ContratistaDestacados

Claudio Villarreal: vida y obra

Es uno de los más grandes impulsores del sector de obra electromecánica, no sólo del Norte sino de todo el país. El empuje que ha tenido en este rubro ha sido elocuente, de tal manera que al día de hoy es un referente.

“Hacer el mayor bien al mayor número de personas”

Por Antonio Nieto.

El Norte siempre ha sido un semillero de crecimiento e industrialización. Ahí se han dado grandes aportadores a la vida política y económica de la nación. Es aquí donde el ingeniero Claudio Villarreal ha visto cómo se construye su historia y la historia de las obras electromecánicas.

Con su experiencia, Claudio Villarreal ha participado activamente para que asociaciones y Gobierno tengan acuerdos que redunden en una industria más segura y robusta, pero siempre con buenas prácticas y mecanismos adecuados. Así lo considera quien le ha dedicado más de 20 años a la construcción electromecánica.

Resuelto, el ingeniero coincide con los planteamientos de un sector más especializado, comprometido y que debe evolucionar. Luego de varias décadas de experiencia, ha formado parte de los contratistas consagrados a la narrativa del sector en México. Constructor Eléctrico platicó con él. Parte de su vida y su perspectiva de la construcción eléctrica se escriben en esta entrevista.

“Necesitamos que la clase política entienda que ellos están para fomentar el desarrollo económico y buscar el mayor bien común”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuáles son sus estudios y como se inicia en el sector de obra eléctrica?
Claudio Villarreal (CV): En 1964 egresé del Tecnológico de Monterrey y trabajé en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) durante 22 años, en el área de control Noreste; es un departamento de Comisión donde se dirige el sistema eléctrico. Tenía mucha energía y salí a buscar otros horizontes y llegué a las instalaciones eléctricas. Estaba en el área de dirección de sistemas eléctricos, pero no conocía mucho de distribución, entonces, con las relaciones y con amigos, y sobre todo con el propósito de apoyar los proyectos de mis clientes, comencé a crecer.

Entonces, un colega ingeniero me dijo “Yo también me salí de Comisión y tengo la intención de incursionar en obras eléctricas, pero como yo soy un mayordomo, no me tienen confianza: necesito un ingeniero”. Por lo que fue de forma casual que me metí en este asunto de la red y distribución eléctrica. En 1990 establecimos un patrón de trabajo; hace 22 años.

CE: ¿Cuál sería su preocupación como contratista en el sector?
CV: El problema es que no estamos creciendo como deberíamos en el país, y no estamos creciendo a causa de la función pública, que no se ponga de acuerdo, que no tiene un rumbo definido como en otros países. En Chile tienen un rumbo definido y aquí no.

Por otro lado, cada vez se complica más con el programa de la seguridad. Necesitamos que la clase política entienda que ellos están para fomentar el desarrollo económico y buscar el mayor bien común.

CE: ¿Cuál ha sido su participación para cambiar el rumbo de las cosas?
CV: Ahorita ya tenemos una posición en Comisión: nos toman en cuenta, nos invitan a foros, organizamos foros en combinación con ellos, foros donde de alguna manera estamos haciendo propuestas,  retroalimentación a sus procedimientos, y gracias a eso hemos estado avanzando. En el caso de nosotros, hacia el interior necesitamos que nuestras organizaciones, tanto regionales como nacionales, se concentren en beneficios directos a las asociaciones. Por ejemplo, si tienes problema con el seguro social por asuntos de reglamento, que te atiendan; si tienes problemas con la Secretaría de Hacienda, también que te defiendan.

CE: ¿A qué retos se ha enfrentado durante estos años y cómo los ha logrado resolver?
CV: Tenemos competencia entre nosotros, pero a veces a través de asociaciones podemos decir que somos hasta competidores, pero no somos enemigos; podemos competir en forma leal. Básicamente, el otro problema está en que tenemos muchos desafíos, porque algunos clientes quieren que todos sus proveedores de todo tipo lo financien.

CE: ¿Cuál es su filosofía?
CV: Hay un slogan que leí que se puede aplicar para todo el mundo: “Hacer el mayor bien al mayor número de personas, a animales y cosas”. Eso es lo que nos debe impulsar a todos, sobre todo a la clase política.

CE: ¿Cómo hace usted esta aportación?
CV: Por ejemplo, hemos pedido ayuda para una casa de asistencia a enfermos terminales. La ACEN contribuyó. Es una línea de 30 postes. Nosotros conseguimos los patrocinios, material. En estos días, se está entregando la obra a la Comisión.

De esta manera, ponemos el ejemplo de ayuda, y también tratamos de beneficiar al resto de los asociados, a que traten de alguna manera de organizarse mejor administrativamente. Básicamente se trata de que nos copien nuestras mejores prácticas.

CE: ¿Cuál de todas las obras que ha hecho usted es la más representativa?
CV: La Ciudadela. Son 10 mil casas. El desarrollador está muy satisfecho porque le ahorré alrededor de 10 pesos por metro cuadrado vendido, y él tenía un área vendible de 800 mil metros cuadrados.

CE: ¿Cuál es la enseñanza que deja usted en su vida de contratista y transmite a la gente?
CV: Es la atención al cliente. Cuidamos sus proyectos, los orientamos. Por ejemplo, en un proyecto muy grande, que lo pida por etapas, porque si lo pide de forma global o total, entonces Comisión le pide las escrituras de tal magnitud que el proyecto nace muerto porque tiene una inversión inicial muy grande.

CE: ¿Cuáles han sido sus maestros a lo largo de este camino?
CV: El ingeniero que me ayudó a entrar en este concepto: básicamente me enseñó a hacer cotizaciones, ya que yo estaba en otra área eléctrica, no estaba en distribución. Realmente los maestros son los mismos clientes.

CE: ¿Qué opinión le merece la parte de la capacitación y actualización constante de la gente que se encuentra en este ramo?
CV: Es vital porque Comisión Federal de Electricidad tiene procedimientos muy complicados; no son amigables. Eso hace que ahora que se quiere aplicar la tecnología por internet se necesita un software que sea amigable con los usuarios y contratistas, y es muy difícil porque tiene muchos candados y muchas complicaciones.

Lo mismo pasó con Hacienda: tarda mucho tiempo en madurar para que sea amigable. Tenemos, por ejemplo, el SIGLA 03, que es un sistema de control de avisos de prueba; tenemos el SYS Quarter que son solicitudes a través de internet. En este último tienen tiempos muy definidos, pero resulta que el software y el hardware que aplica Comisión Federal no son de primer nivel.

Hacia el interior van muy lento. Entonces, ¿cómo podemos medir el software y el hardware de Comisión? ¿Cómo los mides si no hay otra Comisión Federal de Electricidad? Sí es posible comparar el software y el hardware de Comisión Federal con el software y el hardware de la línea de bancos, con el de la línea de las agencias de viajes, entonces se percibe que el software que están haciendo las compañías privadas no es del mismo nivel del que está usando Comisión. Ahí le falta aportar más recursos para que pueda dar los mejores servicios.

CE: ¿Encuentra alguna área de oportunidad en el sector?
CV: Comisión Federal a veces tiene los tiempos de respuestas muy delimitados y dan las soluciones técnicas sobredimensionando los proyectos. Esa sobredimensión le pega al proyecto, lo hace menos viable. En ese caso, nosotros lo revisamos. Como yo conozco la red de Comisión por el manejo que tuve, de algún modo, al ver una respuesta de Comisión, veo si está de acuerdo con el proyecto o si lo está sobredimensionando. Si lo está sobredimensionando, solicitamos a Comisión una reconsideración y se han generado bastantes beneficios en los proyectos con base en hacer reducciones en los pagos de importaciones por órdenes específicas.

CE: ¿Cómo le gustaría ver el sector en el futuro?
CV: Nosotros generalmente somos técnicos y somos ingenieros. La mayoría necesita impulsar la ingeniería y que el ingeniero participe más en la toma de decisiones. Somos apáticos en la política: el ingeniero debe participar más.

Si fuera un partido de futbol, los ingenieros estamos perdiendo por goleada con economistas, porque nosotros sabemos la técnica y ellos saben cómo ahorrar. Entonces es buena combinación, pero está saturada de economistas, y a los ingenieros nos tienen relegados. Una buena idea es que los ingenieros sigamos en nuestra posición.
——————————————————————————————————————————————————

Villas del Arco 10 mil casas electrificadas
Con 10 mil casas habitación por electrificar, la obra del ingeniero Claudio Villarreal se edifica como uno de los más grandes proyectos residenciales de Monterrey.

Una vez en cada fraccionamiento, las líneas se distribuyen a cada sector.

En una ciudad tan grande como Monterrey, los desarrollos inmobiliarios son indispensables. La magnitud de éstos crece con las exigencias demográficas. Esta ciudad, la tercera más grande de México, ha optado por los grandes fraccionamientos, cuya particularidad se ha visto marcada por grandes capacidades para albergar familias, construcciones sólidas y con todos los servicios, y distribución subterránea. El desarrollo presente contiene éstas y más características que le dan una calificación alta en cuanto a obra eléctrica se refiere. Claudio Villarreal y Asociados, empresa contratista del Norte, estuvo detrás de este proyecto.

El proyecto
Por su demanda demográfica, la zona metropolitana ha visto ensanchada su periferia. A 30 kilómetros aproximadamente de la ciudad, uno de los complejos habitacionales más grandes está a punto de culminar.

Si visitó la obra en proceso, lo cual permitió observar cómo se integra el desarrollo de construcción y la ingeniería que se lleva a cabo. Este fraccionamiento es una pequeña ciudad enclavada en el municipio de Ciudad del Carmen. Algunas casas ya están habitadas. Sus residentes cuentan con servicios de tiendas de conveniencia y espacios de recreación.

Fraccionamiento Villas del Arco está enclavada en la periferia de la capital; su ubicación es lejana respecto del municipio, lo que implicó hacer una línea de distribución extensa. El proyecto contempla 10 mil casas de interés social que albergarán a más de 30 mil personas. Para un desarrollo como éste, la alimentación eléctrica debió asegurar eficiencia y seguridad y, sobre todo, un espacio aéreo libre de cables.

El desarrollador necesita energía para su vivienda y CFE pide algunos requerimientos. Luego se comienza el proyecto para evaluar la viabilidad: instalación de los muretes, de los transformadores, el cableado, que en este caso es red subterránea, y el alumbrado general.

Cada prototipo de casa habitación debe tener ciertas especificaciones de carga. Se cuenta con cinco prototipos, en los que son factores determinantes el tipo de vivienda (dúplex o unifamiliar), los metros de construcción, los metros de azotea y los focos ahorradores.

Por ejemplo, para un tipo de vivienda dúplex, con 54.4 metros de construcción y los mismos de azotea, con 10 focos ahorradores, se cuenta con una demanda de carga de 3 mil 690 VA. Para lo anterior, también se toman en cuenta variables, como si se tiene refrigerador, horno de microondas, abanicos, lavadora, plancha, televisor, alumbrado, etcétera.

Respecto de una vivienda tipo unifamiliar, la carga estimada es de 4 mil 890 VA. En este caso se considera como variable agregada respecto del anterior prototipo el uso de minicomponente.

Como se trata de 10 sectores, de 1 mil casas por sector, se evaluó la carga total por cada uno de ellos. En el caso del primero, se contabiliza una carga total estimada de 948.5 kVA, pero sólo para 925 casas. El resto se considera como parte del proceso final y para el cual aún hay 36 kVA pendientes.

Para el sector 8, la carga estimada total es de 1 mil 15 kVA, con un total de 1 mil viviendas construidas. Del tipo unifamiliar, se construyeron para este sector 46 casas habitación; para el tipo dúplex, 946. Hay que considerar que en el caso de estas últimas, existen cuatro variantes de dúplex, que consideran la variable “tamaño”.

La oficina central de la empresa inmobiliaria, también yace en este lugar. Ahí se administró energía con un solo transformador, el cual permite ahorros de energía y económicos.

No es necesario, para considerar la magnitud de carga total de los todos los sectores, hacer la operación pertinente. La carga es casi equivalente a una pequeña ciudad. De aquí la importancia de sus correctas distribución y alimentación.

Distribución
Es aquí donde la obra se torna un reto. La alimentación del troncal principal tiene una distancia kilométrica. El tendido de postes se alinea desde el lugar del fraccionamiento hasta una curva de la carretera que continua un trayecto de aproximadamente 2 kilómetros hasta su camino inicial.

En este camino amurallado de postes, se tuvo que hacer algo especial. Una línea de alta tensión se entronca con la de distribución para el fraccionamiento Villas del Arco; sin embargo, por petición de Comisión Federal y por seguridad, se tuvo que hacer una bajada subterránea.

Una vez en cada fraccionamiento, las líneas se distribuyen a cada sector La especificación de los transformadores también es relevante: clima cálido, refuerza la seguridad y operatividad del fraccionamiento. Como la obra se está haciendo por partes, tuvo que haber una coordinación especial con CFE para cumplir con los tiempos de respuesta que exige el proyecto, pues el avance está en función de las ventas de la inmobiliaria. El personal en campo suele ser de cuatro: la mayoría de las cosas por instalar están prefabricadas, como el murete.

El complejo habitacional cuenta con una planta tratadora de aguas residuales. La intención, hacer más viable el abastecimiento de agua. La ingeniería eléctrica tuvo que energizar este lugar, pero la carga no se tomó del troncal principal, sino de otro sitio. La distribución para esta planta requirió, además de la línea que atraviesa cientos de metros de maleza, un transformador al poste.

Especificaciones de construcción
La empresa Claudio Villarreal y Asociados sugiere algunos detalles para la obra: poliuretano espreado, que es uno de los mejores aislantes térmicos, pues cuenta con la ventaja de tener factor de conductividad térmica muy bajo, de adaptarse y adherirse tensamente a cualquier superficie o material, los cuales deben estar limpios y secos a una temperatura no inferior a 10 oC, y cuenta con alta resistencia al peso; de tener una excelente estabilidad, de ser resistente a productos químicos y poder aplicarse fácilmente.

Una vez que se aplica el poliuretano espreado, se reducen considerablemente los fenómenos de expansión y de contracción de las superficies por cambios en la temperatura ambiente y la humedad, reduciendo considerablemente las cargas por estos conceptos y aumentando la resistencia de los materiales de construcción.

Aislante en muro, que es un aislante térmico y acústico para muros basado en perlita minera expandida siliconizada, que no se pudre ni se degrada, ultraligero, además de que repele el agua e incrementa la resistencia al fuego en un ciento por ciento. Una vez que se ha aplicado el aislante en los huecos de los blocks, mejora la resistencia al paso del calor hasta en un 130 por ciento y la transmisión de ruido en un 30 por ciento.

Análisis de la carga conectada y demanda máxima, donde se pretende relacionar la magnitud de carga que requiere el desarrollo, considerando cargas típicas de las áreas habitacionales y comerciales en el fraccionamiento.

Para los rangos de asignación de carga, se contemplan lotes multifamiliares dúplex en 90 por ciento y lotes unifamiliares en cabeceras, principalmente con 4 por ciento; se consideran las superficies asignadas basados en las características de edificación y aislamiento térmico, además del coeficiente de ocupación y uso de suelo.
——————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba