Histórico de la revistaSeguridad

Riesgos eléctricos

Una mala instalación, personal mal capacitado, equipo viejo u obsoleto, algunos de los riesgos que existen en cualquier instalación eléctrica.

Por  Hugo Zelaya.

Si las condiciones de inseguridad se conjugan, una persona puede formar parte de un circuito eléctrico

Cómo ocurre el choque eléctrico
Para que la corriente eléctrica circule debe existir un circuito completo o cerrado. Normalmente, la corriente se mueve a través del conductor. El choque el eléctrico ocurre cuando el cuerpo humano hace contacto con este circuito, convirtiéndose en parte de éste; la corriente entra al cuerpo por la parte que hace contacto y sale por otra que le ofrece la más baja resistencia.

El choque eléctrico se presenta generalmente cuando la persona hace contacto en una de las siguientes formas:

  • Con los dos alambres del circuito eléctrico
  • Con un alambre del circuito y la tierra
  • Con la parte metálica, carcazas o chasis, que están con corriente. pues se encuentran en contacto con un alambre del circuito. Y cuando una persona recibe un choque eléctrico, la corriente circula por su cuerpo como si fuera un conductor

Una persona puede exponerse a la electricidad, pero si su cuerpo no forma parte del circuito, no resultará lesionada. Por ejemplo, si se está parado sobre un elemento aíslate y se toca un alambre del circuito de 20 volt, no existirá un choque: no se ha establecido un circuito completo.

En cambio, si una persona toca ambos conductores del circuito con un dedo, brazo, pierna, etcétera, se establece un circuito a través de la parte del cuerpo, la cual pasa a formar parte del circuito.

Causales de accidentes
En general, los factores que provocan los accidentes eléctricos están representados por elementos físicos y humanos.

Condiciones inseguras (elemento físico)

  • Defectos de instalación en líneas de alimentación de alta y baja tensión
  • Alteración de sistemas de protección
  • Circuitos sobrecargados
  • Falta de conexión a tierra en artefactos y equipos
  • Líneas auxiliares dañadas y defectuosas
  • Herramientas inapropiadas o defectuosas

Acciones inseguras (elemento humano)

  • Falta de instrucción en el trabajo
  • No usar medios protectores ni elementos de seguridad personal
  • Trabajar con líneas energizadas
  • Concepto errado de valentía

Efectos fisiológicos del choque eléctrico
Las diferentes reacciones que pueden producirse en el organismo humano por el contacto con conductores energizados depende de algunos factores, tales como:

  • Cantidad de corriente eléctrica que circula por el organismo
  • Región del cuerpo humano afectada
  • Estado de la piel
  • Tiempo que se está en contacto con la corriente eléctrica

Daños que produce el shock eléctrico
Paralización de los músculos. Los más afectados son los de los brazos, del pecho y las manos. La víctima deja de respirar, en algunas ocasiones, por paralización del sistema respiratorio debido a:

  • La corriente afecta los centros nerviosos respiratorios. Puede cesar este efecto cuando se corta la corriente eléctrica, siempre que no se haya producido lesión en éstos
  • Se produce la tetanización de los músculos respiratorios, los cuales quedan impedidos de realizar su trabajo en la respiración natural

Fibrilación ventricular. En este caso, se altera el funcionamiento del corazón y no bombea sangre al resto del cuerpo. Puede producirse la muerte

Quemaduras. A veces son intensas y otras se producen en los puntos de entrada y salida de la corriente en el cuerpo

Prevención de accidentes producidos por la energía eléctrica
Para evitar los accidentes producidos por el uso de la electricidad, se deben seguir diferentes reglas:

  • Instalar equipos y alarmas eléctricas de alta calidad, de tal manera que las partes vivas se encuentren resguardadas o aisladas. Toda instalación debe realizarse de acuerdo con las reglamentaciones vigentes y al instituto nacional de normalización correspondiente
  • Asegurarse de que todos los equipos (maquinarias, herramientas, etc.) estén o queden conectados a tierra
  • Instalar interruptores en los equipos, de tal manera de no crear un riesgo al operador
  • Sustituir todas las instalaciones eléctricas por definitivas
  • Dejar espacio suficiente para los trabajos de inspección y reparación
  • Instruir y adiestrar a los trabajadores en los riesgos de la corriente eléctrica y la forma de efectuar cada trabajo
  • Emplear personal competente en los trabajos de revisión y manutención de las líneas y equipos
  • Mantener a dos personas trabajando juntas cuando se realicen labores peligrosas en o cerca de conductores vivos o de otros aparatos
  • Desconectar la corriente siempre que se vaya a examinar o hacer reparaciones en circuitos eléctricos
  • Considerar todo circuito eléctrico como vivo y potencialmente peligroso
  • Siempre utilizar equipos de protección personal. Todos estos elementos de seguridad, tales como guantes, mantas que impidan la transmisión de electricidad, cascos, calzado, manguitos, aislantes de la corriente eléctrica, etcétera, deben estar aprobados por las autoridades en la materia
  • Tomar precauciones adicionales cuando se deba trabajar en superficies húmedas, usando un aislamiento adicional, si fuera necesario
  • Revisar completamente el circuito antes de conectar la corriente
  • Inspeccionar periódicamente todos los dispositivos de seguridad, equipos y conductores, para comprobar el estado en que se encuentran, a la vez de revisar si se están empleando en buena forma

Rescate en caso de accidentes por corriente eléctrica
Si en un accidente la víctima queda tomada o pegada a un conductor con energía, es necesario efectuar la operación de desprendimiento. Jamás se debe tocar en forma directa a una persona que está en contacto con los conductores de un circuito vivo o energizado.

Recomendaciones:

  • Corte de la corriente en forma inmediata, si el interruptor se encuentra cerca
  • Si no es posible, se debe provocar un cortocircuito, asegurándose de estar fuera del alcance de la corriente
  • Cuando el accidente ocurra en altura, debe tenerse cuidado de la caída de la víctima
  • Cuando se trate de accidentes en circuitos de alta tensión, la desconexión de la corriente debe ser de inmediato. No se debe actuar hasta no tener la seguridad de que los equipos están realmente desconectados
  • Cuando se trata de voltajes menores de 4 mil voltios, se puede rescatar a la víctima aislándole los brazos y las manos con manguitos y guantes de goma aislante, sin tomarle por las partes húmedas
  • Cuando se trata de corriente continua, no debe cortarse, ya que se genera una extra de ruptura muy peligrosa para el accidentado
  • Una vez que se ha desconectado a la víctima, en caso de que sus ropas se hubieran incendiado, se procede a colocarla en posición horizontal y luego a apagar las llamas con mantas, sacos o lonas, extiguidores de anhídrido carbónico o de polvo químico seco, teniendo cuidado de no golpear con el chorro en los ojos del accidentado
  • En caso de que la víctima parezca estar muerta (no respira), lo cual se debe a una parálisis respiratoria producida por el choque eléctrico, será necesario practicar de inmediato respiración artificial
  • En caso de producirse paro cardiaco, debe combinarse la respiración artificial boca a boca con el masaje cardiaco externo
  • Junto con las acciones anteriormente citadas, debe avisarse a los jefes y al servicio médico de la empresa o al doctor más cercano, con el objeto de tomar medidas de otro tipo o de traslado de la víctima a un servicio asistencial con equipos de auxilio más completos para su total recuperación

—————————————————————————————————————————————————

Hugo Zelaya
Ingeniero en electrónica por la Universidad de la Marina Mercante de Argentina. Especialista en Higiene y Seguridad en el Trabajo en la  Universidad de Buenos Aires. Cuenta con más de 30 años de experiencia en mantenimiento de equipos y sistemas industriales. Ha trabajado en diferentes empresas multinacionales tanto en Argentina como en Chile. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba