Columna

Errores comunes en el diseño de instalaciones

Por Javier Omar González.

Los principales errores que existen de proyectos es que muchas veces no coincide lo real con lo que se tiene en un dibujo. Cuando se llega a una instalación y el mapa no lleva de la mano a que revises con detenimiento, se empieza a tener errores.

En el proceso de verificación, se revisa la subestación o la acometida eléctrica. El primer aspecto por revisar es que cuente con sistema de tierras. A veces, por una deficiente instalación, por un mal proyecto o una mala supervisión, el instalador lo coloca, pero no lo conecta (de los errores más comunes). Para que el sistema de tierras opere y actúe debe estar conectado en el ingreso de la instalación.

Después de realizar esta supervisión, se tienen que revisar todos los equipos, ya sean motores, lámparas, contactos y que todo lo que sea equipo de utilización tenga sistema de tierras; además, los verificadores siempre deben calibrar los sistemas, con la ayuda de un laboratorio especializado de la Entidad Mexicana de Acreditación, quien entrega un certificado que indica que el equipo está en condiciones de operar.

Otro error grave es que el sistema de tierras no se tenga conectado al neutro, y que el cableado sea de todos colores, confuso. Este último nos ofrece una idea de cómo está conectado, y, por lo tanto, el que cualquier persona, que va a intervenir en una instalación, tenga claramente identificado cómo está conectado le puede salvar la vida.

En los tableros hay un código de cableado. Eso ocurre porque las empresas constructoras le surten al instalador el cable, y, como a veces se piden por miles de metros, de la tienda mandan el color que quieren, si no se tiene el cuidado de pedirlos. Si el instalador no tiene más cable, pone el que hay y lo marca, pues a final de cuentas es cobre y transporta energía.

Otros errores que hay en las instalaciones son las protecciones o los interruptores que no coinciden con la carga que van a trabajar, o con cables muy dañados para cierta carga con un interruptor muy grande, lo que provoca que se queme; por esta razón, es importante que la protección sea acorde al conductor y a la carga que va a administrar.

Tener cableados o parte de la instalación abierta es riesgoso, porque cada en cada punto de unión cabe la posibilidad de una falla. Si empalmamos dos, tres o cuatro cables en un punto de unión que no está bien hecho nos puede producir calentamientos. Todas las canalizaciones deben estar cerradas. Hay muchos lugares donde ponen las cajas registro y no colocan la tapa, por ejemplo.

Lo que hace un verificador es la constatación ocular, es decir, que la inspección de la instalación, comparada con la Norma Oficial Mexicana, cumpla los parámetros de seguridad. Nuestra guía es un plano; no puedo llegar a revisar una instalación si no tengo un plano, pues van de la mano. Es recomendable que, invariablemente, antes de iniciar la obra, se auxilie el contratista de una unidad de verificación. Durante el proceso de la construcción, se puede ir revisando cómo van construyendo la obra, y se puede determinar el perfil de las mismas. Si se observa que el instalador está haciendo ciertas prácticas inadecuadas, se puede corregir en buen momento.
——————————————————————————————————————————————————-

Javier Omar González
Estudió ingeniería mecánica eléctrica. Es director General de SEI Grupo Constructor; es verificador de Instalaciones Eléctricas de la NOM-001-SEDE-2005 (instalaciones eléctricas, utilización), NOM-007-ENER-2004, eficiencia energética (sistemas de alumbrado en edificios no residenciales) y la NOM-013-ENER-2004, Eficiencia Energética (sistemas de alumbrado en vialidades y áreas exteriores públicas).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba