Global

Energía solar el futuro

La energía proveniente de los recursos fósiles escasea y contamina. Tomar la vía de las renovables en un panorama como éste es una opción que muchos países ya han adoptado.

A través del programa FIT, el cual incentiva a los productores de energía fotovoltaica, países como Alemania e Italia lograron aumentar su capacidad de instalación.

Por  Antonia Tapia.

En el mundo, la energía fotovoltaica va cobrando más relevancia. Sus numerosas ventajas han captado el interés de diferentes países, que de manera escalonada han decidido aumentar su potencial en este tipo de renovable. De acuerdo con un estudio publicado por el Earth Policy Institute, en 2012, se registraron 31 mil 100 megavatios de energía solar fotovoltaica instalados. Y, para 2018, los analistas estiman que la capacidad de energía solar sea de 308 mil MW de potencia máxima, lo cual sería equivalente a la generación de 300 centrales nucleares.

El mismo estudio revela que la producción de este tipo de tecnología se ha concentrado en China, y que el número de países que incrementan su instalación fotovoltaica va en aumento, siendo la India uno de los destinos más prometedores.

En la actualidad, el precio del vatio ronda en 1.50 dólar, lo que significa que los usuarios podrían generar su propia energía y dejar de pagar a la compañía eléctrica. Esta idea motiva a muchos Gobiernos que ven en esta fuente de energía un futuro muy satisfactorio.

China se posiciona
La relación del país asiático con la producción de energía solar es muy reciente. Hace una década, China no producía ningún tipo de tecnología relacionada con esta renovable. Sin embargo, en los últimos años, la apuesta por este mercado ha ido en aumento, pues presenta un 40 por ciento de crecimiento anual.

China ha podido superar ampliamente a sus dos grandes competidores, Estados Unidos y Japón, por medio de préstamos bancarios accesibles, subsidios del Gobierno e incentivos fiscales. Ha logrado construir una industria que aporta aproximadamente el 50 por ciento de la energía fotovoltaica mundial.

Desde 2006, China ha duplicado su cantidad de energía solar instalada. Actualmente, este país registra 8 mil 300 megavatios, colocándose entre los primeros tres del mundo, después de Alemania e Italia. Para 2015, este país pretende alcanzar una  capacidad de 35 mil megavatios.

Presencia japonesa
Históricamente, Japón ha sido el mercado más importante del mundo en cuanto a uso residencial de páneles solares, y no tiene intenciones de abandonar ese mercado.

Después de la catástrofe nuclear de Fukushima, en marzo de 2011, el Gobierno introdujo un generoso incentivo para fomentar proyectos de mayor envergadura que impulsen una enorme inversión en capacidad fotovoltaica a escala comercial. Por lo que Japón, para 2020, espera contar con 28 mil megavatios instalados.

Las metas de la India
Con una población de 290 millones de personas, se estima que aún 1.2 millones de éstas carecen de acceso a la electricidad.

Actualmente, India cuenta con 1 mil 700 megavatios de energía fotovoltaica instalada. Gran parte de ésta (el 80 por ciento) se localiza en los estados de Gujarat y Rajasthan, ubicados al Noroeste del país.

Según un estudio publicado por la Misión Solar Nacional de la India, para 2022, este país piensa alcanzar 22 mil megavatios de energía solar instalada.

Unión Europea, líder en el sector
Si bien las instalaciones fotovoltaicas en Asia se han disparado, pasarán algunos años antes de que puedan desbancar a la Unión Europea (UE) en el dominio de esta fuente de energía.

La UE cuenta con el 68 por ciento de la capacidad fotovoltaica del mundo; entre algunos de los países más representativos se encuentran Austria, Bélgica, Dinamarca, Bulgaria, Alemania, Francia, Grecia, Italia y el Reino Unido.

Alemania, por ejemplo, sigue siendo el capital solar del mundo, ya que alberga  cerca de un tercio de la capacidad mundial de energía fotovoltaica.

Por tercer año consecutivo, en 2012, Alemania sumó más de 7 mil MW de energía fotovoltaica, alcanzando los 32 mil megavatios. En este país, el 5 por ciento del consumo nacional de energía eléctrica proviene de páneles solares, lo cual le permite abastecer a más de 8 millones de hogares.

Italia, en 2011, añadió 9 mil 400 megavatios, y en 2012, 3 mil 400. Actualmente, a nivel mundial, ocupa el segundo puesto en cuanto a energía fotovoltaica instalada, contabilizando un total de 16 mil 300 megavatios.

Además, en Italia, el 5.6 por ciento de la electricidad que se consume proviene de este tipo de energía.

Alemania e Italia lograron aumentar su capacidad de instalación gracias una política que se conoce como sistema de primas (FIT). Esta iniciativa asegura a los generadores de energía renovable un precio de compra a largo plazo de la electricidad que suministran a la red. A medida que este mercado se encuentre un poco más maduro y los costos del sistema solar vayan disminuyendo, se comenzarán a reducir los incentivos FIT.

El programa crece, ya que, en la actualidad, más de 70 países en el mundo se adhieren al uso de alguna forma de FIT.

Estados Unidos redobla su capacidad
Este país dispone de abundantes recursos solares debido a que  gran parte de sus estados reciben más Sol que Alemania. En 2012, se sumaron 3 mil 300 megavatios de energía solar. Hasta el momento, la capacidad fotovoltaica de Estados Unidos ha superado la marca de 10 mil megavatios.

A nivel político, se han implementado una serie de acciones para fomentar la inclusión de esta energía. En gran parte de las oficinas públicas, un de tercio de la electricidad que se consume deberá provenir de fuentes renovables.

Además, se han establecido diferentes tipos de créditos y sistemas de arrendamiento para que los propietarios puedan acceder a pánales fotovoltaicos.

Australia va por más
Este país cuenta con una radiación solar 10 mil veces mayor que su consumo energético. En 2012, se instalaron 2 mil 400 megavatios en tejados residenciales, y en el estado de Australia del Sur, uno de cada cinco hogares se encuentra alimentado por energía solar.

Además, Australia albergará la mayor instalación solar del mundo, pues contará con cuatro plantas gigantes y una inversión conjunta de 4 mil millones de euros.

Las posibilidades de México
En México, la capacidad de energía fotovoltaica se ha duplicado. En 2011, se instalaron 7.5 megavatios, y, para 2012, 15.

Cabe destacar que a principio de año se anunció la construcción del parque solar fotovoltaico más grande de Latinoamérica: Aura Solar I, que estará situado en La Paz, en el estado de Baja California Sur.

Este parque fotovoltaico abarcará 100 hectáreas, las cuales albergarán 132 mil páneles solares. El proyecto tendrá una inversión de 100 millones de dólares, y se espera que tenga una capacidad instalada de 30 megavatios.

Según los promotores del plan, el parque generará 82 GW por hora al año, lo suficiente para abastecer el consumo de 164 mil habitantes (64 por ciento de la población de La Paz).

De acuerdo con un comunicado de prensa, Aura Solar I cuenta con un permiso otorgado por la Comisión Reguladora de Energía, bajo el esquema de pequeña producción de energía eléctrica. Es decir que la energía producida por este parque será destinada de manera exclusiva a la Comisión Federal de Electricidad (CFE),  a través de un contrato de compraventa de energía por 20 años prorrogables. La CFE pagará la energía suministrada por el proyecto con base en el costo total de corto plazo del nodo de La Paz.

Finalmente, el parque solar, cuya construcción ha recaído en la empresa mexicana Gauss Energía, se interconectará con la subestación Olas Altas a través de una nueva línea de transmisión de 115 kV y 2.9 km. Se espera que esta planta comience a entregar energía a la CFE a partir del tercer trimestre de 2013.

Proyectos en marcha
En la actualidad, existen proyectos de energía fotovoltaica relevantes. A mediados de 2013, finalizó la construcción de un proyecto de 84 megavatios en Tailandia.

En Sudáfrica, el proyecto Solar Jasper, que tiene como objetivo instalar 96 megavatios, ya está en curso. Esta iniciativa, que es financiada en parte por Google, también se encuentra en marcha en Chile. En el país sudamericano se espera la concreción de dos parques de 100 megavatios cada uno.

En lo que respecta a megaproyectos, la tendencia es triplicar las potencias instaladas. Hace sólo unos años, los 10 parques solares más grandes del mundo tenían entre 30 y 60 megavatios. Ahora  éstos generan alrededor de 100 megavatios o incluso más.

En Arizona, el proyecto Agua Caliente se convirtió en el mayor del mundo con 250 megavatios, pero se espera que, en próximas fases, se llegue a los 290 megavatios.

En Nagasaki, Japón, los desarrolladores han anunciado para 2016 una granja solar de 475 megavatios. Mientras que en California, Estados Unidos, se esperan proyectos de entre 500 y 3 mil megavatios.

A pequeña escala, en las zonas rurales que no cuentan con acceso a la red, la instalación de energía solar fotovoltaica ha sido un verdadero acierto. Bangladesh, por ejemplo, trabaja desde hace más de una década en la instalación de sistemas solares domésticos rurales; a mediados de 2012, ya se habían instalado 1.4 millones de ellos.

Por otro lado, Perú anunció recientemente que la primera fase de su programa nacional de electrificación tendrá como objetivo conectar a  medio millón de hogares, y para ello se utilizará energía fotovoltaica.
————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba