Energía RenovableNegocios

Principios de sustentabilidad corporativa

Las consultas en sustentabilidad permiten a toda organización equilibrar sus sistemas de forma que, al gestionarlos, la empresa garantice tanto su continuidad como los recursos esenciales para su operación.

Por Melissa Rodríguez.

El mundo tiene un gran desafío llamado cambio climático que, de acuerdo al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, “es un problema que determina el progreso humano en nuestra generación”. Por ende, la respuesta a la actual contienda está en la incorporación del concepto de sustentabilidad en todas las comunidades, entendido como un fenómeno creciente en el sector de los negocios y corporativos nacionales.

Daniel Aguiñaga Gallegos, socio de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad de Deloitte, en su misión de incorporar a la cultura organizacional de las empresas el concepto de sustentabilidad, charla con Constructor Eléctrico y define la nueva tendencia en auditoría sustentable, enfocada en la gestión armónica de las comunidades productivas.

Según Daniel Aguiñaga, actualmente son muchas las empresas que empiezan a tomar conciencia sobre la importancia de atender el tema de la sustentabilidad. De forma que la gestión de esta tendencia debe analizar y comprender el estado financiero, ambiental y social de las organizaciones.

El interés por unirse a esta nueva generación de negocios ha llevado a diversas empresas, incluida Deloitte, a desarrollar un servicio de auditorías o consultas en sustentabilidad. Hoy en día, una herramienta de análisis de las repercusiones ambientales derivadas de la actuación de las empresas, les permite a éstas adaptarse a la legislación ambiental e integrarse a una cadena de negocios más productiva debido a la optimización de sus propios recursos.

El cambio climático es un tema de alta relevancia en el que las organizaciones generan un alto impacto.Fuente: Curso Intensivo de Responsabilidad Social Empresarial

Modelo de desarrollo sustentable
El modelo de Desarrollo Sustentable de Deloitte plantea que deben equilibrarse los elementos económicos, sociales y ambientales para que exista un desarrollo que pueda ser mantenido y proyectado por cualquier tipo de empresa. Esto implica un mecanismo de explotación racional de los recursos laborales y una adecuada distribución social de los beneficios obtenidos.

A partir de lo anterior, es posible señalar que la sustentabilidad es factible en la medida que el desarrollo económico, social y ambiental de cada comunidad empresarial optimice sus procesos y sus bienes. Por lo tanto, Deloitte define que la sustentabilidad se divide en tres temas que inicialmente deben valorarse por el consultor:

Indicadores económicos: rendimiento de inversión, tipo de gobierno corporativo, integración de consejo de administración, participación de consejeros, transparencia hacia la comunidad, inversionistas, etcétera

Indicadores sociales: prácticas laborales que implica la ética con la que se maneja la empresa, políticas de desarrollo laboral, etcétera

Indicadores ambientales: se enfoca en los procesos, en el manejo de recursos, reutilización de residuos, la eficiencia del uso del agua, la energía, etcétera

Conforme al ramo de la empresa, el indicador adquiere mayor o menor relevancia.

Como segundo paso, Deloitte parte de un diagnóstico para identificar las áreas de oportunidad más relevantes de acuerdo a su Modelo de Madurez de Sustentabilidad, cuyo objetivo es desarrollar y definir la estrategia que va a aportar el mayor valor a la organización, identificando las oportunidades en los indicadores.

El Modelo de Madurez tiene definidas 60 variables relacionadas con los indicadores sustentables y otros rubros adicionales por rama empresarial:

  • Una empresa que se rige por la ley
  • Una empresa que mejora sus prácticas
  • Una empresa que busca ser
  • Una empresa que está a la vanguardia

En cada uno de los indicadores se revisa la documentación de la empresa, se hacen entrevistas y se verifican procesos para poder evaluar el puesto de la organización en la escala de cuatro grados. Una vez definida la situación actual de la empresa, se da inicio a las primeras acciones de reconversión.

De acuerdo a este paso, el tiempo de reestructuración dependerá de cada empresa, del grado en el que se encuentre y los temas por tratar. Por ello, “son importantes las pláticas que se tienen con los empleados y directores de cada compañía, ya que como consultores es necesario comprender su realidad”, detalla Daniel Aguiñaga.

Además, para fortalecer la transformación, Deloitte entrega a las empresas herramientas de aplicación sencilla, orientadas a implementar los elementos básicos de una gestión ambiental, en concordancia con el concepto de Desarrollo Sostenible y de Responsabilidad Social Empresarial.

Hasta el momento, Deloitte ha asesorado a más de 200 empresas a nivel internacional y reconvertido a 15 empresas mexicanas. En términos comparativos con América Latina, México es pionero en la generación de índices de sustentabilidad; aunque en países desarrollados esta práctica lleva varios años, indica Daniel Aguiñaga.

Beneficios de una consulta en sustentabilidad
Financieros: minimiza costos de incidentes y de pasivos ambientales, genera ahorros por eficiencia operativa, reduce costos de producción (mejor manejo energético y de desechos), aumenta ganancias y ayuda a la evaluación de riesgo

Comercialización: optimiza las relaciones con la comunidad interna y los clientes. Mejora la imagen, prestigio e ingreso a nuevos mercados y permite un aumento de las ventas

Operacionales: aumenta la eficiencia en los procesos, reduce costos de disposición de desechos, mejora condiciones de seguridad y salud ocupacional, desarrolla nuevos conocimientos y disminuye la cantidad de residuos postconsumo

Información y comunicación interna: acrecienta la conciencia de los trabajadores y ayuda a detectar problemas presentes y futuros

Riesgos: reduce los incidentes y verifica el cumplimiento de normas

Fuente: Daniel Aguiñaga, Deloitte

De acuerdo con Daniel Aguiñaga, la sustentabilidad es parte de la estrategia de un negocio. “Una empresa que no proporciona beneficios económicos pero es muy ambientalista terminará en la quiebra porque no habrá inversionistas. Una empresa que es un éxito económico, pero que ambientalmente es un desastre, perderá a los clientes y las licencias para operar, por ello todos los indicadores deben aplicarse de manera sinérgica”.

Definición de una estrategia sustentable
Las auditorias en sustentabilidad, específicamente en el sector eléctrico, ofrecen soluciones que le permiten conocer a las empresas el perfil de consumo de energía eléctrica en sus instalaciones, en la proporción de medir las variables operativas y ambientales de la compañía. Por lo tanto, se puede desarrollar un plan de eficiencia eléctrica a partir de recurrir a la solución de los siguientes rubros:

Optimización de materias primas
•   Identificación de oportunidades de optimización de materias primas
•   Disminución de consumo y mejora del rendimiento
•   Incorporación de tecnología
•   Cambios de materias primas

Manejo de residuos
•   Calcular la cantidad de insumos y materiales necesarios en cada trabajo
•   Preferir productos durables y de buena calidad
•   Realizar mantenimiento preventivo
•   Valorizar, reutilizar y reciclar

Ahorro de energía
•   Identificación de oportunidades de ahorro de energía
•   Disminución de consumo
•   Utilización de la energía residual de un proceso en otro
•   Cambio a una energía más limpia o renovable

Ahorro de agua
•   Identificación de oportunidades de ahorro de agua
•   Disminución de consumo
•   Reutilización del agua residual de un proceso en otro
•   Cambios tecnológicos

Fuente: Daniel Aguiñaga, Deloitte

Caso de éxito
A través de la utilización de energías renovables en sus tiendas, Wal-Mart México y Centroamérica ha dejado de emitir el 21 por ciento de gases de efecto invernadero en el país y el 10 por ciento en Centroamérica. Asimismo, en los últimos dos años ha reducido el consumo de energía en 131 millones de kilowatts/hora, lo que equivale al consumo promedio anual de 60 mil hogares.

En lo que respecta a la parte de residuos, Wal-Mart ha reciclado el 71 por ciento de residuos que generan sus unidades o tiendas de autoservicio. De esta manera ha recuperado más de 500 toneladas de aceite vegetal para convertirlo en biodiesel, jabón de lavandería y en alimento para animales.

Para el cuidado del agua, Wal-Mart ha creado más de 500 plantas de tratamiento de agua residual en toda la república.

Los productos amigables con el medioambiente que la empresa maneja son de tres tipos: los ahorradores de agua, de energía y biodegradables. Como ejemplo de estos productos se encuentran los focos ahorradores, jabones de lavandería en barra que son elaborados con 20 por ciento de aceite vegetal y los detergentes libres en fosfatos.

Con la finalidad de fomentar la sustentabilidad entre los clientes, los proveedores y la comunidad Wal-Mart en conjunto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) crearon el programa de transporte limpio, que invita a los transportistas a adoptar estrategias para ahorrar combustible y así disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Fuente: Negocios Verdes

—————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba