NegociosTendencias

Información a la velocidad de la luz

El avance de la tecnología ha hecho posible compartir contenido a un dispositivo inteligente a través de la luz LED. Esta transmisión de datos se realiza de forma inalámbrica e instantánea y presenta nuevas posibilidades para los segmentos de retail y de transporte, además de recintos culturales y de esparcimiento

Por Redacción, con información e imágenes de Panasonic Corporation

La iluminación de un espacio puede propiciar ciertos ambientes, resaltar los aspectos arquitectónicos de un lugar o incluso llegar a provocar emociones en los consumidores; sin embargo, estas aplicaciones están evolucionando a niveles que antes resultaban impensables, como obtener información sobre promociones o características de un producto en el mismo punto de venta o brindar indicaciones a los visitantes en un parque de atracciones mediante una fuente de luz.

Esto es posible gracias al desarrollo de una plataforma que combina el amplio uso de dispositivos móviles con la utilización de frecuencias de luz LED, una app y contenido almacenado en la nube. Basta con descargar la aplicación, activar la cámara del smartphone o tableta y apuntarla hacia una fuente (ya sea una pantalla, cartel luminoso o lámpara en un aparador) para recibir la información desde un servidor de contenidos vía internet.

Esta sencilla y veloz forma de comunicación ofrece más ventajas que los códigos QR, ya que las lecturas de los códigos en la iluminación LED se realizan de manera inmediata. No se necesita estar demasiado cerca de la fuente luminosa, una gran ventaja cuando se piensa en museos muy concurridos, estaciones de transporte, almacenes o lugares públicos donde no es posible detenerse por mucho tiempo. De igual forma, la plataforma permite que las personas obtengan información al mismo tiempo, pues sólo es necesario ubicar el dispositivo inteligente dentro del área de irradiación de la fuente lumínica.

Un abanico de posibilidades
Los usos para esta tecnología son muy vastos. Para aplicaciones en el área de retail, se pueden codificar las características de los productos, precios, promociones y mostrarlas en sistemas de señalización digital, escaparates o anuncios luminosos.

Por ejemplo, en 2016, la marca de ropa deportiva ASICS realizó un proyecto piloto en una de sus tiendas, situada en la concurrida estación de trenes de Shinagawa, en Japón. Éste consistió en la instalación de tres áreas de emisión de luz LED en el interior del local, para ofrecer más detalles sobre los productos, así como la colocación de un anuncio luminoso exterior que, al ser decodificado, redirige al sitio de compras en línea para que los consumidores puedan adquirir los productos vía internet, sin importar la hora en la que decidan hacerlo.

De igual forma, los recintos de entretenimiento y cultura también pueden beneficiarse con esta tecnología. En el caso de una exhibición, se puede codificar la información sobre las piezas mostradas para que los visitantes tengan acceso a ella al apuntar su teléfono hacia la iluminación de las lámparas LED que bañan las obras, optimizando así los recursos del museo.

Además, al estar en comunicación con los dispositivos inteligentes, la plataforma es capaz de almacenar datos sobre las lecturas previas y descargas de contenido de los usuarios, con la finalidad de obtener un perfil estadístico y generar una estrategia personalizada. Sin duda, pronto habrá más avances y aplicaciones de esta tecnología. Una de las compañías que ya ha integrado esta solución en su portafolio B2B es Panasonic Corporation, mediante el desarrollo de la plataforma LinkRay como un medio de intercambio de información.

VENTAJAS. No se necesita estar demasiado cerca de la fuente luminosa, un beneficio enorme cuando se piensa en museos muy concurridos, estaciones de transporte, almacenes o lugares públicos donde no es posible detenerse por mucho tiempo

Una experiencia más interactiva para los visitantes
La integración de este desarrollo tecnológico ya es una realidad para quienes acuden al Petersen Automotive Museum, en Los Ángeles, California. Tras haber sido renovado en 2015, este recinto dedicado a la historia del automóvil mezcla la presencia de vehículos reales con espectaculares imágenes desplegadas a través de monitores, proyectores y video-walls.

Igualmente, los visitantes pueden recibir contenidos exclusivos o elegir entre una variedad de actividades, además de incluir la compra de boletos y descuentos para futuras exposiciones directamente en sus smartphones o tabletas. Para ello, basta con descargar la app y apuntar la cámara hacia cualquiera de las pantallas LED instaladas en el recinto.

“En 2015, los museos sufrieron una notable disminución en la cifra de asistentes, por lo que buscamos la manera de enriquecer la experiencia para los visitantes. La nueva tecnología LinkRay fue una opción emocionante porque es innovadora y eficiente al costo. Además, podíamos ser el primer museo en Estados Unidos en ofrecerla y decidimos tomar esa oportunidad para conectar mejor con la audiencia y, en especial, con los Millennials”, aseguró Adam Langsbard, Jefe de Marketing del Petersen Automotive Museum.

LinkRay permite a un gran número de personas aprender más sobre las exhibiciones o el entorno utilizando sus teléfonos inteligentes. La información que se envía al usuario puede estar alojada en la red, en forma de archivos de audio o video, e incluso es posible traducirla al lenguaje nativo de la persona. “El Petersen Automotive Museum es una institución icónica, con exposiciones automotrices en un ambiente de alta tecnología, y que ahora es capaz de ofrecer una experiencia única, con opciones que van mucho más allá de admirar las piezas en exhibición”, concluyó John Baisley, vicepresidente de Panasonic Professional Imaging & Visual Systems.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba