Histórico de la revistaPortada

Seguridad en instalaciones eléctricas

En cualquier tipo de obras es indispensable. Tenerla en cuenta aumenta el rendimiento de los equipos y disminuye accidentes. No aplicar las normas y los procedimientos correctos puede ocasionar daños irreparables.

Por Antonia Tapia.

Al realizar una instalación eléctrica, una persona se expone a descargas, incendio de las instalaciones o explosión.

La seguridad en instalaciones eléctricas es una problemática frecuente dentro del sector. Su importancia radica en el alto índice de accidentes que se producen por ignorarla. En México, según datos de la Asociación Nacional de Normalización y Certificación del Sector Eléctrico (ANCE), se presentan 560 muertes por electrocución al año, de las cuales, 31.4 por ciento ocurren en el hogar. En la capital del país, el panorama tampoco es alentador. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Protección Civil, en relación con el año pasado, los accidentes por corriente eléctrica han aumentado 51 por ciento, siendo las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Tlalpan y Benito Juárez las que más registran.

Por lo general, este tipo de incidentes se producen por diversos factores, entre los que destaca la antigüedad de la propiedad, la ausencia de mantenimiento en sus instalaciones y la falta de cumplimiento de normas y procedimientos.

El campo de aplicación de la seguridad eléctrica se extiende a todo tipo de propiedades, instituciones, casas móviles, construcciones flotantes, ferias, hospitales, exposiciones, líneas aéreas, subestaciones, alumbrado e instalaciones eléctricas subterráneas.

En ese orden, las condiciones de seguridad se utilizan para el equipo e instalaciones eléctricas, subestaciones y zonas de trabajo. Cumplir con sus reglas es inexcusable para instaladores y ocupantes de los inmuebles.

Para el ingeniero Francisco Pérez Treviño, la seguridad en las instalaciones eléctricas es un tema muy importante, ya que si se realiza adecuadamente minimiza el riesgo de electrocución en las personas y, en los inmuebles, reduce los daños por incendio: “La seguridad debe tenerse en cuenta desde el diseño de las instalaciones. En esa etapa, se calculan o dimensionan los equipos a utilizar, como el calibre de los conductores, canalizaciones, interruptores de protección y sus ajustes. Además, cada uno de los componentes debe estar aprobado por los organismos de certificación, y la instalación física tiene que ser realizada por personal calificado, utilizando métodos adecuados”, explica.

EFECTO DE LA TEMPERATURA SOBRE LA PIEL HUMANA

Temperatura de la piel

Tiempo de alcance de la temperatura

Daño causado

110 °F

6 horas

Empieza el rompimiento de la célula

158 °F

1 segundo

Destrucción total de la célula

176 °F

0.1 segundos

Quemadura de segundo grado

200 °F

0.1 segundos

Quemadura de tercer grado

Fuente: Ing. Javier Oropeza Ángeles, Seguridad eléctrica

Los principios fundamentales de la seguridad eléctrica son la protección contra choques eléctricos, contra efectos térmicos, sobrecorrientes, corrientes de falla y sobretensiones.

El ingeniero Rafael Sánchez agrega que, si se cumplen las normas y procedimientos en las plantas industriales, por ejemplo, se evitan paros prolongados y accidentes a las personas en caso de falla. Estos podrían costar vidas o incapacidades, con el consiguiente golpe económico a quien lo sufre o su familia.

Una instalación eléctrica es peligrosa cuando no reúne las condiciones mínimas de seguridad. Estas condiciones están señaladas en la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEDE-2005, Instalaciones Eléctricas (utilización). En esta Norma se indican temas como tipos de canalización para los conductores, protecciones que deben tener los equipos y conductores, distancias mínimas de seguridad para trabajar cerca de algún tablero o equipo eléctrico, y la forma de poner a tierra (“aterrizar”) todas las partes metálicas no conductoras de corriente. El cumplimiento de esta norma es obligatorio dentro de todo el territorio mexicano.

El ingeniero Eduardo Rivas puntualiza que los peligros derivados del uso de la electricidad pueden ser la descarga eléctrica, que es el paso de corriente eléctrica a través del cuerpo por contacto con un conductor o parte energizada; el arco eléctrico o chispa eléctrica, el cual se produce por cortocircuitos, interrupción de corriente o disminución del nivel de aislamiento (humedad, contaminación o por juntar los cables), e incendios de origen eléctrico: “Los incendios se originan por sobrecalentamiento en conductores y equipos, inadecuada protección contra sobrecorriente, descargas atmosféricas, arcos y chispas en ambientes peligrosos, instalaciones defectuosas o mal ejecutadas.”

EFECTOS DE ACCIDENTES ELÉCTRICOS EN LAS VÍCTIMAS

• Quemaduras
• Heridas por contacto con baja tensión
• Heridas por contacto con alta tensión por la entrada y salida de la corriente eléctrica
• Lesiones en los huesos por la caída, muerte del tejido y por contracción del músculo
• Complicaciones por infección
• Lesión en el corazón por fibrilación ventricular
• Lesiones neurológicas
Fuente: Ing. Javier Oropeza Ángeles, Seguridad eléctrica

Prevención y medidas correctivas para evitar riesgos
La prevención, el cumplimiento de las normas, trabajar en condiciones y con herramientas adecuadas, y seguir al pie de la letra algunos consejos prácticos puede salvar vidas e impedir desastres.

Cuando se trata de instalaciones en alta tensión, expresa el ingeniero Pérez, se tienen que cercar los lugares peligrosos, realizar montaje de equipos eléctricos en lugares elevados o locales separados, así como “dejar lugar suficiente alrededor de ellos para permitir no sólo el trabajo adecuado, sino el acceso a todas las partes del equipo para su reparación o mantenimiento”, señala.

CÓMO PREVENIR ACCIDENTES

• Evitar calentamiento en los cableados
• Instalar luego del switch interruptores termomagnéticos
• Evitar colgarse de los cables
• Colocar sistemas de tierra física
• Acciones preventivas
• Recurrir a distintas fuentes de información
• Acudir a asociaciones y profesionales reconocidos
• Adquirir productos genuinos
• Trabajar con las herramientas correspondientes
• Respetar a la electricidad y sus normas
Fuente: Ing. Lilia Coronel Zamora, presidenta de la Asociación Mexicana de Ingenieros Mecánicos y Electricistas

En el ámbito doméstico, el ingeniero Sánchez recomienda que aquellas personas que no posean conocimientos en electricidad y sus consecuencias no realicen ningún tipo de reparación. Además, aconseja evitar tocar los cables o equipos eléctricos en lugares mojados, y considerar que cualquier equipo o instalación siempre puede estar energizado, a menos que se asegure lo contrario. De igual forma, aconseja usar y conectar todos los aparatos eléctricos conforme a las instrucciones que se señalan en sus empaques.

“Es habitual que una conexión realizada de forma incorrecta provoque accidentes. Un error frecuente es que los tornillos no estén bien apretados. Esto origina calentamiento en las terminales y en los cables conductores. También, muchas veces no se utilizan las herramientas adecuadas”, indica Rivas.

En materia de corrección, dependiendo de la instalación eléctrica, se debe efectuar una inspección para detectar las condiciones de inseguridad y llevar a cabo las medidas correctivas necesarias para eliminarlas en su totalidad: “Este tipo de acciones se aplica tanto para nuevas instalaciones (al detectarse errores en su diseño), como en instalaciones ya existentes en las que se omitió algún concepto de seguridad cuando fueron construidas”, subraya Pérez.

A nivel doméstico, ilustra Sánchez, es importante asegurarnos de que no haya cables instalados en forma visible, de que los interruptores operen adecuadamente y sean de la capacidad adecuada: “Toda la instalación tiene que estar debidamente aterrizada, no debe haber contactos cerca de lavamanos o junto a la tarja en las cocinas, a menos que estos contactos sean con protección contra falla a tierra”.

PREVENCIÓN DE DAÑOS

• Para prevenir los incidentes y, como resultado, el daño, es necesario modificar, limitar o impedir la interacción del humano con la energía.
• Se puede colocar una barrera entre la persona y la energía térmica, con lo que se evita el daño.
• La barrera que se coloca puede ser la ropa o simplemente la distancia de seguridad.
Fuente: Ing. Javier Oropeza Ángeles, Seguridad eléctrica

Calidad, sinónimo de seguridad
La calidad en una instalación eléctrica es imprescindible. Colocar equipos y materiales certificados, y contratar mano de obra especializada garantiza la seguridad del inmueble y de sus ocupantes.

No obstante, en reiteradas ocasiones, en distintos proyectos, la calidad pierde la importancia que merece en detrimento de la seguridad. La instalación de equipos cuyo origen es dudoso y ocupación de personal no calificado son errores frecuentes en los que se cae.

Los equipos y materiales eléctricos de calidad son aquéllos que cumplen la Norma Oficial. Deben poseer la marca del laboratorio u organismo certificador, que es el que le hace pruebas a esos insumos en forma controlada y garantiza su perfecto funcionamiento bajo condiciones normales de uso.

“Es importante asegurarnos de que los equipos y materiales eléctricos que adquiramos tengan la inscripción ANCE, UL o cualquier marca internacional o mexicana. De esa manera, estaremos seguros de que esos productos cumplen con los estándares mínimos requeridos para su buen funcionamiento”, afirma Sánchez.

Según datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (ACOMEE), en México, el sector eléctrico es uno de los cinco más afectados por la piratería; el primero es el discográfico, el segundo es el videocine, el tercero, el ferretero, el cuarto es el de vestido y el quinto es el eléctrico.

A raíz de la piratería, este sector, según la Asociación, en lo que va del año ha perdido 200 millones de pesos por la venta ilegal de productos eléctricos y más de 50 empresas han cerrado.

Entre los insumos eléctricos más pirateados, se destacan los cartuchos, fusibles, apagadores, contactos dúplex, clavijas y chalupas.

“Por lo general, los interruptores eléctricos no genuinos son productos que están quemados y se reparan para aparentar tener un buen funcionamiento”, expresa Rivas.

Por otro lado, Sánchez indica que frecuentemente los equipos o materiales de importación, sobre todo aquéllos que provienen de China y en general de los países asiáticos, no cumplen con la normativa: “Es importante no adquirir este tipo de equipos o materiales, pues no garantizan funcionamiento adecuado y pueden volverse potencialmente peligrosos, causar un incendio o accidentes en el personal”.

En relación con los costos, todos los profesionales coinciden en que se tiene la creencia de que cuando una instalación se realiza sin los requisitos mínimos de seguridad es más barata, pero se ha demostrado que si se cumple con todas las medidas, procedimientos de seguridad y normas, no aumenta significativamente su costo.

“Si la instalación se realiza sin las condiciones mínimas de seguridad, se pueden producir accidentes, perder vidas, y eso no tiene precio”, sostiene Sánchez.

“Invertir en una instalación segura es, sin duda, la mejor opción que se puede escoger, ya que tratar de ahorrarse unos cuantos pesos dejando condiciones riesgosas puede originar daños irreparables. Las obras de instalaciones eléctricas siempre se deben realizar apegadas a las normas de seguridad”, subraya Pérez.

ANÁLISIS DE RIESGO ELÉCTRICO

Es la aplicación de los trabajos críticos o actividades que identifican cuál o cómo una persona puede estar expuesta a peligros durante la ejecución de un trabajo.
El objetivo principal es evitar o minimizar la exposición al peligro.
El análisis de riesgo deberá indicar lo siguiente:
1.-  Si la exposición al peligro existe
2.- El grado de exposición
3.- Si es necesario equipo de protección personal
4.- Si se requiere una autorización u otro control
Fuente: Ing. Javier Oropeza Ángeles, Seguridad eléctrica

Respeto por las normas
Concientización, prevención, cumplimiento de la normativa y capacitación son sólo algunos de los tantos retos que encierra un tópico tan indispensable como la seguridad.

En el reglamento vigente, se destaca la NOM-029-STPS-2005 que hace referencia al mantenimiento de las instalaciones eléctricas en los lugares de trabajo y a sus condiciones de seguridad. De igual forma, es prioritaria la ya mencionada NOM-001-SEDE-2005 y la norma IEEE-1584-2004. También se debe recurrir a disposiciones internacionales, como la NFPA-70E-2004, NFPA-70-2005 y NFPA-70-2008. De igual forma, en Estados Unidos, existe una serie de requerimientos de OSHA (Occupational Safety and Health Administration) que establece las reglas de seguridad eléctrica para los trabajadores que están expuestos a los conductores y equipos eléctricos.

“Frecuentemente, los contratistas, con el afán de conseguir el trabajo, reducen en gran medida el tipo, calidad y seguridad en las instalaciones. Lo mismo sucede con los constructores de viviendas en serie: disminuyen calidad para reducir costos”, sentencia Sánchez.

En ese sentido, el incumplimiento de las normas suele ser materia frecuente. Al respecto, los ingenieros afirman que muchas veces la infracción se origina por la falta de conocimiento sobre sus beneficios, así como por la creencia de que es más barato trabajar sin respetar la normativa.

El trabajo en estas zonas deben realizarlo trabajadores calificados

Límites de acercamiento con el uso de equipo de protección personal

“Es tarea fundamental del contratista transmitirle al cliente las ventajas de cumplir con las normas de seguridad, ya que éstas protegen su patrimonio”, indica Pérez.

En el mismo orden, la verificación y supervisión de las instalaciones por personal autorizado es indispensable para evitar accidentes. En el momento de efectuarse la inspección, se deben tomar medidas que garanticen la seguridad de las personas encargadas de la supervisión, así como evitar daños al equipo y al inmueble.

“En México, la Unidad de Verificación de Instalaciones Eléctricas (UVIE) tiene la función de supervisar que los contratistas sigan las normas de seguridad para beneficio de las personas y sus instalaciones”, afirma Pérez.

La Unidad de Verificación es la institución que realiza actos de verificación, constatación ocular o comprobación mediante muestreo, medición, pruebas de laboratorio o examen de documentos. Asimismo, determina el grado de cumplimiento de las normas, lo cual comprende, entre otros procedimientos, prueba, calibración, certificación, muestreo y verificación. Las unidades son acreditadas por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) y aprobadas por la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae), conforme a lo dispuesto en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

“La figura del verificador es esencial para la seguridad. Cada vez más colegas se interesan por este tipo de modalidad. Sin embargo, los clientes aún no le dan la importancia que merece”, asegura Rivas.

BENEFICIOS DE ACTUALIZAR LAS INSTALACIONES ELÉCTRICAS

• Reducción de riesgo de accidentes
• Disminución del costo de mantenimiento
• Optimización del consumo de energía eléctrica
• Adecuación de la instalación a la norma vigente
• Incremento del valor de la propiedad
Fuente: Ing. José Antonio Chávez López

Pasos a seguir
Cumplir con las condiciones de seguridad es esencial en cualquier tipo de obra. En palabras del ingeniero Javier Oropeza: “la seguridad en las instalaciones es un aspecto fundamental y crítico; por lo que es necesario aprovechar la tecnología disponible para proteger lo más preciado que tenemos: la vida”.

En ese sentido, todos los profesionales insisten en que los grandes desafíos deben estar orientados a lograr una mayor concientización e instrucción. Se debe erradicar el uso de la frase ‘a mí la electricidad no me hace nada’ y reflexionar al respecto.

“El reto es seguir creando conciencia de que la seguridad en las instalaciones eléctricas es una buena inversión para los propietarios de los inmuebles. Diseñadores, contratistas, instaladores y Unidades de Verificación deben asegurar el cumplimiento de las normas y procedimientos aplicables a la seguridad. Es recomendable una capacitación periódica”, sostiene Pérez.

Rivas se muestra satisfecho con la figura del verificador, aunque expresa que debería existir un mayor control por parte de los organismos encargados en la materia.

Por otra parte, el ingeniero Sánchez resalta que, para disminuir la incidencia de accidentes en el hogar y en lugares de trabajo, ya sean incendios o electrocución, es importante que cada quien en su área, usuarios, autoridades, fabricantes, contratistas, entre otros, exijan que las cosas se hagan con la calidad y seguridad mínima requerida.

ACCIONES INMEDIATAS EN CASO DE ACCIDENTE POR ENERGÍA ELÉCTRICA

• Remover el peligro suprimiendo, si es posible, la energía eléctrica
• Tener en mente que la velocidad de las acciones es vital
• Llamar a la ayuda médica (servicio médico de emergencia o ambulancia)
• Empezar RCP
• Asegurarse de que la víctima se encuentra en lugar seguro
Fuente: Ing. Javier Oropeza Ángeles, Seguridad eléctrica

————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba