DestacadosNegociosTendencias

Vegetación de altura

Hoy en día convivir en un espacio natural en medio de la ciudad es una posibilidad viable, como resultado de la búsqueda de alternativas para obtener ahorro energético y cuidar el ambiente.

Por  Myriam Sánchez.

Al mencionar ciudades y modernidad, la mayoría de la gente los relaciona con contaminación, colores grises, smog, concreto o problemas de tránsito. La idea de tener una metrópoli verde, rodeada de espacios naturales y con plantas en lo alto de los edificios, resultaba poco probable dadas las condiciones del desarrollo urbano.

Desde hace algunos años, las azoteas verdes han ganado terreno en las ciudades de México. Se trata de revestimientos ajardinados que pueden estar total o parcialmente cubiertos de vegetación. Esta tendencia surgió a raíz del cambio climático, los altos índices de contaminación que afectan al medioambiente y, sobre todo, a causa de la falta de espacios verdes dentro de las urbes.

Debido a que en las ciudades el suelo es muy caro, se optó por adecuar y aprovechar los espacios “muertos”, como las azoteas. De acuerdo con Jones Lang LaSalle, empresa encargada de la sustentabilidad de la Torre HSBC, el origen del rescate de áreas en las alturas está en Islandia y Noruega. Más tarde, en la década de 1960, Alemania reinventó las azoteas verdes, lo que las popularizó para extenderse a otros países. Según el arquitecto Rodolfo Hurtado, de Eco-Esfera, la cultura de las azoteas verdes comenzó a adoptarse con fuerza en Europa entre 1970 y 1980.

Anteriormente se consideraba un lujo contar con una azotea verde, sin embargo, se ha convertido en una necesidad como consecuencia de los problemas ambientales actuales. Por ejemplo, en Canadá y algunos otros lugares de Europa y Asía, ya es una obligación contar con un techo de este tipo. En Latinoamérica aún existe rezago en esta cultura si se le compara con otros países. Es por ello que se ha tratado de incentivar a la población para que opten por una construcción favorable para el ecosistema mediante descuentos fiscales. Ante esta situación, se espera que en próximos años contar con azoteas verdes en edificios y casas sea una obligación.

Proceso para una buena instalación
El primer paso para instalar una azotea verde es una revisión general del inmueble: si tiene cuarteaduras y si existen factores climatológicos, como salida del sol y dirección del viento. Una vez analizado, el edificio se impermeabiliza con diferentes tipos de membranas fabricadas con polietileno y PVC, cuya función es servir de aislante entre la losa y la vegetación para evitar problemas de humedad. Después se coloca una capa de drenaje y almacenamiento; también se usa un filtro para evitar que el sustrato se erosione con el agua. Asimismo, según de la técnica que utilice la empresa instaladora, se emplea un sistema modular (sustrato vegetal) con una separación de alrededor de 15 centímetros del suelo para evitar que toque la construcción en forma directa y se desechan las membranas que no se requieran.

Una vez que se cuenta con estos elementos se planta la vegetación deseada. Por lo regular se recomienda utilizar suculentas, crasuláceas y cactáceas debido a su bajo mantenimiento y alta resistencia al clima, aunque en algunos casos se aprovechan estas áreas para sembrar y cosechar alimentos de autoconsumo.

Si bien todos los desarrollos de azoteas verdes mantienen en común un mismo concepto de implementar vegetación en los techos, existen clasificaciones que dependen de la profundidad del sustrato vegetal, de las especies de flora por utilizar, del nivel de mantenimiento requerido y de la capacidad estructural del inmueble.

A todas las edificaciones de la Ciudad de México se les puede adaptar una azotea verde, lo que significa también una buena oportunidad de negocio. “La mayoría de las azoteas son óptimas, pero hay que tener en consideración ciertos puntos, como las condiciones estructurales de la losa, si cuenta con las pendientes adecuadas y el estado del impermeabilizante”, comenta el arquitecto Hurtado.

Algunas de las azoteas verdes en México son la Estación del STC Metro en la Glorieta de Insurgentes; la Torre HSBC; el edificio del INIFAP; el edificio del Infonavit; el Museo de Historia Natural; la Preparatoria “Ricardo Flores Magón”; la Preparatoria “Felipe Carrillo Puerto”; la Secundaria Técnica núm. 14 “5 de Mayo”; y el Hospital de Especialidades “Dr. Belisario Domínguez”.

Uno de los beneficios que ofrece la instalación de azoteas verdes es el descuento sobre el pago del impuesto predial otorgado por el gobierno del Distrito Federal. Este incentivo económico resulta muy atractivo para los habitantes de la ciudad, pues, de acuerdo con el número de metros cuadrados de superficie verde y del tipo de naturación adquirida, con este sistema se puede obtener desde el 10 hasta el 25 por ciento de descuento. Para hacerlo efectivo debe expedirse una constancia de azotea verde que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

No obstante, todavía se trata de un tema desconocido para la mayor parte de la población, pues las azoteas verdes no son tan accesibles para las clases bajas y medias. Para que esta situación se modifique es importante difundir más información sobre esta alternativa y eliminar los obstáculos que limitan la accesibilidad.

Con la creación de azoteas verdes, división que existe entre la metrópoli y la naturaleza puede llegar a su fin y se contribuye a contrarrestar el deterioro ambiental. De acuerdo con el arquitecto Hurtado, México poco a poco se erige como modelo en sustentabilidad y no duda que en próximos años, tanto en el D.F. como otras ciudades de la República Mexicana, se convierta en una obligación de los ciudadanos contar con áreas verdes en sus azoteas. La falta de espacios recreativos, así como la existencia de varias zonas muertas, grises y desperdiciadas en los techos, serán factores determinantes para que se fomente la implantación de azoteas verdes en el país.

Tipos de azoteas verdes
Extensivas. Suelen ser más ligeras, económicas y las que requieren de menor cuidado. Están compuestas por crasuláceas y suculentas que se propagan de forma natural en la misma azotea. Debido a las características de las plantas, la necesidad de riego, fertilización y mantenimiento son mínimos.

  • Espesor del sustrato vegetal: entre 12 y 20 centímetros (las raíces crecen de manera horizontal)
  • El peso máximo saturado de agua no supera los 200 kg/m2
  • Maduración: de cuatro a seis meses

Intensivas. Se pueden instalar diferentes tipos de vegetación con amplias posibilidades de diseño, en las que pueden incluirse hasta árboles pequeños. Sólo es importante utilizar vegetación adecuada a las condiciones climatológicas del lugar en donde se llevará a cabo el proyecto. Respecto al mantenimiento, es similar al de un jardín tradicional: requiere riego y fertilización.

  • Espesor del sustrato vegetal: desde 35 centímetros hasta más de 1 metro
  • Peso máximo saturado de agua: mil 200 kg/m2 (contemplar para no generar daños al inmueble)
  • Maduración: varios años

Semiextensivas o mixtas. Combina ambos diseños. Se dividen las cargas de acuerdo con las condiciones del inmueble.

Características de la azotea verde en el edificio HSBC
Impermeabilizante: Membrana prefabricada de asfalto modificado de 3.3 mm de espesor, agente antiraíces en su composición y peso de 3.41 kg/m2

Drenaje: Prefabricado de poliestireno expandido de 0.7 kg/m2

Lienzo de separación: Geotextil de 270 gr/m2

Sustrato: Mezcla de dos componentes minerales granulados y materia orgánica

Vegetación: Mezcla de suculentas, crasuláceas y arbustos bajos

El techo verde de la Torre HSBC es uno de los más reconocidos en América Latina. Se encuentra ubicada sobre la avenida Paseo de la Reforma, frente al Ángel de la Independencia.

Creación: su construcción culminó en 2007

Vegetación: plantas endémicas, como sedum moraenense, sedum prealtum, sedum griseum, lampranthus spectabilis, aloe vera y agave común

Mantenimiento: cada mes se hace el recorte y riego de las plantas, de acuerdo con su desarrollo

Ahorro energético: no se tiene cuantificada la energía eléctrica que arroja la azotea verde en el corporativo, pero la gerente de sustentabilidad de Jones Lang LaSalle, Ruth Corona, encargada de HSBC a escala nacional, afirma que el ahorro de energía se genera al no utilizar los equipos eléctricos al ciento por ciento

Razón: apoyo a iniciativas sostenibles como parte de la construcción de un edificio LEED con certificación Oro, como New Construction, y Platino, como Existing Building: Operation & Maintenance por el US Green Building Council

El edificio también cuenta con otra azotea verde conformada por 547 hidromaceteros con una extensión de 91.2 m2, que cada año captura 9 mil 846 litros de agua pluvial.

Beneficios
Sociales

  • Contar con un espacio de recreación y confort para la convivencia familiar y social
  • Mejorar la calidad de vida por medio de la salud y relajación visual
  • Cambiar la perspectiva psicológica de las personas
  • Proveer de plantas aromáticas que mejoren el estado anímico de los habitantes

Ambientales

  • Captación de CO2
  • Contrarrestar el cambio climático
  • Proveer oxígeno necesario para la atmósfera
  • Las plantas capturan partículas suspendidas en el aire (polvo, plomo, bacterias)
  • Propicia el ciclo natural del agua (absorción y evaporación)
  • Evita presión en el drenaje urbano por no ocasionar saturación de aguas pluviales

Económicos

  • Disminución del pago predial (en el D.F.)
  • Aislamiento acústico
  • Ahorro de energía al disminuir el uso de aire acondicionado o calefacción, pues funciona como aislante térmico
  • Retrasa el mantenimiento de impermeabilización por 20 años o más
  • Incrementa el valor de la propiedad
  • Genera alimentos (si se trata de plantas de autoconsumo)

————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba