Global

China encabeza la oferta de empleo en renovables

Un estudio reciente de la IRENA reveló que el mercado de las energías renovables emplea a alrededor de 7.7 millones de personas en el mundo. Del total, casi 50 por ciento se concentra en China, seguida por Brasil y EUA, naciones que aportan alrededor de 10 por ciento cada una al balance total de empleo en dicho rubro

Por Christopher García

El balance poblacional hasta el 1 de enero de 2014 contabilizaba más de 7 mil 200 millones de habitantes en todo el planeta. De esta cifra, más de 3 mil millones en todo el mundo se consideran personas económicamente activas; es decir, en edad y capacidad de desempeñar un empleo remunerado. Al mismo tiempo, 6 por ciento de este total se encuentra desempleado, lo que equivale a casi 200 millones de personas sin trabajo en el mundo, de acuerdo con información del Banco Mundial.

Estos números, en conjunto con las estimaciones de crecimiento poblacional, que se prevé ascenderá a más de 9 mil 600 millones de personas para 2050, mantienen el tema del empleo como prioridad permanente en la agenda de naciones desarrolladas y en desarrollo por igual.

Si bien dichas estimaciones no toman en cuenta el empleo informal, el porcentaje de personas sin trabajo es preocupante; tanto, que los países mantienen en permanente desarrollo programas de fomento al empleo que permitan incrementar la oferta, a fin de cubrir la creciente demanda. No obstante, en muchas ocasiones, los programas resultan insuficientes para salvar la brecha, al punto que durante la última década el porcentaje de desempleo se ha mantenido prácticamente igual.

El significativo aporte de las renovables
A pesar de ello, la dinámica tecnológica y los desafíos relacionados con la seguridad energética mundial han permitido que el latente sector de energías renovables crezca a paso sostenido y comience a figurar en las estadísticas económicas globales, con contribuciones importantes en temas como generación de ingresos y empleo.

Sobre este último punto, en mayo pasado la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) lanzó su informe más reciente sobre la aportación de este mercado a las cifras del empleo mundial. De acuerdo con el estudio IRENA (2015), Renewable Energy and Jobs-Annual Review 2015, dicho sector emplea en la actualidad a 7.7 millones de personas en todo el mundo –sin contabilizar a las grandes hidroeléctricas–, con la energía solar fotovoltaica a la cabeza, al brindar trabajo a 2 mil 495 personas.

A0CE0042569Balance general
El documento de la IRENA destaca que el sector fotovoltaico aporta la mayor cantidad de empleos entre las energías renovables, con un total de 2.5 millones en todo el mundo. La fabricación de paneles fotovoltaicos ha atravesado por un proceso de transformación decisivo al desplazarse de Estados Unidos (EUA) y los países de la Unión Europea (UE) hacia el continente Asiático.

La manufactura de paneles sigue al alza en todo el mundo y cada vez se concentra más en las naciones de dicho continente. Esto ha redundado en continuas reducciones en los precios de la tecnología y, en paralelo, ha permitido que Japón y China se transformen en importantes mercados desde el punto de vista de la instalación.

En el mismo continente, naciones como Malasia y la República de Corea han registrado incrementos en su producción de tecnología fotovoltaica, si bien sus mercados aún son insuficientes para ofrecer un aporte significativo al empleo enfocado en la instalación.

Entre las naciones de la UE, en cambio, el empleo relacionado con la tecnología fotovoltaica mostró un decremento dramático de aproximadamente 35 por ciento en 2013, de suerte que cuenta en la actualidad con un total estimado de 165 mil empleos en toda la región. En América, EUA encabeza la lista de empleadores para este sector.

El segmento de biocombustibles aporta al balance general un total de 1.8 millones de empleos alrededor del mundo, y es el segundo mayor empleador entre las fuentes de energía renovable. La gran mayoría de ellos se localizan en Brasil, que contabiliza aproximadamente 845 mil personas trabajando en este sector. En Latinoamérica, Colombia y Argentina también cuentan con una cifra considerable de empleo en esta área, con 97 mil 600 y 30 mil personas, respectivamente.

En Norteamérica y la UE, EUA, Francia y Alemania encabezan la lista, si bien su participación es mediana, debido a que la producción y el procesamiento mecanizados limitan la oferta de empleo, en comparación con naciones cuya labor es más intensiva.

Tailandia, Indonesia y China han incrementado su participación en esta área, gracias al apoyo de marcos regulatorios benéficos y atractivas condiciones de mercado; por ejemplo, la industria del biodiesel basado en aceite de palma en Indonesia aporta un total de 223 mil empleos por sí sola.

La industria eólica ocupa el tercer puesto entre las generadoras de empleo. El año pasado rebasó el umbral del millón de empleos, impulsado por China, Alemania, EUA y Brasil. Entre 2013 y 2014, China incrementó prácticamente en 50 por ciento el número de personas empleadas en esta industria, al pasar de 356 mil a 502 mil 400. EUA, por su parte, se recuperó en 2014 de un bache vinculado con las políticas regulatorias para alcanzar un total de 73 mil empleos. Con poco menos de la mitad de esta cifra, Brasil registró en 2014 un incremento de alrededor de 12 por ciento respecto de la cantidad del año anterior, mientras que el crecimiento del empleo en esta industria en la UE estuvo por debajo del 6 por ciento.

La generación hidroeléctrica y minihidroeléctrica, señala el documento de la IRENA, ofrece información insuficiente, en un caso, y poco confiable en el otro para realizar estimaciones veraces. No obstante, se considera que el mercado minihidroeléctrico mundial aporta aproximadamente 209 mil empleos al balance general. Sobre las grandes hidroeléctricas, la IRENA señala que se encargó de realizar la primera estimación global del empleo relacionado con ellas, la cual arrojó una cifra de casi 1.5 millones de empleos directos en 2013. Una vez más, la gran mayoría de ellos se localizan en el continente asiático, con casi 50 por ciento del total concentrado en China y casi 20 por ciento más en otras naciones del continente.

Bangladesh combate la pobreza energética y genera empleo mediante renovables
Un caso sumamente significativo lo representa Bangladesh, nación asiática que, en poco más de una década, pasó de tener cero sistemas fotovoltaicos de tipo residencial instalados en todo el país a más de 3 millones. La experiencia de Blangladesh subraya el potencial para la creación de valor que presenta la expansión del acceso a la electricidad hacia áreas rurales que carecen de conexión a la red general de electricidad.

Bajo la tutela de la paraestatal Compañía para el Desarrollo de Infraestructura (IDCOL), las instalaciones de sistemas solares domésticos han crecido a gran velocidad en la última década, hasta 3.6 millones de unidades, de acuerdo con la información disponible hasta marzo de 2015. En conjunto con los sistemas instalados por proyectos no impulsados por la IDCOL, la cifra se incrementa hasta, al menos, 3.8 millones de unidades, lo que beneficia a más de 20 millones de personas. La meta del país para 2016 es alcanzar las 6 millones de unidades.

El empleo relacionado con este sector se ha expandido en paralelo, alcanzando por lo menos 115 mil empleos en 2014. Los 48 socios de implementación de la IDCOL dan trabajo a un estimado de 70 mil personas, mientras que las empresas no vinculadas con la IDCOL generan empleo para otras 15 mil. La fabricación y el ensamblado de paneles solares fotovoltaicos aportan más de 30 mil empleos por sí mismas.

Los sistemas solares domésticos involucran la venta, instalación, el mantenimiento y la recolección de préstamos para la compra de los equipos. La capacitación vocacional ha sido un factor importante, en particular para beneficio de las mujeres, quienes se encargan de ofrecer servicios posventa en áreas rurales. De hecho, dentro del programa de la IDCOL, se ha ofrecido capacitación técnica y gerencial a 410 mil personas, desde técnicos hasta usuarios locales.

Programas adicionales de la IDCOL, que promueven el biogás, el uso de estufas mejoradas y otras tecnologías de energía renovable, aportaron 4 mil empleos más en el sector durante 2014.

A0CE0042572
Figura 1. Empleo en energía renovable por tipo de energía

Occidente cae. Oriente toma la delantera
Si bien la generación de energía por fuentes renovables se ha diversificado ampliamente en los últimos años e involucra a una cifra creciente de países en sus actividades, China sobrepasa en generación de empleos relacionados con las renovables a los demás países del mundo en prácticamente cada una de ellas. Por sí solo, el gigante asiático aporta casi 50 por ciento del empleo total en el mundo relacionado con las energías renovables.

El informe de la IRENA asegura que esta cifra muestra un crecimiento de 18 por ciento respecto de las estimaciones lanzadas en 2013. En el balance, el continente asiático ha acaparado gran parte del empleo del sector, sobre todo en el ramo de manufactura. Para muestra, dos tercios del total de empleos del sector fotovoltaico y 50 por ciento del eólico se encuentran en China. Una cifra incluso mayor se registra para el segmento de calentamiento y enfriamiento de agua con energía solar, pues más de tres cuartas partes de las 764 mil personas empleadas también están en la nación asiática.

Los países que más se acercan son Brasil y EUA, en ese orden. La nación sudamericana registra 934 mil empleos relacionados con las energías renovables, principalmente en eólica, minihidroeléctrica, calentamiento y enfriamiento de agua mediante energía solar, y biocombustibles. En esta última industria, de hecho, se ubica como líder indiscutible a escala mundial.

Por su parte, EUA registra un total de 724 mil empleos en los diferentes sectores de energía renovable y se indica en el documento de la IRENA que la nación ha incrementado su número de instalaciones fotovoltaicas, con impacto directo en la creación de empleos relacionados con este tipo de energía y otras basadas en el recurso solar. Al igual que Brasil, el país norteamericano cuenta con participación de empleo en el segmento eólico, minihidroeléctrico, de calentamiento y enfriamiento de agua por fuente solar y de biocombustibles.

Los países de la UE con mayor concentración de empleo relacionado con las diversas fuentes de energía renovable son Francia y Alemania, con 371 y 176 mil, respectivamente, mientras que el resto de la región suma 653 mil empleos conjuntos. India, por su parte, aporta más de 400 mil empleos directos en diversos sectores de renovables, mientras que Japón e Indonesia ubican su aportación por encima de los 200 mil.

A0CE0042571
Figura 4. Empleo en energías renovables por país

El liderazgo del gigante asiático
El desplazamiento geográfico en la oferta de empleo relacionado con las energías renovables se mantuvo durante 2014, afirma el documento de la IRENA. De hecho, la participación combinada de la UE y de EUA en el empleo global decayó de 31 por ciento en 2012 a alrededor de 25 por ciento para 2014. El top 10 global de países con mayor participación de empleo ahora contabiliza a cinco naciones de Asia, en contraste con el año anterior cuando sólo tres figuraban. Los países líderes en este balance son China, Brasil, EUA, India, Alemania, Indonesia, Japón, Francia, Bangladesh y Colombia, en orden descendente.

China ha afianzado su posición como líder del mercado laboral en energías renovables, con 3.4 millones de personas empleadas. El despliegue local sostenido y la creciente dementa de energía solar fotovoltaica aseguraron un crecimiento de 4 por ciento en la oferta de empleo de este segmento para alcanzar un total de 1.6 millones. El país produjo alrededor de 34 gigawatts en módulos solares fotovoltaicos en 2014 (70 por ciento de la producción mundial total). El segmento de manufactura emplea a cerca de 80 por ciento de la fuerza laboral total del sector fotovoltaico en China, seguido por los segmentos de instalación, operación y mantenimiento.

El gigante asiático también alberga la industria más grande de calentamiento solar de agua, abasteciendo tanto al mercado doméstico como al sector de exportación. La demanda de instalaciones de calentamiento solar de agua a nivel local se redujo considerablemente durante 2014. Como resultado, a pesar del incremento de 2 por ciento en las exportaciones, el empleo en el segmento de manufactura decreció en 20 por ciento para quedar en alrededor de 600 mil empleos. Un total de 2.2 millones de personas estarían trabajando en las áreas de ventas, instalación y servicio posventa para este sector; sin embargo, es posible que dichos empleos sean de medio tiempo y vinculados con negocios de energía solar fotovoltaica.

Apuntalado por un mercado local poderoso, con 20 gigawatts instalados en 2014 y 77 gigawatts adicionales en etapa de construcción, el empleo para la industria eólica en China está creciendo. La Asociación China de Energía Eólica estima que, para 2014, la participación de empleo de esta industria fue de 502 mil 400 trabajos, superando los 356 mil registrados en 2013.

En bioenergía empleó a 521 mil personas en 2014, con la biomasa y el biogás como punteros, con una participación de 241 mil y 209 mil empleos, respectivamente. Su liderazgo también se mantiene en el sector hidroeléctrico. El país añadió casi 30 gigawatts en grandes hidroeléctricas en 2013 y planteó 75 gigawatts adicionales en nuevos proyectos para el periodo 2014-2017. Las labores de construcción e instalación englobaron más de 70 por ciento del empleo del país en este sector. En el sector minihodroeléctrico, China emplea a más de 126 mil personas en las labores propias de esta industria.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba