Histórico de la revistaPortada

Piratería en la industria eléctrica

Los productos pirata afectan gravemente al sector productivo. En el país se han desarrollado una serie de medidas para paliar esta problemática. El estatus actual revela que México está en un camino largo y sinuoso para resolver la producción e ingreso de productos que ponen en riesgo a varios actores de la cadena de valor.

Por Melissa Rodríguez.

9 de cada 10 personas compran productos pirata en México.

México podría encontrarse lejos de alcanzar la eficiencia energética debido al flujo ilimitado de piratería en líneas de producción eléctrica. Cada día, la falsificación de productos eléctricos se expande en hogares, empresas e instituciones públicas, lo que constituye una amenaza financiera y legal para el sector. Los productos eléctricos falsificados generan importantes riesgos para la seguridad y causan muerte, lesiones y considerables pérdidas a la propiedad, en el hogar y el lugar de trabajo si no se detectan a tiempo.

Los expertos estiman que la piratería y el uso no autorizado de propiedad intelectual representan 2 por ciento de la economía global. Para 2015, la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por sus siglas en inglés) considera que esta industria alcanzará 1.7 billones de dólares a través del impulso de una cultura de ilegalidad que niega respeto y seguridad a los fabricantes, distribuidores y usuarios.

Esto representa un problema mucho mayor que las demás actividades ilícitas, incluida la venta de narcóticos, el tráfico de armas y contrabando, por lo que debe erradicarse con rapidez, de modo que se recupere el mercado interno y se normalicen las prácticas eléctricas con equipos legítimos y seguros.

Un estudio promovido por el ICC, llevado a cabo por Frontier Economics en mayo de 2009, estima que el impacto de la piratería y el crimen de propiedad intelectual representan costos importantes en el país, que incluyen:

  • Mil 890 millones de dólares en pagos por impuestos perdidos y costo social
  • 706 millones de dólares de impuestos perdidos relacionados con la disminución de inversión extranjera directa
  • Impedimento de la recaudación de impuestos debido a la evasión fiscal
  • Según el documento Piracy In Electrical and Electronic Products de la International Electrotechnical Commission (IEC), aproximadamente 2.5 millones de puestos de trabajo se han perdido por la falsificación y la piratería en los países del G-20
  • Atenta contra el desarrollo tecnológico y la innovación
  • Alteran la estructura de precios del mercado
  • Inhiben el crecimiento del sector de manufacturas eléctricas en México
  • Afectación de 8.7 mil millones en el producto interno bruto (PIB) del sector total de manufacturas eléctricas

A su vez, estas cifras impactan en el IVA e ISR que el gobierno dejó de recaudar al detenerse el crecimiento del sector.

Clasificación de los tipos de piratería
Modalidad Características Leyes violadas
Contrabando de productos originales No pagan impuestos de importación Aduanera, Propiedad intelectual, Ley Federal sobre Metrología y Normalización (Lfmyn), Prácticas comerciales
Importaciones paralelas Declaran con falsedad en pedimento de importación Su comercialización viola políticas comerciales y convenios de distribución
Contrabando de productos clonados No pagan impuestos de importación, violan patentes, uso de marcas y normas Secretaría de Hacienda, Procuraduria Federal del Consumidor (Profeco), I. Méx. Propiedad Intelectual
Contrabando de productos reconstruidos Pagan impuestos reducidos. Se venden como nuevos Secretaría de Hacienda, Profeco, I. Méx. Propiedad Intelectual
Reconstruidos nacionales Se venden como nuevos sin factura, violan uso de marcas, no pagan impuestos Secretaría de Hacienda, Lfmyn
Piratas NOM/NMX ilegal Ostentan sello NOM/NMX de manera ilegal Violan NOM-024, 001-SCFI, 003-SCFI, 016-SCFI, 019-SCFI, Profeco
Producto robado No pagan impuestos DGN, Profeco, IMPI, PGR, PFP
Fuente: Caname

El problema de la piratería
En la mayoría de los casos, los artículos pirata buscan capitalizar la demanda de productos específicos infringiendo la propiedad intelectual de terceros; es decir, copian marcas, diseños y otras características que hacen atractivos los productos que reproducen.

Por la naturaleza de esta industria, en su mayoría estas copias no cumplen con las mismas características de fabricación, carecen de pruebas para demostrar su seguridad y no ofrecen las mismas garantías que los productos originales. Si bien en algunos casos se compran productos pirata por pensar que son auténticos, existe también un gran número de situaciones donde los compradores los adquieren con pleno conocimiento de su origen.

La percepción de que la piratería es un crimen sin víctimas y de que el producto pirata es igual pero más barato, aunado al bajo riesgo de persecución y sanciones relativamente pequeñas, en comparación con otras actividades criminales, han ocasionado el crecimiento desmedido de esta práctica y colocado a México como uno de los países con mayor consumo de productos piratas.

Por lo general, los fabricantes de productos piratas buscan artículos con gran demanda, de bajo costo y fabricados en grandes cantidades. Su objetivo es reproducir productos de lujo o con marcas reconocidas que tienen una gran intervención en el mercado; operan en segmentos donde la cadena de suministro es compleja y sin mucho control (por ejemplo, ventas por internet), dado que los productos no cuentan con elementos de seguridad y el precio es el factor principal en el proceso de compra.

Para que un producto sea económico, lo primero que se sacrifica son los requisitos mínimos de seguridad; por ejemplo, en temporada navideña, la aduana establece un operativo directo en contra de los artículos de temporada (juguetes, luces, figuras y adornos) que pretenden ingresar al país, en el que las autoridades toman muestras representativas de los productos y las envían a los laboratorios centrales de la aduana para que, posteriormente, sean recibidos en los de la Asociación Nacional de Normalización y Certificación del Sector Eléctrico (ANCE) y ésta emita un resultado en relación con el producto.

Estos fabricantes de productos pirata pueden desaparecer y reaparecer con facilidad, por lo que dañan la reputación de la industria y debilitan la confianza de los consumidores en las marcas que son víctimas de la falsificación de sus productos. Cabe mencionar que, en la mayoría de las ocasiones, la falsificación se lleva a cabo sin el conocimiento de los dueños legítimos de la marca o de la propiedad intelectual.

Producto legal contra pirata en México (mercado de baja tensión)
Familia/producto NOM aplicable NMX aplicable Por ciento / producto legal Por ciento / producto ilegal
Cartucho fusible J-009-ANCE 30 70
Apagador 003-SCFI J-508-ANCE/J-005 32 68
Receptáculo 003-SCFI J-508-ANCE 30 70
Clavija 003-SCFI J-508-ANCE 20 80
Chalupa J-023-ANCE 20 80
Interruptor termomagnético mín. 003-SCFI J-515-ANCE 75 25
Desconectador 003-SCFI J-515-ANCE 80 20
Interruptor termomagnético ind. 003-SCFI J-515-ANCE 90 10
Centro de carga 003-SCFI J-515-ANCE 90 10
Eqp./Pdt. Control 003-SCFI J-515-ANCE 95 5
Fuente: ESFI, 2000

Comercialización, impacto y consecuencias
Las personas que participan en la comercialización de artículos pirata lo hacen con la intención de obtener dinero rápido, sin consideración alguna por la seguridad o satisfacción de los usuarios. Los consumidores adquieren todo tipo de productos en el comercio informal, lo hacen sin saber que en la mayoría de los casos se trata de mercancía rechazada en otros países por presentar defectos de fabricación y que por ello ingresan de manera ilegal en México.

Esta práctica se ha apropiado de 31 por ciento de los productos eléctricos en México, por lo que este fenómeno genera pérdidas por 2 mil 600 millones de pesos al año en el país.

La Electrical Safety Foundation International (ESFI) para productos eléctricos comparte los siguientes datos:

En México, las 2 mil 54 empresas que componen la industria eléctrica tienen pérdidas anuales de 2 mil empleos y de 640 millones de pesos debido a los productos eléctricos que no cumplen con la Norma Oficial Mexicana sobre instalaciones eléctricas y violan alguna ley de fabricación, distribución o comercialización.

Según cifras oficiales de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname), cada año en México se importan 70 millones de dólares en mercancía eléctrica que no reúne los requisitos mínimos de calidad exigida por la NOM-001-SEDE. Actualmente, la Procuraduría General de la República (PGR) trabaja en una iniciativa para erradicar las prácticas ilícitas de la piratería y el fomento a la cultura eléctrica.

Esta última dependencia de gobierno suscribió el Acuerdo Nacional contra la Piratería en 2006, donde a la letra se señala: “Por piratería debe entenderse toda aquella producción, reproducción, importación, comercialización, venta, almacenamiento, transportación, arrendamiento, distribución y puesta a disposición de bienes o productos en contravención a lo establecido en la Ley Federal del Derecho de Autor y en la Ley de la Propiedad Industrial. […]

La Piratería tiene efectos nocivos en la sociedad, ya que no sólo por este fenómeno se pierden miles de fuentes de trabajo, sino que además pueden afectar la salud u ocasionar daños que hacen perder nuestro patrimonio.[…] Las luces de Navidad pirata llegan a ocasionar incendios. La actitud de adquirir productos piratas puede traernos múltiples problemas”.

La falsificación de productos es uno de los principales problemas que afectan a las instalaciones y redes eléctricas en México, por lo que la ausencia de una cultura de respeto a los derechos de propiedad intelectual obstaculizaría las acciones legales y comunitarias para exigir su cumplimiento.

Se minimiza el efecto de la piratería, sin embargo, puede provocar lesiones importantes

Factores de riesgo para usuarios finales
La seguridad del consumidor en el campo eléctrico (baja tensión) es una preocupación mundial. Es por ello que los países implementan con gran énfasis diversos métodos que regulan y controlan el ingreso al mercado interno de aparatos cuyo uso reviste un mayor riesgo eléctrico y resultan potencialmente peligrosos para las personas.

Los productos eléctricos pirata o fuera de norma tienen un desempeño inferior e incrementan los riesgos de uso, ya que la información básica (características o instrucciones) es limitada para el consumidor.

Estrategias desde la perspectiva legal
Para dar mayor contundencia y soporte a las decisiones y actividades de la aduana, ANCE integró el área legal a su organigrama, con la finalidad de trabajar en conjunto con las autoridades locales y federales de México, en apoyo al tema de la entrada, venta y consumo de productos ilícitos en el país.

Además, apoya al fabricante mexicano al llevar en su totalidad el proceso de evaluación de conformidad para evitar la competencia desleal que socava la manufactura de productos eléctricos y electrodomésticos nacionales.

En materia de seguridad eléctrica, las normas cubren cuatro requisitos básicos:

  1. Que no genere descargas eléctricas
  2. Que en su uso normal no genere radia-ción por calor y, a su vez, que éste no  genere quemaduras o incendios
  3. Que el uso frecuente del producto tenga alguna medida de seguridad
  4. Que las partes móviles tengan un acceso seguro

Certificación de productos
Como un organismo de certificación, ANCE presenta la información legal y hace las manifestaciones pertinentes ante las autoridades para llevar a cabo procesos de detención que determinen si el producto puede ingresar al país, mediante la verificación de sus especificaciones, como el modelo o el voltaje.

ANCE visita cada año las aduanas del país para impartir seminarios teórico-prácticos, de modo que los funcionarios adquieran un conocimiento más amplio y sepan detectar la calidad de los productos.

Para que un producto pueda certificarse, es necesario que pase por una serie de pruebas que determinen si cumple con la normalización requerida en el país receptor.

China es el principal proveedor de productos no certificados, pues éstos son solicitados con características específicas determinadas por el consumidor.

En fechas recientes, el equipo de ANCE visitó China con el objetivo de capacitar a los laboratorios para que pudieran llevar a cabo el proceso de prueba directamente en su país, además de que todo el producto saliente sea certificado con base en las normas y pueda llegar a México sin ningún problema para su comercialización.

Si se toma como referencia el mercado de baja tensión y los datos de Asociación de Comerciantes de Materiales y Equipos Eléctricos (Acomee), 70 por ciento de los productos es de origen asiático, 20 por ciento es desarrollado por fabricantes nacionales y el 10 por ciento restante procede de España, India, Corea e Italia, principalmente. Se presume que, del porcentaje total de productos asiáticos, poco más de 30 por ciento es ilegal.

Por su parte, la Caname trabaja en las reuniones del Programa de Control Aduanero y de Fiscalización por Sectores Específicos, en las que tratan casos de sublevación, piratería y contrabando de mercancía desleal, además de informar periódicamente a los comerciantes sobre las NOM y NMX, con la finalidad de sensibilizarlos sobre la importancia del combate a la piratería de productos del sector y participar en las reuniones de la Electrical Safety Foundation International (ESFI México). También, participa en sesiones de trabajo con la PGR, las Secretarías de Economía y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Aduanas y la Profeco, dependencias vinculadas con el combate y la prevención del fenómeno de la piratería que se unen para contener la venta de productos ilegales y disminuir sustantivamente la piratería, la cual afecta a todas las industrias, reduce la rentabilidad y expone al público a peligros de seguridad.

Estrategias para combatir la piratería

  • Trabajos de inteligencia, seguimiento a la importación de mercancías y materias primas, y ventas a precios accesibles en los productos más reproducidos de manera ilegal
  • La verificación y las visitas previenen y apoyan el combate a la mercancía ilegal en puntos de venta
  • Mayor vigilancia y control por parte de las autoridades
  • Bajar los delitos de robo
  • Mayor educación: fomentar la adquisición de productos originales y no comprar copias
  • Participación de la sociedad: fomentar el rechazo a la ilegalidad y la presentación de denuncias
  • Informar, sensibilizar y educar acerca de los daños del contrabando y la piratería, en lo personal (costo-beneficio: desempeño y calidad de los productos) y en la economía del país (evasión fiscal y proliferación de comercios no establecidos)
  • Impulsar reformas
  • Mayores castigos y sanciones
  • Programas que fortalezcan y propicien la colaboración entre la autoridad y el sector privado, así como la participación de las Cámaras en el diseño, la planeación y la evaluación de las estrategias concretas que se desarrollen en la materia, bajo una óptica de criterios nacionales que estén alineados con las necesidades y demandas de los fabricantes y consumidores
  • Capacitación entre los funcionarios de las distintas dependencias encargadas del combate a robo, piratería y contrabando
  • Capacitación entre los canales de distribución

——————————————————————————————————————————————————-

Fuentes:
Eli Puszkar, director de Desarrollo de Negocios de la Unidad Estratégica de Cables y Alambres de UL Mundial
Manuel Velázquez, ingeniero de Proyecto de UL de México
Héctor Prieto Argomedo, ANCE
Eduardo Mendoza Cárdenas, ANCE
Hugo Gómez Sierra, Caname

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba