Histórico de la revistaOpinión

Competitividad en el mercado

Pavel Carlos Moreno Tamariz.

Recientemente se presentó la Norma Mexicana NMX-J-SSA-50001-ANCE-IMNC-2011 “Sistema de Gestión de la Energía-Requisitos con Orientación para Uso”. Esta Norma coincide totalmente con la Norma ISO 50001, Energy Management Systems-Requirements with Guidance for Use, y tiene como objetivo establecer una guía para implementar, mantener y mejorar los sistemas de gestión de energía y coordinarlo con otros sistemas de gestión, con el propósito de permitir a una organización o una empresa realizar una estrategia de forma sistemática con un enfoque sistemático y así obtener una mejora continua, incluyendo la eficiencia energética y el uso racional de la energía.

Su relevancia reside en la aplicación de las variables que afectan el desempeño energético, donde se puede conseguir un control mediante la organización interna, la cual puede influir en la toma de decisiones para encaminar a la empresa hacia el uso eficiente. Es una metodología normalizada y sistemática para la administración que, a su vez, cuenta con lineamientos que integran un sistema responsable de gestión. Así como la ISO-9000, esta Norma contribuye a las prácticas responsables que la dirección empresarial ha de tomar para un consumo óptimo de la energía.

ANCE y NORMEX tuvieron la iniciativa para el desarrollo de ésta. Diferentes sectores, tanto privados como gubernamentales, contribuyeron para la formación, ya que los mismos ramos están conscientes de que deben incrementar su eficiencia. Se sabe que las gestiones ineficientes tienen una repercusión a nivel mundial. Esto se encuentra estrechamente ligado a una política de desarrollo.

Uno de los alcances es generar una política energética interna en las organizaciones; luego, la aplicación de dicha política a una planificación. En la planificación, entre otras acciones, se deberá considerar la aplicación de medidas para el ahorro y uso eficiente de la energía, así como la operación. Por lo tanto, para una buena administración energética se necesita un monitoreo, medición y análisis de la información obtenida. Es decir, cuánto es consumo energético, ya sea de electricidad, de combustibles, etcétera.

La finalidad de este proceso es poder crear indicadores que estimen –a escala internacional– cuánta energía se requiere para producir determinado producto. Al comparar los resultados del proceso con los indicadores, se puede ponderar si uno es competitivo, si uno está debajo de la media o por encima del resto de las empresas. Establecer los indicadores de desempeño energético ofrece una visión clara de los logros que se obtienen en relación con las mejoras en el uso de la energía.

Como cualquier norma, se requiere darle seguimiento y conducir revisiones periódicas para mantener la calidad, pues todo proceso y actividad humana implican un desgaste, y lo que se busca es un proceso de mejoramiento continuo hacia el incremento de la eficiencia energética.

En América Latina, México es punta de lanza en esta área normativa, ya que muchos países toman como referencia las normas que aquí se desarrollan con el fin de implementarlas. Cualquier empresa que busque mejorar sus indicadores energéticos puede utilizar esta Norma, dado que se trata de una Norma NMX, la cual establece los requisitos mínimos para la puesta en marcha y realización de diagnósticos energéticos que permitan identificar las oportunidades de mejora en relación con la eficiencia energética; además, su aplicación no es de carácter obligatorio. Sin embargo, cualquier compañía que busque ser competitiva y disminuir su huella de carbono puede adoptarla.

Existen varios campos de aplicación para esta Norma, pues la eficiencia energética es una cuestión que ha cobrado una fuerza considerable en los últimos años.

Hoy en día, las empresas se encuentran en una constante lucha por mejorar continuamente y posicionarse como líderes. Quien no es eficiente y responsable en su consumo de energía pronto dejará de figurar en el mercado.

La norma presentada recientemente coincide con la ISO-50001, mantiene y mejora los sistemas de gestión de energía

——————————————————————————————————————-

Pavel Carlos Moreno Tamariz

Es ingeniero en energía por la UAM Iztapalapa. Gerente de Proyectos de Eficiencia Energética, Ingeniería Energética Integral, S.A. de C.V. Encabezó, en el Fide, la Gerencia de Industria; desarrolló más de 280 proyectos en diferentes ramas industriales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba