recursos naturales y establecer especificaciones de materias primas o materiales para evitar que sean un riesgo para la salud humana, animal y vegetal, o para el medioambiente

Por Ana Carolina Salas

Desde tiempos antiguos, la arquitectura ha tomado en cuenta las condiciones naturales y no sólo la estética del edificio. Actualmente, en la carrera contra el cambio climático, cada vez es más importante considerar todas aquellas herramientas que nos permitan tener una utilización prudente y racional de la energía, que es justo el objetivo de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en Eficiencia Energética.

Específicamente, la NOM-008-ENER-2001 y la NOM-020-ENER-2011 tienen como objetivo “normalizar productos y sistemas que por su consumo de energía y número de unidades fabricadas y comercializadas ofrezcan un potencial de ahorro y aseguren el cumplimiento de las normas, esto a través de laboratorios de prueba, organismos de certificación y unidades de verificación”, explicó en webinar, Rafael Nava Soto, subdirector de Verificación de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee).

Dichas reglamentaciones son aplicables al sector doméstico, industrial, comercial, agrícola y municipal, pero también a de inmueble y vivienda, rubros en los que ha tenido un impacto significativo, ya que cubre más del 80 por ciento del consumo de energía de una casa promedio.

Al respecto, el ingeniero Nava comentó que se trata de un programa muy robusto basado en la Ley Federal comisionada: “Es lo que da base a este proceso y es el programa de ahorro de energía de mayor impacto en América Latina”.

El beneficio tangible de las normas
Las NOM son “el trabajo en consenso y en conjunto de fabricantes, institutos de investigación, asociaciones de profesionales, cámaras de la industria y comercio, y gobierno”, explicó Nava.

Establecen las características que deben reunir los productos y procesos para poder preservar, en este caso, los recursos naturales, así como las especificaciones de materias primas o materiales, con el objetivo de evitar que sean un riesgo para la salud humana, animal, vegetal o el medioambiente.

Las NOM 08 y 020 decretan, en términos generales, que la ganancia de calor por radiación solar es la fuente más importante a controlar y esto se logra con un diseño adecuado de la envolvente.

Es decir, a través del análisis de la orientación de la edificación, el sombreado, el uso de vidrios especiales, la temperatura exterior y las condiciones del viento es posible el ahorro de energía por disminución de la capacidad de los equipos de enfriamiento y un mejor confort de los ocupantes del inmueble.

El envolvente es un recurso indispensable, ya que a través del techo, paredes, ventanas y puertas, elementos que separan el espacio interior del exterior, se puede limitar la entrada y salida del calor.

¿Cómo usarlas?
El campo de aplicación de estas normas es para edificios nuevos y las ampliaciones de edificios existentes. En general, su contenido es similar: un objetivo, una serie de definiciones, un criterio de aceptación, un edificio de referencia (el que va a establecer la comparativa de un edificio proyectado), un apéndice normativo y uno informativo, comentó el especialista.

Para lograr la certificación es necesario que la ganancia de calor del inmueble proyectado sea menor o igual a la ganancia de calor del edificio de referencia.

Para este objetivo las normas incluyen un apéndice normativo con tablas que sirven de referencia para el análisis, así como un formato para desarrollar el cálculo del presupuesto energético. En el apéndice informativo se publican valores de conductividad y aislamiento térmico de diversos materiales que pueden usarse como apoyo para realizar el cálculo de todos los componentes o elementos que participan en este proceso.

Si la edificación o vivienda logra los valores necesarios contará con una etiqueta de eficiencia energética y, en el caso de edificios, con una placa.

Normas relacionadas con la 08 y 020
Las Normas 018 y 024 también pueden guiar al cumplimiento de las anteriores. La primera se enfoca en aislantes térmicos para edificaciones, y la segunda en las características térmicas y ópticas del vidrio y sistemas vidriados para edificaciones; ambos aspectos importantes en el coeficiente global de transferencia de calor y de sombreado.

El camino de estas normas
Es expedida la Ley Federal sobre Metrología y Normalización con normas para cuidar los recursos no renovables
Se constituye el Comité Consultivo Nacional de Normalización (CCNN), encargado de elaborar y expedir las Normas Oficiales Mexicanas. Comienzan regulando refrigeradores, acondicionadores de aire y motores trifásicos
Se publican la Norma 08 en el Diario Oficial de la Federación y la Convocatoria para Acreditación y Aprobación de Unidades.

Es de aplicación nacional

Se publica la Norma 020 en el Diario Oficial de la Federación. Es de aplicación nacional. El mismo año se modifica el coeficiente global de transferencia de calor contenido en dicha norma
– 82 laboratorios, 11 organismos de certificación, 207 unidades de verificaciones dedicadas a las normas de iluminación (07 y 013), y 8 unidades de verificación para las normas de edificaciones (08 y 020). Todas debidamente acreditadas y aprobadas de acuerdo con la Ley Federal de Metrología y su reglamento

– 32 normas de eficiencia energética, 26 de producto y 6 de sistema

– 233 dictámenes en la Norma 08, y 267 en la Norma 020

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *