Global

Energía nuclear ¿una alternativa?

De cara a la construcción de una nueva conciencia entorno a la generación de energía por medios sustentables, la nuclear representa una alternativa poco viable pero, sobre todo, perniciosa. Algunas naciones buscan alternativas para mitigar el daño.

En 2011, las centrales nucleares aportaban alrededor del 17 por ciento del total de la electricidad en el mundo.

Por  Magdalena Gutiérrez Franco

De acuerdo con el Sistema de Información de Reactores de Energía (PRIS), del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en la actualidad existen 437 reactores nucleares en operación alrededor del mundo, así como otros 68 en construcción. En este sentido, Estados Unidos encabeza la tabla de países que poseen reactores nucleares para la producción de energía, con 103; seguidos por Francia que tiene 58; Japón, con 50; Rusia, con 33, y la República de Corea, con 23.

Por su parte, el desarrollo de la energía nuclear en México data de la década de 1970, motivado por el auge internacional que se vivía en la industria nuclear, particularmente en Estados Unidos. Fue a raíz de esto que se construyó la planta de Laguna Verde, en Veracruz.

Sin embargo, aunque México cuenta con importantes reservas de uranio, no puede hacer uso de ellas o exportarlas debido a su participación en el Tratado de Tlatelolco para la proscripción de las armas nucleares en América Latina y El Caribe, que entró en vigor en 1969.

La energía nuclear surge de la fisión, la cual se define como una reacción nuclear que tiene lugar por la rotura de un núcleo pesado que es bombardeado por neutrones a cierta velocidad. A raíz de esta división, el núcleo se separa acompañado de una emisión de radiación, liberación de dos o tres neutrones y de una gran cantidad de energía.

La fisión nuclear la consiguió, por primera vez, el científico italiano Enrico Fermi en 1942. Fermi construyó el primer reactor nuclear; en éste se usaba uranio para producir calor. Esta clase de reactor se emplea en las centrales nucleares de producción de energía eléctrica.

Ventajas y desventajas

Actualmente, la producción de energía nuclear es un fenómeno en crecimiento. Muestra de esto es que en 2011 las centrales nucleares aportaban alrededor del 17 por ciento del total de la electricidad en el mundo. Se mostraban como una “alternativa” a la energía proveniente de la combustión fósil. Sin embargo, únicamente de la energía nuclear generada en Europa se emiten más de 700 millones de toneladas de dióxido de carbono y otros contaminantes.

Y es que si bien las centrales nucleoeléctricas no descargan cenizas o gases tóxicos a la atmósfera, la radioactividad liberada por los productos de fisión nuclear es el principal foco de la preocupación pública ante la difusión del uso de este tipo de energía, ya que, según datos de la OIEA, una planta nuclear de 1 mil megavatios (para iluminar una ciudad del tamaño de Ámsterdam) produce unos 300 metros cúbicos de residuos de nivel bajo y 30 toneladas de nivel alto.

Al respecto, el académico William L. Lennemann señala que “los elementos radiactivos no pueden ser destruidos por ningún procedimiento conocido, ya sea químico o mecánico. Su destrucción final se produce por desintegración radiactiva, que los convierte en isótopos estables, o por transmutación nuclear, al ser bombardeados con partículas atómicas”.

Los desechos radiactivos, principal problema de la generación eléctrica nuclear

Gestión de desechos radiactivos

En consecuencia, la gestión de los desechos radiactivos consiste en controlar las descargas radiactivas y reducirlas a límites tolerables, concentrándolos de forma que puedan ser almacenados o evacuados para que posteriormente no aparezcan en una concentración peligrosa en la biosfera.

En este sentido, Estados Unidos, Finlandia y Suecia están optando por utilizar el almacenamiento geológico profundo como una solución en torno a los desechos radioactivos, ya que constituye una barrera natural capaz de retardar y detener la migración de los radionúclidos liberados hacia la atmósfera.

En 2001, Estados Unidos dio su aprobación para el proyecto de almacenamiento geológico profundo en rocas volcánicas en el desierto de Nevada. A su vez, Finlandia autorizó un centro que entrará en operaciones para 2020, y Suecia está construyendo un centro de almacenamiento definitivo de combustibles quemados, localizado a 500 metros bajo tierra, éste entrará en operación en 2015.

En México, la gestión de los desechos de la nucleoeléctrica Laguna Verde la realiza la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, bajo la vigilancia de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias.

Pese a los esfuerzos y avances que se han hecho para gestionar los desechos radioactivos, la industria nuclear resiente los daños provocados por catástrofes como la sucedida en Fukushima o en Chernóbil.

Y es que no se puede olvidar que el 11 de marzo de 2011, tras un terremoto de 9 grados en la escala de Richter, la central nuclear de Fukushima I sufrió una serie de fallas en los sistemas de refrigeración, así como la fusión del núcleo parcial en los reactores 1, 2 y 3; además, ocurrieron una serie de explosiones de hidrógeno que destruyeron los revestimientos de los edificios de los reactores 1, 3 y 4, mismas que provocaron el colapso de la última barrera que quedaba en pie para evitar que la atmósfera recibiera enormes cantidades de radiación.

Es por esto que, el profesor David Boilley, presidente de la ONG francesa ACRO, puntualiza que incluso países como Japón, líderes contra los grandes desastres, “descubrieron la inoperatividad de su plan de emergencia contra los accidentes nucleares, debido a que el proceso de evacuación se volvió caótico”.

Hoy, la cantidad total de desechos radiactivos en Estados Unidos está creciendo en cerca de 2 mil 200 toneladas por año. Los expertos señalan que algunos de los estanques contienen cuatro veces más desechos de la cantidad para la cual fueron diseñados, por lo que resulta pertinente que se redoblen esfuerzos en materia nuclear y que, con el auspicio de la OEIA, se mantenga en constante evaluación la gestión de estos materiales que pueden tener repercusiones en la salud del ser humano y de su medioambiente.

Número total de Reactores 437
Eslovenia 1 Brasil 2 Bélgica 8 Canadá 19
Países Bajos 1 Argentina 2 España 9 India 20
República Islámica de Irán 1 Paquistán 3 Alemania 10 Corea del Sur 23
Armenia 1 Eslovaquia 4 Suecia 11 Rusia 34
Sudáfrica 2 Hungría 4 Ucrania 15 Japón 50
Rumania 2 Finlandia 4 Reino Unido 16 Francia 59
México 2 Suiza 5 China 18 Estados Unidos 103
Bulgaria 2 República Checa 6
Reactores en operación / Fuente: Power Reactor Information System

————————————————————————————————————————————————-

Magdalena Gutiérrez Franco

Analista político en Consultoría Vargas y Asociados, cuenta con una maestría en Periodismo Político, por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Especialista en temas de seguridad, religión y geopolítica.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba