Casos de ÉxitoDestacadosNegocios

Plan Integral de Protección de Marca

Por más de 118 años, UL ha trabajado para garantizar la seguridad de los consumidores. Esta trayectoria los ha posicionado como uno de los distintivos más reconocidos a escala global para avalar la seguridad de los productos.

Por Eli Puszkar.

Para poder ostentar una marca, cada fabricante somete su producto a un proceso de pruebas que determinan el cumplimiento de normas nacionales e internacionales. Una vez concluido el proceso de certificación, el fabricante es visitado periódicamente y sin previo aviso para verificar que el proceso de manufactura se realice de forma consistente con las características de la muestra que se certificó. Esta labor de seguimiento continúa mientras la certificación siga activa para monitorear el cumplimiento de las normas durante el proceso de fabricación del producto.

Cada vez más, los consumidores y autoridades confían en la marca para distinguir productos que cumplen con la normatividad aplicable; por ello, en los últimos años, los fabricantes que buscan lucrar con productos pirata han intentado utilizar de forma ilegal la marca UL para acceder a los mercados del mundo. Los productos eléctricos no certificados representan un riesgo importante y es por esto que UL ha formado un equipo especializado que se dedica a proteger la integridad de la marca y a velar por su uso correcto.

El Plan Integral de Protección de Marca (PIPM) se forma alrededor de tres pilares: el cumplimiento, la educación y la cooperación. Cada una de estas iniciativas representa un componente vital para el plan.

Cumplimiento
UL apoya a las organizaciones gubernamentales y demás instituciones que supervisan la fabricación, importación y comercialización de productos en sus labores diarias. Cuando es necesario, sus expertos participan en la identificación de productos pirata y colaboran con dichas instituciones en los procesos legales para confiscar y destruir los productos, así como presentar a los responsables ante las autoridades correspondientes.

La política de UL consiste en no acceder a la importación, exportación o manipulación de mercancía confiscada por las autoridades aduanales cuando dichos productos ostentan la marca UL de forma no autorizada, aplicando su política de forma consistente a escala global.

Educación
Para combatir la piratería de manera efectiva, es necesario educar a los consumidores, minoristas, distribuidores, funcionarios de gobierno, autoridades y demás miembros de la cadena de suministro.

Si bien muchos fabricantes buscan interrumpir o reducir la oferta de productos pirata que afectan su propiedad intelectual, estas estrategias rara vez son exitosas si no se complementan con un esfuerzo por reducir la demanda y la aceptación de dichos productos.

UL ha lanzado tres programas internacionales para atender necesidades específicas del mercado

  • La Conferencia Internacional para Autoridades Relacionadas con Crímenes de Propiedad Intelectual se desarrolla con el fin de reunir a autoridades, personal de aduana, investigadores, procuradores de justicia y al sector privado. Durante este evento se busca colaborar para desarrollar y compartir mejores prácticas y coordinar esfuerzos para combatir la piratería
  • El Colegio de Investigadores del Delito de Propiedad Intelectual Internacional (IIPCIC, por sus siglas en inglés) es un instituto totalmente interactivo con cursos en línea enfocados en delitos de propiedad intelectual. Este instituto busca atender las necesidades de cuerpos de policía, miembros de gobierno, agencias aduanales y de la iniciativa privada que participa en la lucha contra la piratería
  • El programa “Listo y seguro” es una iniciativa mundial diseñada en colaboración con la compañía Disney Educational Productions, en la que los niños aprenden la importancia de la seguridad eléctrica y otros temas que ponen en riesgo a su familia. A escala nacional, en México se difunden diversos materiales educativos a través de un acuerdo colaborativo con la Cruz Roja de la Juventud

Cooperación
Consiste en la creación de alianzas y acuerdos con cuerpos de policía, organizaciones aduanales, gobiernos, asociaciones industriales, autoridades, clientes y dueños de propiedad intelectual para combatir la piratería internacional.

Al combinar esfuerzos y capacidades, UL ha logrado una plataforma con alcance mundial que le permite realizar investigaciones en cualquier rincón del mundo y rastrear a los fabricantes de productos pirata en su país de origen.

Desde 1996, año en que formalmente se creó el grupo de trabajo contra la piratería en UL, el número de organizaciones con las que esta asociación colabora ha crecido de manera significativa. En 2011, 383 cargamentos de productos con marcas UL piratas fueron confiscados y destruidos en las aduanas estadunidenses. Además, 33 redadas exitosas en China detuvieron el flujo de productos pirata.

Para aplicar el Plan Integral de Protección de Marca propuesto por UL es necesario que los fabricantes y comerciantes de productos eléctricos evalúen el riesgo al que están expuestos sus productos. Las organizaciones ilegales buscan maximizar el retorno sobre su inversión a corto plazo, por lo que sus actividades tienden a enfocarse en áreas donde pueden obtener un volumen de venta importante al mismo tiempo que un menor riesgo de confiscación de los productos.

Por esta razón, los productos pirata tienden a proliferar en segmentos que exhiben las siguientes características:

Productos de bajo costo y fabricados en grandes cantidades. Los productos que se reproducen de forma ilícita tienden a ser de bajo costo y con un gran volumen de comercialización. Este aspecto es importante, ya que usan el gran volumen de ventas para contrarrestar los márgenes inferiores de los productos.

Artículos con gran demanda. Cualquier artículo con gran demanda en el mercado, sin importar su precio, representa una oportunidad para los fabricantes de productos pirata, ya que aprovechan los esfuerzos e inversiones del fabricante legítimo en promoción y mercadotecnia, así como el reconocimiento de su marca ante los consumidores, para comercializar sus productos.

Marcas que tienen una gran participación en el mercado. Los productos o líneas de productos que gozan de una gran participación en el mercado representan un excelente potencial para los fabricantes de productos pirata, puesto que los consumidores los reconocen y los buscan en una gran variedad de comercios.

Marcas de lujo. Para los consumidores estos productos son altamente atractivos, pero su elevado precio limita su compra. Los fabricantes de productos pirata buscan comercializar copias apócrifas, ya que su alto margen de utilidad les permite venderlos a un costo mayor que, de cualquier modo, representa sólo una fracción del precio del producto original.

Productos que se distribuyen por internet o donde la cadena de suministro es compleja y sin mucho control. Para disminuir el riesgo de ser sorprendidos por las autoridades y la probable confiscación de los bienes, los fabricantes de productos pirata buscan venderlos a través de canales que son más difíciles de vigilar.

Bajo este antecedente, el Programa Integral de Protección de Marca se coordina de la siguiente manera:

Seguridad. De acuerdo con cada producto, existe una gran cantidad de tecnologías y elementos a disposición de los fabricantes para proteger su marca. Las etiquetas holográficas, tintas de seguridad, identificación por medio de radiofrecuencia, entre otras, dificultan la reproducción del producto y ayudan al fabricante y a los consumidores a identificar su autenticidad.

Etiqueta de seguridad contra piratería utilizada por UL en la categoría de cable de telecomunicaciones

Monitoreo de los componentes y suministros. Los fabricantes deben monitorear el desempeño de sus proveedores para cotejar la propiedad y calidad de sus procesos. Del mismo modo, los proveedores de componentes y suministros deben proteger la propiedad intelectual de sus clientes y restringir la venta a terceras personas que puedan usar su producto para actividades de piratería.

Derechos de propiedad intelectual. Los fabricantes deben trabajar para registrar sus marcas y patentes en todos los países donde esperan comercializar y elaborar sus productos. En muchas naciones el proceso de registro se otorga al primero en registrar, lo que implica que dueños legítimos de marcas enfrentan dificultades para registrar su propiedad intelectual dentro de nuevas comunidades.

Riesgos relacionados con los empleados. Con regularidad, el robo de propiedad intelectual empieza al interior de las compañías. Para evitar la fuga de información que comprometa la integridad de sus productos, las empresas deben poner atención en la elección de su personal y tener políticas claras sobre el uso de información confidencial. Es recomendable considerar acuerdos de no competencia como parte del contrato laboral para evitar la fuga de información cuando los empleados dejan de laborar en la empresa.

Plan de comunicaciones. Los corporativos deben implementar un programa de comunicación que permita notificar cambios en el diseño y configuración del producto a todos los miembros de la cadena de suministro para que los consumidores y distribuidores puedan distinguirlo de las copias y otras falsificaciones.

Cooperación con las autoridades. Las corporaciones deben trabajar con las autoridades correspondientes, incluyendo aduanas, la Profeco, la Cofepris, el SAT, la PGR y organismos equivalentes en otros países, mediante información que alerte sobre los posibles riesgos derivados de la reproducción no autorizada. Las empresas deben estar listas para apoyar a estas organizaciones cuando sea necesario validar la autenticidad y el cumplimiento con las normas de seguridad.

Los beneficios que las empresas individuales obtendrán al aplicar el PIPM dependerá de cuánto estén dispuestas a invertir en él. Un enfoque integral y una actitud de no tolerancia hacia los productos pirata pueden ayudar a proteger sus marcas de riesgos potenciales de falsificación.
————————————————————————————————————————————————-

Eli Puszkar
Director de Desarrollo de Negocios de la Unidad Estratégica de Cables y Alambres de UL a escala global. Ha trabajado para la división Seguridad de Producto por más de ocho años, acumulando una amplia experiencia en las áreas de sistemas de iluminación, enseres domésticos, sistemas de ventilación, calefacción y aire acondicionado. Se ha desempeñado en las áreas de operaciones, desarrollo de negocios, planeación estratégica y gerencia general.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba