Cambio climaticoEficiencia Energética

Remplazo de lámparas: disminución del consumo

En general, la mayoría de los usuarios no conocen a detalle las diferencias que existen entre las opciones de iluminación, lo que provoca que elijan las que no retribuyen gran ahorro en su consumo eléctrico. Una comparación entre las características de las más comunes resulta útil para conseguir un consumo más eficiente.

Por  Sergio Armando Ruíz Fragoso.

Tipos de lámparas fluorescentes

Un tipo de lámparas que en principio fueron consideradas ahorradoras son las lámparas fluorescentes T12; no obstante, los avances de la tecnología han servido para mostrar diversos motivos existentes que las tornan ineficientes y contaminantes, mayormente por la cantidad de plomo que contienen. Las características de la lámpara fluorescente tradicional son 12 mm de diámetro en el cristal y 75 watts de consumo.

En comparación, tres tecnologías más recientes exhiben diferentes rasgos. Los tubos fluorescentes T8 presentan 8 mm de diámetro, los T5, 5 mm de diámetro en el cristal, y los tubos plásticos con LED en su interior.

En el cuadro comparativo (ver tabla), se muestra la sustitución de 200 lámparas de 75 W T12, con sus respectivos balastros. Es de suma importancia mencionar que no se hace referencia a la luminaria (gabinete), pues éstas varían en modelos, calidades y precios. Como punto de referencia, se establece un precio de 3.50 pesos por kW/h. Entre las tarifas existentes, encontramos precios desde 0.90 centavos de peso hasta 5.20 pesos, por lo que se decidió establecer un precio promedio, de manera que en todas las tarifas se logren ahorros considerables.

Comparativo de luminarias
Concepto T12 vs T8 T12 vs T5 T12 vs LED Observaciones
Inversión inicial 18,401.00 41,829.00 181,282.00 Sólo por lámparas y balastros sin luminarias
Ahorro en kW/h 1,015 1,512 2,340 Mensualmente
Ahorro 3,553.20 5,292.00 8,190.00 Mensualmente
Amortización en tiempo 6 meses 8 meses 23 meses Vida de la lámpara
Ahorro total 77,535.40 249,231.00 948,938.00 Después de amortizada la inversión
Vida de la lámpara 27 55 138 Meses
Ahorro de gases contaminantes 40.11 59.73 120.89 Toneladas de CO2 emitidas anualmente

Es claro que en las tres comparaciones se obtienen ahorros importantes; no obstante, el costo de la inversión inicial varía en cada una de las opciones; por ejemplo, en el primer caso, la inversión inicial equivale a menos de la mitad que en el segundo caso, y a la décima parte que en el tercero. Aun así, es necesario destacar que tanto el ahorro total, como el tiempo de retorno de inversión aumentan junto con el precio. Tras realizar una serie de cálculos, se puede concluir que los tubos LED, a pesar de significar una inversión inicial onerosa, arrojan ahorros, eficiencia y durabilidad mayores que las dos opciones anteriores; por tanto, son los que representan un número superior de beneficios para el usuario.

Para realizar el comparativo, se deben considerar los incrementos en la energía eléctrica registrados cada año, los cuales están por arriba de 20 por ciento. Asimismo, es necesario tomar en consideración el costo por remplazo de lámparas y balastros dañados, y los costos por el pago de mano de obra.

Estas consideraciones permiten notar que tiene mucho sentido invertir en el ahorro por consumo de iluminación, sin descuidar los niveles lumínicos que se requieren en cada una de las áreas por modificar, de modo que se cumplan las normas de iluminación pertinentes.

Las lámparas LED brindan mayor ahorro, a pesar de la alta inversión inicial

Normalmente, cuando un usuario pretende remplazar las lámparas de un espacio, se pregunta cuál es la más recomendable. Para responder a la inquietud se deben considerar diversos aspectos. Si el usuario tiene la posibilidad de sufragar el costo de los tubos LED, no cabe duda de que éstos representan la mejor opción; son la iluminación del futuro. En cambio, si el capital disponible no es suficiente para costearlos, es posible optar por cualquiera de las alternativas mencionadas, de preferencia las lámparas T5. A final de cuentas, el objetivo es comenzar a ahorrar.

Otra posible solución es el remplazo escalonado de las luminarias; es decir, irlas cambiando poco a poco, en correspondencia con algún plan de inversión en etapas. También es posible efectuar la sustitución de las lámparas que ya presentan daños por alguna de las opciones ahorradoras.

Es sumamente importante tomar en consideración que las lámparas fluorescentes cuentan con un determinado tiempo de vida útil, el cual debe ser informado por el fabricante. Considérese el siguiente ejemplo:

Una lámpara que tiene una vida útil de 1 mil horas indica que, cuando el lapso establecido se cumpla, la lámpara seguirá funcionando, pero con una disminución considerable en la cantidad de luz que proporciona; es decir que esta lámpara puede seguir encendida 2 mil o más horas, pero la iluminación que brinde será muy limitada. Un símil sería aceptar pagar por litros de gasolina, con un costo de 10 pesos, pero consentir que se entregaran solamente 700 mililitros por cada litro pagado: resultaría un desperdicio de dinero, ya que se estaría pagando por algo incompleto. Por lo tanto, la vida de la lámpara que se decida instalar no representa un aspecto tan relevante, como la consciencia de que se debe tener un programa de remplazo al término de su vida útil.

Por otro lado, un remplazo adicional que ayuda a mejorar las perspectivas de ahorro es el cambio de lámparas de halógeno MR16, o dicroicas, por lámparas tipo LED. A este tipo de lámparas se les conoce como de bajo voltaje. Representa una equivocación considerarlas como lámparas de bajo consumo, pues se ha malinterpretado. En este caso, las que muestran un balance de venta mayor son las de 50 watts, las cuales se sustituyen por lámparas LED de 5 watts para lograr un ahorro directo de 90 por ciento y amortizaciones entre 3 y 6 meses, sin considerar remplazos, mano de obra y el calor que generan.

Regulación del consumo
Es de conocimiento general que la cámara de Senadores aceptó y firmó la Ley General de Cambio Climático. Dicha Ley nace como fruto de un decreto presidencial y fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio del 2012, por lo que se encuentra en etapa de implementación. Esta Ley tiene como objetivo disminuir las emisiones de carbono nacional. Desde hace varios años, las entidades federativas han reportado estas emisiones mediante mediciones y monitoreo continuo de sus consumos energéticos. Esto ha permitido descubrir puntos de oportunidad para disminuir la huella de carbono como Secretaría, pero también para lograr importantes ahorros económicos en sus gastos corrientes.

La Ley se aplicará a todas las empresas de la iniciativa privada, por lo que es importante comenzar a tomar conciencia de los conceptos de Cambio Climático, contaminación, sostenibilidad, bono de carbono, etcétera, y comenzar a ahorrar por iniciativa propia, más que por imposición de ley.

El remplazo de todas las lámparas fluorescentes T12 es una buena iniciativa de ahorro, además de un requerimiento urgente, puesto que estas lámparas están descontinuadas en México. El cambio de lámparas tradicionales por lámparas ahorradoras es una acción sumamente importante en la agenda gubernamental y empresarial para su revisión y para definir cuándo hacerlo, ya que abarcan diferentes sectores de la iluminación: interior, exterior, industrial, comercial y habitacional o residencial.

Es posible confirmar la iniciativa en el trabajo que está realizando el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, donde con sólo presentar su recibo de consumo eléctrico y llevar cuatro focos incandescentes, son remplazados por ahorradores. Asimismo, ha implementado varios programas para la introducción de LED y el estudio de los casos que se presentan para financiar proyectos de ahorro en diferentes apartados.
—————————————————————————————————————————————————

Sergio Armando Ruíz Fragoso
Es gerente de Proyectos Especiales, gerente de Marca y gerente de Energías Alternas para Grupo Alcione.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba