Toda la industria por delante

Carlos Hernández Velasco, joven líder en México de Chardon Group, empresa taiwanesa con más de 20 años de experiencia en la industria de accesorios para media tensión subterránea, detalla el reto de abrirse paso en un mercado de grandes empresas. Ya ha pasado el periodo de reconocimiento. El siguiente paso es demostrar lo que los diferencia del resto

Por Manuel Merelles / Bruno Martínez, fotografías

Carlos Hernández, Sales & Marketing manager para Chardon Group, describe a la empresa con un par de adjetivos que podría parecer contradictorio: humana y agresiva a la vez. No obstante, esta combinación les ha permitido escalar peldaños y ubicarse como un competidor firme en el rubro de accesorios para cables de media tensión subterránea.

Hernández añade que la empresa cuenta con las certificaciones necesarias y un fuerte impulso basado en el compromiso. Asimismo, tras un breve recuento de los orígenes, habla de los retos superados y de los objetivos que habrán de alcanzar.

A0CE0042160

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo nace Chardon Group?
Carlos Hernández Velasco (CHV): Chardon Group es una empresa taiwanesa que compró su tecnología a la empresa estadounidense Chardon Electrical Components; la cual, en algún momento, fue parte de otra muy importante en el mundo eléctrico: Hubbell. De ahí nace Chardon Group y la producción se va de México a Taiwán.

CE: ¿Cómo llega la empresa a México?
CHV: Chardon ingresa al mercado mexicano en octubre de 2013, al percatarse de que la mejor estrategia no era depender únicamente de dos clientes OEM, a quienes se les maquilaba. Asimismo, se notó que gran parte del mercado nacional no se estaba cubriendo, por lo que Chardon decidió cubrir, específicamente, México y Brasil, de manera simultánea.

CE: ¿Cómo ha acogido la industria mexicana la oferta tecnológica de Chardon Group?
CHV: Nos han acogido de buena manera, gracias a que contamos con el respaldo de haber fabricado por muchos años para dos de las transnacionales más importantes a nivel mundial.

Al realizar un mapa de posicionamiento, si se divide entre marcas de buena y de mala calidad, Chardon se ubica en el universo de las primeras como el actor con los precios más competitivos, aspecto que ha impulsado el posicionamiento de la marca en México.

Con esta oferta de valor, el mercado ha funcionado. Incluso, estamos trabajando para lograr un acercamiento con los distribuidores más fuertes de la competencia, a fin de que comercialicen productos Chardon; es decir, nuestra oferta de accesorios para cable de media tensión subterránea.

CE: ¿A qué sectores atienden con su oferta de productos?
CHV: Nuestro usuario final, indistintamente, es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aunque para poder llegar a ella existe toda una cadena de distribución.

El primer paso contempló a nuestros distribuidores máster, que a su vez venden subdistribuciones. El precio que se les ofrece a los distribuidores máster resulta suficiente para competir frente a frente con otros fabricantes de nuestra competencia que se encuentran bien posicionados. Lo anterior significa que ellos podrían venderle a alguno de los distribuidores al precio que ellos compran; es como levantar un escalón en la cadena. Al final del día, esto se refleja en el usuario final. En la actualidad, contamos con tres distribuidores para el territorio mexicano.

CE: ¿A qué otros países atiende Chardon Group?
CHV: Actualmente, tenemos presencia en Taiwán, China y, a través de nuestros clientes OEM, atendemos a EUA y Canadá. En atención directa, operamos en México, Brasil, Ecuador, Colombia, Chile, República Dominicana, Filipinas, Japón y Corea -donde tenemos una planta-, y estamos comenzando las negociaciones para penetrar en el mercado europeo, empezando por España e Italia.

CE: En el caso de México, ¿cuentan con distribución en toda la república?
CHV: Sí, nosotros distribuimos a tres empresas máster, las cuales, a su vez, cargan inventarios y asumen la responsabilidad del material de stock y de su distribución por todas las regiones de la República Mexicana.

CE: ¿Cómo se ha modificado la industria desde la creación de Chardon Group hasta ahora?
CHV: Se ha modificado bastante. Coincidentemente, para el año en el que entró Chardon a México, muchas compañías de maquila baratas ya habían entrado al mercado mexicano.

Las empresas que fabricaban productos de mala calidad y bajo precio se vendieron en México dañando el mercado en dos sentidos: primero en temas de precio, porque el mercado se devaluó, y segundo en temas de confianza, ya que eran productos que al final del día fallaban.

Cuando entró Chardon Group nos tocó luchar contra esta concepción negativa. Nuestra tecnología se desarrolló en EUA y ubicamos nuestra planta donde es más barato producir.

CE: ¿Sobre qué valores se sustenta Chardon Group?
CHV: Es una empresa muy humana. El valor principal dentro de ella es la confianza, la cual se refleja en los equipos. La empresa generalmente tiene equipos pequeños y flexibles que permiten su utilización de manera conveniente para sacar adelante los proyectos.

El humanismo de Chardon también se ve reflejado en nuestro líder, el señor Thomas Liam, quien suele tener atenciones con todos nosotros, al grado de que ha visitado a nuestras familias, es muy atento, completamente humano y esto lo ha filtrado a todos los escalones de la empresa.

CE: Dentro de Chardon Group, ¿qué importancia tiene el recurso humano?
CHV: Diría que es el más importante, sobre todo porque los equipos se encuentran dispersos. Hay gente en Brasil, en México, en EUA, en China, en Taiwán y en Corea. Por la manera en que nos tenemos que comunicar, la organización que requerimos y la diferencia en los husos horarios, el factor humano se vuelve fundamental, debido a que 90 por ciento de las ocasiones dependes de una persona a quien probablemente nunca has visto y a quien tienes que confiar información a ciegas. En otras palabras, la confianza dentro de ese factor humano es crítica.

CE: ¿Cuentan con algún tipo de programa de capacitación?
CHV: Sí. En la planta se llevan a cabo capacitaciones de forma recurrente. Este año me tocó presenciar capacitaciones en las cuales se ofrece la parte técnica, la parte comercial, que generalmente se basa en la retroalimentación de cada uno de los miembros del equipo, y, por último, la parte social.

Además, siempre se generan foros con el objetivo de interactuar con otras personas del equipo para que se reduzcan al mínimo las situaciones imprevisibles.

CE: ¿Cómo fue su llegada a Chardon Group y cómo ha sido su desarrollo personal desde entonces?
CHV: Estudié la carrera de Mercadotecnia y entré como becario al sector eléctrico hace ya cinco años. Me fue muy bien en la empresa en la que trabajaba, pero llegó un punto en el que buscaba realizar un proyecto personal. Emprendí un negocio, que desafortunadamente no prosperó.

Entre los contactos que realicé en mi empleo anterior surgió la oportunidad de aplicar para una posición en Chardon Group. Al final, tomé el proyecto y gracias a Dios me ha ido muy bien.

Durante el primer año nos enfocamos en las certificaciones que se requieren de forma legal para vender en México. Son procesos duros, porque implican tanto partes técnicas como dar a conocer la marca.

En término estrictos, Chardon Group es una de las dos empresas que han terminado todas las pruebas existentes para sus productos y eso es algo que vendemos. Somos la única empresa que cuenta con intercambiabilidad con todas las empresas líderes del mercado. Esta característica la colocaría como nuestro diferencial competitivo en relación con nuestros competidores en el mercado mexicano.

CE: ¿A qué desafíos se han tenido que enfrentar?
CHV: En la etapa cero fue construir el canal de distribución, lo cual fue difícil, porque si bien el mercado mexicano no es pequeño, tampoco es enorme, y existen muy pocas empresas que lo dominan.

Entonces, convencer a una empresa que no te conoce y que lleva una relación de años con tu competencia para que te contemple y decida redirigir esa inversión hacia ti fue el primer reto que tuvimos que superar, sobre todo porque en ese tiempo aún no habíamos pasado las pruebas de certificación.

Cabe resaltar que el periodo de pruebas duró un año. Al término de ese periodo, ya contábamos con tres distribuciones en un igual número de muy buenas empresas. Ése fue el reto más importante.

CE: ¿Cuáles han sido los logros más significativos que ha alcanzado Chardon Group en México?
CHV: En enero de 2014, la CFE realizó ligeras modificaciones en la norma para efectos de pasar las pruebas, es decir que las volvió más estrictas. Todos los fabricantes que ya las habíamos presentado tuvimos que volver a realizarlas.

El gran logro que tuvo Chardon fue colocarse como la primera empresa en aprobar las nuevas pruebas; fuimos los primeros, incluso contra competidores que llevaban en el mercado nacional 10, 15 o 20 años.

El segundo logro fue la rapidez con la que desarrollamos los productos. A mediados del año pasado se realizó un estudio de los productos que se necesitaban lanzar para el mercado mexicano. Se llegó a una lista de nueve, de los cuales, en 10 meses, se terminaron cinco y se espera que los cuatro productos que faltan se terminen antes del primer cuarto de este año.

Decimos que es un logro porque mi competencia requiere, en general, dos o tres años para desarrollar un único producto; mientras que nosotros desarrollamos en meses lo que ellos hubieran desarrollado en muchos años.

CE: ¿Cuáles son las perspectivas que visualiza Chardon Group para el año que recién inicia?
CHV: Chardon es una empresa agresiva. El proyecto para 2015 es, al tener los trenes de prueba terminados, enfocarnos al ciento por ciento en la especificación de los productos.

El plan contempla visitar todas las zonas y divisiones de la CFE en el país, trabajar conjuntamente con nuestros distribuidores y fomentar las condiciones necesarias con el propósito de construir una planta de Chardon México en 2016, que se contempla que se construya en la zona de El Bajío.

Con la planta en México se espera adquirir ventajas competitivas a través de los tratados comerciales que tiene el país, los cuales esperamos que nos permitan penetrar los mercados de Sudamérica y de Europa.

CE: ¿Tienen definido algún otro plan a largo plazo?
CHV: Constantemente nos encontramos desarrollando nuevas líneas de producto. En adición a las líneas de accesorios para cable, estamos avanzando en el desarrollo de productos de protección, como un recloser para las tres tensiones que se manejan. Dicho producto es un proyecto del equipo de Corea y es el primer inaugural para desarrollar una línea completa en términos de protección para complementar nuestra línea de accesorios para distribución subterránea. Esto también tiene que pasar en los próximos tres o cuatro años.

CE: Para finalizar, ¿cómo describiría a Chardon Group en una oración?
CHV: El fabricante de accesorios para cable más comprometido del mercado. Todo lo que hacemos en la compañía lo asumimos como un compromiso, lo cual está íntimamente vinculado con la cultura del país en el que se encuentra fundada la empresa.
————————————————————————————————————————————————–

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *