Energía RenovableNegocios

Financiamiento solar

A diferencia de otros países, México aún tiene una cultura energética arraigada a los combustibles fósiles; no obstante, las energías renovables han incentivado el establecimiento de la industria termosolar y, por ende, su desarrollo.

“Los calentadores termosolares son una alternativa ante las alzas en los precios energéticos y la mitigación del cambio climático”.

Por Melissa Rodríguez.

Qué tanto se aprovecha la energía solar para el calentamiento de agua en México, un cuestionamiento que plantea el ingeniero Daniel García Valladeres, director Comercial de la empresa mexicana Módulo Solar, cuya labor ha sido promover el uso de la tecnología termosolar y prever a la población en general de una energía ambientalmente inofensiva y económicamente favorable.

Daniel García explica a Constructor Eléctrico que el Sol es un recurso que ha permitido la existencia de los seres vivos en la tierra, y, mientras la preferencia por los combustibles fósiles disminuye, los asentamientos humanos que subsisten gracias a éstos demandan cada vez más energía renovable.

“El Sol aporta anualmente a la atmosfera terrestre 1.5 x 1018 kW/h de energía. Este hecho indica que la radiación solar constituye una fuente inagotable de energía, habiendo un enorme potencial de utilización”, explica el ingeniero.

Actualmente, en México, el uso de sistemas de energía termosolar se ha convertido en una de las principales fuentes para calentamiento de agua en la industria hotelera y médica. “Si bien ha tenido un desarrollo interesante y vertiginoso en los últimos cinco años, la industria cuenta con más de 40 años de trayectoria”, revela Daniel García.

Hoy en día, dice el ingeniero, “los calentadores solares de agua cuestan más que otros equipos convencionales; sin embargo, la inversión puede ser recuperada en un plazo no mayor a tres años; después, el servicio es completamente gratuito. Por ello, la amplificación de este mercado ha permitido también el desarrollo de sistemas de financiamiento para la adquisición de tecnología termosolar”.

De acuerdo con información de la unidad de investigación y desarrollo de Módulo Solar, en los países de primer mundo, el gobierno impulsa este tipo de tecnologías a través de incentivos fiscales, créditos, programas de uso obligatorio, etcétera. Sin embargo, en México, los programas no son tan formales como los de otras latitudes.

Este hecho llevó a Módulo Solar a no ser únicamente desarrollador de alternativas en tecnología con fuentes renovables de energía, sino también a ofrecer soluciones comerciales a través de un programa de financiamiento de sistemas termosolares para grandes usuarios.

“Nos percatamos que básicamente el cuello de botella es la disponibilidad de los recursos financieros lo que les impide a los usuarios adquirir este tipo de tecnologías. Siendo así, desarrollamos un producto financiero que permite obtener una solución total para el usuario, con cero por ciento de inversión”, revela el ingeniero García.

El programa de adquisición de calentadores termosolares es un servicio dirigido a grandes usuarios (corporativos, hoteles, hospitales e industria en general), en el que Módulo Solar es el encargado de ofrecer soluciones integrales en tecnología renovable, a través de un paquete que incluye el equipo, la instalación y la puesta en marcha del mismo.

Respecto al capital y la mecánica de pago, se designa una cuota mensual y el usuario puede ir pagando el equipo por medio del ahorro generado por el propio sistema. Por ejemplo, un hospital puede adquirir en su totalidad un sistema termosolar en un período de cinco años. Al final del plazo, el producto se vuelve un activo de la empresa, por al menos 20 años.  El único requisito es que se traten de personas morales, y que estén dispuestos a que se realice una investigación crediticia.

“Parte de la solución integral es vincular al cliente con el aliado financiero apropiado, de acuerdo con el tamaño y las posibilidades económicas de la organización. La inversión se vuelve ciento por ciento deducible, ya que puede adquirirse a través de un contrato de arrendamiento o compra, permitiendo la deducción y depreciación total de la inversión en equipos de energía renovable. Esto de acuerdo con el paquete financiero que elija el cliente”, explica el ingeniero.

Un punto importante “es que con este esquema financiero ya no hay que pensar tanto en el valor de la tecnología, sino en el beneficio que se va a obtener a corto plazo”, comenta Daniel García.

Características de la tecnología

El costo de un equipo termosolar es variable. Los sistemas de aplicación residencial pueden costar entre 6 y 10 mil pesos, respecto al sector industrial o de grandes usuarios; el tamaño determina el costo del equipo.

Sintetizando lo anterior, de acuerdo con las estadísticas emitidas por Módulo Solar, el calentamiento de 1 mil litros de agua, a un promedio de 55 grados centígrados, puede costar alrededor de 65 mil pesos. No obstante, el costo depende de la localidad donde se encuentre y de la complejidad del proyecto.

Otro de los beneficios de la tecnología termosolar es que proporciona a los usuarios un ahorro aproximado del 80 por ciento en combustible y gas. Y al ser un sistema ecológico, le permite a las compañías que lo adquieren certificarse bajo los términos de empresas ambientalmente responsables.

Es una tecnología que tiene una larga duración, ya que los equipos requieren un menor mantenimiento que un calentador convencional. Además, los requerimientos del sistema son resueltos a nivel local, es decir, no se necesita de componentes importados para que pueda operar el sistema, ya que los calentadores son fabricados en la planta central de Módulo Solar, ubicada en la ciudad de Cuernavaca.

Beneficios de la tecnología termosolar

• El Sol es un recurso inagotable y completamente renovable

• Al año son evitadas de una a dos toneladas de emisiones de dióxido de carbono

• Dependiendo de las condiciones climáticas, disminuye el consumo energético entre el 20 y 75 por ciento

• Genera un aumento en el mercado del valor de la vivienda debido a su practicidad

• Contribuye al respeto y cuidado del medioambiente

• Proporciona agua con una temperatura promedio entre 50 y 60 grados

• Un modelo de 150 litros alcanza a entregar agua caliente para tres o cuatro personas (con un promedio de 30 a 40 litros de agua por persona)

• El calentador solar funciona sólo en el día, pero mantiene el agua caliente durante 24 horas, debido a que se almacena en tanques térmicos que sólo pierden entre dos a cinco grados de temperatura

• Hay agua caliente incluso en días nublados

• Se puede mezclar un calentador solar con un boiler a gas, para que nunca falte agua caliente. El calentador solar de agua y el boiler se instalan en serie, es decir, uno después del otro, por lo que el boiler respalda al sistema solar, y siempre habrá agua caliente

• Es posible obtener un ahorro de entre 215 y 450 pesos mensuales

Fuente: Infonavit

Futuro de la industria

“A nivel mundial esta tecnología es de uso común; en Portugal es obligatoria la usanza de estos sistemas en viviendas y construcciones. No obstante, en México, ha tenido un crecimiento importante en algunos nichos, y creemos que se deberá seguir trabajando arduamente.

“Además, también se ha estado trabajando con diversas entidades gubernamentales para llevar a cabo programas de difusión de tecnologías a base de renovables, e incluso legislaciones al respecto.

“Creemos que México deberá tomar decididamente el camino de las energías renovables, y así poder empezar a utilizarlas de manera masiva como en otros países”, concluye el ingeniero García.

—————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba