Noticias

El uso de cobre reciclado ahorra 85 por ciento de energía

Procobre, red de instituciones latinoamericanas cuya misión es la promoción del uso del cobre, explica que el reciclaje de cobre a escala global supone un ahorro considerable de recursos y de emisiones de CO2 a la atmósfera. “Para la obtención de cobre reciclado se requiere 85 por ciento menos energía eléctrica (100 millones de MWh) que para su producción primaria y además se evita la emisión de 40 millones de toneladas anuales de CO2 a la atmósfera”.

En materia legislativa, indica la compañía, existen más de 140 leyes, regulaciones, directivas y guías internacionales que buscan favorecer la gestión responsable del ciclo de vida para productos que contienen cobre, por ejemplo, electrodomésticos, teléfonos y vehículos.

Expone que la aplicación de la Norma ISO 50001 repercute favorablemente en la industria del cobre, en particular porque exige motores altamente eficientes, con la capacidad de perder menos energía, gracias a la conductibilidad eléctrica que posee el cobre. “Mientras más cobre haya en el cableado de un motor mayor es su eficiencia. La relación cobre versus eficiencia es lineal para por ciento de la eficiencia eléctrica de un motor”, destaca Procobre.

Agrega que los vehículos eléctricos e híbridos han logrado un mejor nivel de desarrollo, dado que utilizan un motor eléctrico como fuente de propulsión primaria. «Los vehículos eléctricos e híbridos tienen un contenido en cobre mayor que los convencionales, ya que poseen cerca de 25 kilos de cobre y sus aleaciones».

Además, precisa que los autos híbridos necesitan 33 kilogramos de cobre para su construcción, cerca del peso promedio de un niño de 12 años. «El cobre juega un rol muy importante en todas las tecnologías de los autos eléctricos. Se encuentra en los motores de propulsión, los sistemas de frenos regenerativos y conductores para la batería, así como en aplicaciones tradicionales tales como equipo electrónico accesorios audiovisuales y cableado”.

El reciclaje de cobre juega un papel importante en la disponibilidad del metal, para el desarrollo de mejores condiciones de vida futura. “Reducir la extracción de nuevas materias primas, ayuda a conservar más nuestro entorno, consiguiendo un ahorro importantísimo de consumo energético y emisión de gases de efecto invernadero, impactando de forma positiva en la vida del ser humano”, mencionó Efrén Franco, director Ejecutivo de Procobre México.

Imagen tomada de: fabricalo.net

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba