Energía RenovableNegocios

Modelo de financiamiento

Con más de 16 mil constructoras en México, la industria se ha visto frenada por la falta de financiamientos. Por tal razón, la inversión pública se ha convertido en el instrumento para impulsar las actividades del sector.

De cada 100 pesos destinados a la construcción 54 se emplean en la compra de servicios y materiales para las 37 ramas que integran la cadena productiva del sector.

Por Melissa Rodríguez.

De acuerdo con la Gerencia de Economía y Financiamiento, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), este sector en México produce beneficios tanto en los negocios como en el bienestar de la población.

En los negocios contribuye a fortalecer a la nación en sus procesos de manufactura, distribución y comercialización, haciéndola más productiva y competitiva, al crear carreteras, puertos, aeropuertos; telecomunicaciones para el transporte de mercancías, personas e información; al cimentar las instalaciones que suministren energía eléctrica, petróleo y gas, para abastecer a la población de recursos energéticos; al erigir instalaciones turísticas que permitan el acceso de recursos económicos adicionales al país, y al construir escuelas, hospitales y clínicas, para impulsar el desarrollo social de los habitantes.

Además, según la CMIC, las empresas constructoras brindan empleo a un aproximado de 4.5 millones de personas que trabajan directa e indirectamente en las obras que se realizan en el país.

Antecedentes del sector
El fin de sexenio de 1994 devino en una crisis económica sin parangón. En ella, la devaluación del peso y el incremento en las tasas de interés situaron a diversas empresas constructoras, que estaban financiándose a través de la banca comercial, en un escenario de vulnerabilidad económica e insuficiencia de oportunidades.

El licenciado José Hernández Balbuena, gerente de Economía y Financiamiento, en CMIC, refiere cómo se vio afectado el sector por el “Efecto Tequila”. Explica que las empresas constructoras siempre han dependido íntegramente de la periodicidad con la que se licitan los proyectos de infraestructura en México, por ello, durante la crisis financiera de 1995 y hasta 2008, cuando la industria fue retomando su posicionamiento en el país, el incremento en las tasas de interés disminuyó la capacidad de inversión, y en consecuencia las oportunidades de desarrollar proyectos de obra.

Dado el fenómeno, las constructoras no producían ingresos fijos por periodos indeterminados, lo que provocaba incumplir con sus obligaciones fiscales. Esto incurrió en que un 90 por ciento de las empresas que tenían crédito cayeran en cartera vencida, generando la fragmentación del sector.

Con anterioridad, las empresas de la industria de la construcción tenían acceso a 26 centavos de crédito por cada peso en el valor de su producción. De éstos accedían únicamente al 13 por ciento, es decir, 3 centavos de financiamiento. Conforme a esto, la CMIC detectó que no sólo los créditos eran limitados, sino que también existían casos de disparidad ante los mecanismos de adquisición de los financiamientos.

José Hernández sintetiza lo anterior comentando que “la principal fuente de financiamiento de la industria de la construcción son los intermediarios financieros y la banca de desarrollo, quienes en aquel entonces carecían de mecanismos óptimos de crédito”.

La industria era considerada como un gremio de alto riesgo. Debido a esto, la banca comercial examinaba rigurosamente a las empresas constructoras, quienes en mayor parte trabajaban por proyectos, por lo que no tenían ingresos fijos. De acuerdo con José Hernández, estos dos factores continuaron suscitándose hasta 2011, cuando la CMIC creó el Programa de Financiamiento a la Industria de la Construcción como parte de una estrategia para reforzar el gremio, y fomentar una mayor integración de la cadena productiva.

Así fue como la Secretaría de Economía, a través de la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa (PyME), Nacional Financiera (Nafin), la Asociación de Bancos de México y la CMIC constituyeron un fondo de garantía por 100 millones de pesos, que permitiera otorgar a las empresas constructoras créditos para capital de trabajo y la adquisición de activos fijos.

Plan de financiamiento
“En un principio la Secretaría de Economía aportó 100 millones de pesos como fondo de garantía a la banca comercial. En esta primera etapa el programa brindó créditos hasta por 15 millones de pesos, lo que benefició a 750 pequeñas y medianas empresas de la construcción”, comenta José Hernández.

Características del Programa de Financiamiento para la Industria de la Construcción
Sujetos de apoyo Personas físicas y personas morales  (micro, pequeñas y medianas empresas) cuya actividad económica sea la construcción
Monto de línea de crédito De 2 a 15 mdp
Destino Capital de trabajo, adquisición de maquinaria y/o equipo
Garantías Sin garantías reales hasta 2 mdp
Tasa Hasta TIIE + 10
Evaluación La empresa constructora debe contar con un contrato que valide su participación activa en un proyecto de obra que genere los flujos para el pago del crédito
Bancos participantes Santander, Banorte, Grupo Financiero Ve por Más, Bancomer y Banregio
  Fuente: CMIC

Aunque el programa es sólo para constructoras, la experiencia de la CMIC en los mecanismos de financiamiento no se limita a su tipo: sus proyectos también contemplan el éxito inminente de las cadenas productivas, pues la finalidad es generar un efecto multiplicador en el resto de la cadena productiva, indica José Hernández.

Para ser sujeto de crédito confiable, la empresa constructora necesita poseer un contrato que valide su participación activa en un proyecto de infraestructura, por lo tanto sus ingresos económicos deben ser constantes. Posteriormente la CMIC funge como canalizador de las empresas, a quienes vincula con la banca comercial.

A través del Programa de Financiamiento de la Industria de la Construcción, la CMIC plantea los siguientes objetivos:

  1. Fortalecer un mercado de crédito competitivo y especializado que considere las necesidades de financiamiento de la industria para fortalecer el desarrollo interno
  2. Vigorizar las capacidades de decisión financiera de las pequeñas y medianas empresas para que puedan tomar decisiones estratégicas, y que el financiamiento adquirido sea invertido con resultados favorables
  3. Reducir la tasa de interés para que exista una menor morosidad entre empresas y que puedan acceder a mecanismos de financiamiento en mayor número

Fuente: CMIC

Según José Hernández, para el primer año del programa, la CMIC tenía como meta 1 mil 500 millones de pesos en otorgamiento de créditos. Actualmente, han autorizado 2 mil 800 millones de pesos en créditos, por lo que rebasaron las expectativas que se tenían para la primera etapa.

De la misma forma, el éxito del programa permitió aumentar la garantía a 400 millones de pesos, además de contar con la incorporación de cinco bancos comerciales (Santander, Banorte, Grupo Financiero Ve por Más, Bancomer y Banregio) e incrementar el Producto Interno Bruto a través del desarrollo de la industria.

“Este mecanismo de financiamiento es un programa ejemplar para todas las demás industrias, ya que su estructura le ha permitido funcionar bastante bien”, revela José Hernández.

Importancia del sector de la construcción
De acuerdo con la CMIC, actualmente el sector participa con el 7.1 por ciento del PIB, además de que en 2012 la misma asociación generó 250 mil nuevos puestos de trabajo a nivel nacional.

“En este momento, la industria se encuentra en ascenso. Y tenemos las expectativas de que, en un futuro, con los nuevos programas de infraestructura que se están diseñando, las reformas fiscales y energéticas, se impulsará fuertemente el sector de la construcción. Si la industria de la construcción tiene éxito, por ende todo el modelo económico del país se desarrolla. Entre más trabajo, las empresas se verán respaldadas por un ingreso, y esto va generar un círculo virtuoso que posteriormente impulsará y consolidará el programa en sus siguientes etapas”, finaliza José Hernández.
—————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba