DestacadosNegociosTendencias

Centros de datos: renovar, construir o tercerizar

Los data centers se han convertido en una herramienta infaltable para las grandes corporaciones e incluso para las de tamaño reducido, debido a que la necesidad de información en tiempo y forma es una necesidad insoslayable. Sin embargo, la construcción de uno ex profeso para cumplir con los requerimientos de una empresa no es sencillo y, muchas veces, ni siquiera costeable.

“Los centros de datos son de los mayores consumidores de energía, pues requieren entre 5 y 8 por ciento de la demanda mundial. Por ello, uno de los principales retos es contar con energía disponible para su operación”.

Por Christopher García.

Edificar un data center se ha convertido en una preocupación para las empresas en la actualidad. Por lo regular, no es posible hacerlo, dados sus elevados costos. Renovar uno existente, en caso de tenerlo, o considerar la contratación de un sitio administrado por alguien externo a la empresa se están convirtiendo en las opciones más viables. En entrevista, el ingeniero Héctor Martínez, Solutions Strategy and Business Development manager de APC Latinoamérica para Schneider Electric, puntualiza algunos de los elementos más importantes que se deben considerar cuando se piensa en emplear un data center para cubrir las necesidades específicas de una empresa.

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo surge esta disyuntiva para los usuarios de centros de datos?
Hector MartinezHéctor Martínez (HM): Es un tema importante hoy en día en el mundo de los data centers, porque hay una mayor demanda de cómputo que se pueda utilizar con propósitos de colocation; es decir, aquellas plataformas que ofrecen servicios para albergar data centers de usuarios finales. En ese sentido, los clientes están en el dilema de decidir entre contratar un servicio tercerizado, construir uno nuevo o renovar el propio.

Nosotros hicimos un estudio, junto con el equipo de Science, en Estados Unidos, para evaluar cuáles son los criterios que las personas deberían considerar antes de tomar una decisión, tomando en cuenta cuál es la mejor solución para ellos, si irse a un servicio tercerizado, modificar, renovar o realmente construir un data center propio.

Realizamos una presentación sobre ese tema y encontramos que hay tres puntos muy importantes: uno es el factor económico en cuanto a costo inicial; el segundo es el del acceso al dinero, y al tercero lo llamamos factores estratégicos, que no tienen que ver con la parte financiera, pero que sí tienen que ver mucho con la empresa como tal. Con base en estos tres factores, desarrollamos una guía de cómo realizar una evaluación estructurada que permita a los clientes tomar esta decisión de un modo más sencillo.

CE: ¿Cuáles son los aspectos más sobresalientes?
HM: Nosotros siempre habíamos considerado que el factor económico podría ser el más importante, pero en realidad no se trata siempre de dinero; por ejemplo, algo de lo que hemos encontrado es que el gran reto para hacer una evaluación económica que pudiéramos comparar era establecer una base. Propusimos evaluar el costo de un data center por watt e ir a un servicio tercerizado por watt; con base en esto, lo que encontramos es que los servicios tercerizados siempre son más costosos que cualquier otra opción prevista por el usuario; es decir, construir o remodelar un data center. Esto es lógico, porque el servicio tercerizado, además de que construye, va a tener una ganancia por sus servicios.

Muchas veces, las compañías no tienen acceso al flujo de efectivo que se requiere para construir un data center y es mejor para ellos irse a un servicio tercerizado; es un gasto de operación contra una inversión de capital. Dependiendo del costo, a veces es mejor no recurrir a un servicio y surgen factores adicionales. Hemos encontrado que, en algunas empresas, el sindicato no exigía que el servicio se quedara dentro de la empresa. Los factores que no tienen nada que ver con la parte económica, los factores estratégicos, muchas veces tienen tanto o mayor peso como los factores económicos. No hay una preferencia como tal. Lo que hemos logrado es tener una guía para evaluar y ponerle un peso a los factores estratégicos, y con base en eso, que la decisión tomada sea la más adecuada para sus requerimientos.

CE: ¿Qué otros factores, además del consumo de energía e inversión inicial, se consideran?
HM: Los factores estratégicos no tienen nada que ver con la parte económica, pero tienen que ver con las capacidades de la empresa, la cultura y otros elementos; por ejemplo, si la empresa cuenta con los recursos humanos para operar un data center. Nos dimos cuenta de que muchas veces, para las necesidades que tiene un data center, no tienen los recursos humanos y por eso prefieren irse a un servicio tercerizado.

Otro factor estratégico es quién va a ser mi vecino, cómo es la seguridad, cómo voy a saber si son buenos o no son buenos. Asimismo, otro factor que limita mucho el uso de servicios tercerizados para algunos clientes es qué tan posible es reforzar los contratos que voy a tener con esta empresa. Normalmente, cuando se tiene un servicio tercerizado, se establece un contrato de nivel de servicio. Ellos ofrecen disponibilidad 24/7 y una serie de parámetros; si no se cumplen, uno lo tiene que reforzar, pero en muchos casos no es posible reforzarlos, según el país, porque las leyes a veces son complicadas de cumplir. Ese es otro factor importante.

Otro factor de peso es en cuánto tiempo necesito el data center. Si se trata de una renovación, quizás pueda hacerse muy rápido, en 2 o 3 días; pero si se tiene que construir un data center, el proyecto llevará quizá 18 meses y en ese tiempo ya puedo estar trabajando con un servicio tercerizado. Entonces, si el servicio tercerizado ya está disponible y listo, con todos los niveles que se requieren, y el data center llevaría mucho tiempo construirlo, resulta un factor muy importante. Esos son los factores estratégicos y no tienen nada que ver con la parte económica pero que influyen en la decisión.

CE: ¿Cómo está la situación de los data centers en México hacia la propiedad del servicio?
HM: En Latinoamérica, en general, estamos viendo una mezcla. Está creciendo rápidamente y, sobre todo en México, la oferta de servicios tercerizados está creciendo muy rápido. Han aparecido empresas de data centers que proporcionan estos servicios. En un principio, quienes establecieron los servicios tercerizados se dedicaban principalmente a las telecomunicaciones locales, pero ahora están llegando empresas que se dedican a ofrecer el servicio como bienes raíces y que son globales. En definitiva existe un crecimiento acelerado. Sin embargo, los usuarios finales todavía no adoptan el servicio tercerizado como la principal opción; utilizan una mezcla. En los servicios que son muy fáciles de tercerizar, utilizan esta opción; por ejemplo, el correo electrónico es algo que la mayoría de las empresas están tercerizando, pero muchas veces las aplicaciones que son de su negocio principal no las tercerizan; las mantienen como parte de su operación interna.

CE: ¿Consideras que en el futuro inmediato se seguirá utilizando una mezcla de servicios?
HM: Hacia el futuro se va a inclinar hacia la tercerización, pero va a tomar más tiempo que en otras economías. Un factor muy importante es la cultura latinoamericana de la desconfianza. Creo que hasta que realmente empiecen a ver los beneficios tangibles y que pasen tiempo con estos beneficios, comenzarán a verse estos cambios. Por el momento va a ser lenta la adopción. No es tan rápido como en otras economías, pero eventualmente el servicio tercerizado será el estándar.

CE: ¿Consideras que optar la tercerización es la mejor opción?
HM: Es una tendencia global. Las empresas están pasando todo lo que no son sus negocios medulares a servicios tercerizados, donde les pueden brindar el mejor servicio; además, se está haciendo el cambio de ápex a ópex, y esto se está convirtiendo en una tendencia local muy fuerte. Creo que va a continuar, a menos que viniera un cambio radical o algún beneficio fiscal que pudiera hacerles retomar la inversión en capital.

CE: ¿Qué tanto se precisa garantizar la seguridad del suministro si sigue creciendo este tipo de servicios?
HM: Es un punto muy interesante. Los centros de datos son una de las industrias que está creciendo con mayor velocidad y su consumo de energía es de los más altos, ya que representa entre 5 y 8 por ciento de la energía mundial. Es muy importante contar con energía disponible para poder operarlos y eso constituye uno de los principales retos.

Por otro lado, los centros de datos tienen una expectativa de trabajo de 24 horas los 365 días del año: no pueden parar. Para lograr este horario, se requieren sistemas redundantes, los cuales hacen que la eficiencia energética disminuya. Aquí hay una gran encrucijada, porque para alcanzar los niveles de disponibilidad que buscan los clientes, estoy desperdiciando energía, y ese es uno de los grandes retos que estamos tratando de resolver con Schneider Electric, pues queremos ayudarlos a que logren esas expectativas de disponibilidad, utilizando la energía de la manera más eficiente posible.

CE: ¿Qué posibilidades existen para garantizar el servicio?
HM: Dado que se requieren sistemas para proveer respaldo de energía, lo que buscamos es que sean lo más eficientes posible. Con las nuevas tecnologías y el desarrollo que existe, consideramos que podemos reducir 30 por ciento las pérdidas de operación, teniendo un ahorro sustancial en el consumo eléctrico; es lo que estamos abogando. Si nosotros podemos renovar la tecnología en los data centers, podemos proveer 30 por ciento de ahorro en el consumo y eso es más de la energía que consume un país como Sudáfrica. Somos muy optimistas en que podemos proveer este nivel de ahorro.

CE: ¿Tendrían que empezar de cero los data centers o simplemente con la actualización de la tecnología sería suficiente para logar ese ahorro?
HM: Es un plan que tiene que seguir el ciclo de vida del data center. El data center es un ente que cambia continuamente; es un ente vivo. Muchas veces uno puede hacer un proyecto de eficiencia energética en el data center y lograr ahorros del 30 por ciento, pero en cuestión de meses el perfil del data center cambia porque han puesto cargas diferentes, porque han cambiado servidores, han hecho muchas modificaciones y el ahorro se pierde. Entonces, la respuesta es actualizar el data center mediante el uso de software que permita asegurar la eficiencia energética; no sólo es hacer un proyecto de reducción de consumo, sino mantener durante el ciclo de vida del data center un sistema automatizado que permita eficientar la operación de forma continua.

CE: ¿Es necesario crear un software de automatización para data centers o ya existe?
HM: Es necesario tener una especialización en el software para data center, porque sus requerimientos son particulares y muchas veces diferentes de los que se requiere en un edificio común y corriente. Tenemos una plataforma que se llama Structure Ware para data centers, en el que integramos nuestro Building Management System con otras soluciones de automatización para nuestros clientes.

Schneider Electric hace muchos años se embarcó en una estrategia para cambiar la manera en que se diseñan, construyen, operan y reciben servicio los data centers. Para esto lanzó un concepto que se llama InfraStruxure. Este concepto permite lograr las metas de eficiencia energética y mejora de operación. Esta arquitectura de data centers está cumpliendo 10 años, y queremos hacer énfasis en que no somos una empresa que no tiene experiencia, tenemos 10 años con soluciones basadas en arquitectura de InfraStruxure y es la manera en como nosotros contribuimos para alcanzar esta eficiencia energética que necesitamos para hacer más con menos recursos.
————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba