Las pymes y la cadena energética

A tan sólo tres años de su fundación, el Clúster Energético de Nuevo León se convirtió en el más grande de Monterrey al incorporar a más de 55 empresas del sector

Fotografía de portada: Fernando Rodríguez Tovar, director general del Clúster Energético de Nuevo León

El Clúster Energético de Nuevo León es una asociación civil cuyo objetivo es elevar la competitividad del sector de la energía para convertirlo en uno de los principales proveedores de desarrollo económico del estado, así como un referente a nivel nacional e internacional.

Su director es Fernando Rodríguez Tovar, quien tiene amplia experiencia profesional en la planeación estratégica y coordinación de proyectos de inversión energética en México. Cuenta con una maestría en Administración Pública y Política Pública por parte del Tecnológico de Monterrey y un diplomado en Gestión de Clústers. Trabajó como asesor de la Subsecretaría de Energía de la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León.

Rodríguez ha estado al frente del clúster desde su creación, en marzo de 2016, y durante tres años la iniciativa ha experimentado un importante crecimiento.

“El clúster comenzó tan sólo con 18 socios, pero ahora tenemos 55 empresas, 10 instituciones de la academia y tres de gobierno”, dice Rodríguez en entrevista para Energy Management, quien además habla sobre el nuevo programa de proveeduría enfocado a las pymes, así como de los logros y perspectivas del grupo.

Están en proceso de afiliación 20 compañías. El objetivo es tener en año y medio 60 firmas, pero la respuesta ha sido tanta que ya nos pidieron otra convocatoria para las que no pudieron asistir

Energy Management (EM): ¿Cuéntenos más acerca de su nombramiento como director del Clúster Energético de Nuevo León?
Fernando Rodríguez Tovar (FRT): El clúster está compuesto por tres partes: industria, academia y gobierno. Mi experiencia profesional en el sector comenzó en el Tecnológico de Monterrey, en un área que veíamos tanto el tema de clústeres como el de energía. Luego trabajé para el gobierno estatal en la que fue la Subsecretaría de Energía, esa fue la experiencia que los empresarios y el presidente del Clúster, el ingeniero César Cadena, juzgaron necesaria, ya que pasé por las tres áreas y vi cómo se ve desde cada una el tema energético.

EM: ¿Cómo asume el liderazgo al ocupar un cargo de este nivel?
FRT: El compromiso es enorme porque yo soy el director de una parte operativa pero, al mismo tiempo, debo aprender de los directores de las empresas que conforman el clúster, las cuales son también muy grandes y cuentan con mucha experiencia. De alguna manera, yo soy quien reúne toda la información, consejos y las experiencias que ellos nos dan para ejecutar las acciones dentro de la organización.

EM: ¿Cuál considera que ha sido su aporte para el éxito del clúster?
FRT: Ejecutar lo que los empresarios con más experiencia, las personas de gobierno en el área de energía y los académicos con mucha trayectoria piensan acerca de la industria de la energía. Siempre digo que mi trabajo es como el de un traductor, porque las tres áreas requieren el crecimiento del sector energético, pero a veces hablan un poco diferente. Yo hago que se entiendan para que tengan las mismas bases y de ahí a trabajar.

EM: ¿Cuál ha sido algún momento decisivo que le ha tocado atestiguar?
FRT: Recientemente, recibimos una certificación por parte de la Comisión Europea, somos el primer clúster de energía en México en lograr esa certificación. Esto es el comienzo para llegar a estar a la par de los clústeres de energía europeos y nos dará mucho material de trabajo y crecimiento para los próximos años.

EM: ¿Cómo es la relación de trabajo del clúster con sus miembros?
FRT: Nuestra labor va enfocada a la integración de las empresas y a lograr una mayor vinculación con los órganos reguladores y organismos federales que tienen que ver con la energía. Para ello emprendemos talleres, conferencias y conectamos a las universidades con las empresas para que estén en la misma sintonía.

EM: ¿Cómo obtienen su financiamiento?
FRT: El fondeo del clúster es, principalmente, a través del pago anual de membresías. El precio varía dependiendo de la categoría de la empresa; de esta manera, se sostiene la parte operativa.

La otra parte es que contamos con un convenio con el gobierno estatal, por medio de la Secretaría de Economía y Trabajo, que nos otorga un recurso de manera anual para aplicarlo a la generación de proyectos.

En el caso de las pymes, su aportación será pequeña y servirá para mantener la plataforma electrónica que buscamos crear.

EM: ¿Cuáles son los logros del clúster?
FRT: El año pasado dimos más de nueve talleres con los órganos reguladores en Nuevo León. Tuvimos dos encuentros de negocios. Creamos un premio de innovación para reconocer proyectos de jóvenes estudiantes del Estado e iniciamos el Programa de Desarrollo de Proveedores para Pymes.

EM: ¿Cuáles son sus retos a futuro?
FRT: Nuestro reto principal es fortalecer la cadena de valor con el programa para las pymes y, de este modo, lograr que las empresas grandes volteen a ver a las pequeñas para generar más interacción de negocios y de conocimiento dentro del sector energético de Nuevo León.

Clúster Energético de Nuevo León

El Clúster Energético de Nuevo León, uno de los más grandes de México, ha crecido a la par de la Reforma Energética. Hoy en día, cuenta con compañías locales, nacionales e internacionales, pertenecientes al segmento eléctrico y de hidrocarburos, así como de servicios; algunas de ellas son la italiana Enel, las francesas Engie y Schneider Electric, la alemana Siemens, así como las mexicanas OXXO Gas, Cemex, Solensa, entre otras.

Esta importante representación de sus miembros es lo que motivó la realización del proyecto de Desarrollo de Proveedores de la Industria de Nuevo León, con apoyo de la Secretaría de Economía federal y de la Secretaría de Economía estatal, el cual busca fomentar la integración de las pequeñas empresas con los grandes actores de la industria energética.

Fernando Rodríguez comenta que el clúster apoyará el desarrollo de las pymes mediante varias acciones; en primera instancia, buscará mejorar el área de certificaciones, abarcando las más específicas como ISO, OSHA y otras relacionadas a la gestión y el medioambiente.

Además, se creará un directorio electrónico de proveedores de la industria energética, que servirá para tener un mapeo de las empresas y facilitar los encuentros de negocios entre ellas. Se realizarán reuniones bimestrales donde las pymes podrán plasmar sus necesidades ante el consejo en presencia de grandes empresas, y se buscará un fondeo del gobierno estatal para realizar cursos especializados y procesos de certificación en beneficio de éstas.

“Están en proceso de afiliación 20 compañías. El objetivo es tener en año y medio, 60 firmas, pero la respuesta ha sido tanta que ya nos pidieron otra convocatoria para las que no pudieron asistir”, afirma el también experto en administración y política pública.

Para este proyecto, la dirección del clúster realizó un estudio para evaluar el potencial económico de las pymes en la proveeduría del sector de hidrocarburos de Nuevo León, calculado en 380 millones de dólares, aproximadamente, siendo las actividades de perforación, ambientales y maquinados las tres más importantes.

El análisis mostró que alrededor de un 70 por ciento de los insumos de las empresas proveedoras de Nuevo León son mexicanos y, de ese porcentaje, cerca de un 60 por ciento es comprado en el mismo Estado. “Eso quiere decir que tenemos una cadena de valor muy bien integrada en el sector energético”, sostiene Rodríguez.

Respecto al mercado eléctrico, aunque todavía no tienen resultados comprobables, existe el conocimiento de que se trata de “una industria muy madura, en donde los requerimientos son cables, tuberías, maquinados, generación de gas, o bien, nuevas tecnologías enfocadas a las energías renovables”, añade.

De este modo, concluye Rodríguez, la integración de las compañías estatales puede ser la mayor fortaleza para el desarrollo económico de la entidad y del país, por lo que esperan seguir siendo “una plataforma de entendimiento entre todos los actores del sector que ayude al fortalecimiento de la cadena de valor de la industria energética”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *