Cambio climaticoDestacadosEficiencia Energética

Estrategia de Iluminación Eficiente en Centroamérica

En el marco del Proyecto Mesoamérica, este programa tiene como objetivo promover políticas y prácticas orientadas a reducir la utilización de lámparas incandescentes y avanzar hacia una iluminación eficiente en el sector residencial

“Estimaciones señalan que el consumo por iluminación disminuirá 34 % en promedio por país”: Carlos trinidad.

Por  Antonia Tapia.

La Estrategia de Iluminación Eficiente en Centroamérica es una iniciativa impulsada en el marco del Proyecto Mesoamérica (PM), con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Este proyecto, en el que participan El Salvador, Panamá, República Dominicana, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Belice, busca apoyar a los países en tres aspectos fundamentales: la reducción del consumo de energía eléctrica en la región con la adopción de productos eficientes; contribuir en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y establecer un sistema de control de contenido de mercurio y asegurar la recolección y reciclaje de Lámparas Fluorescentes Compactas (LFC).

En entrevista con Constructor Eléctrico, Carlos Trinidad, coordinador regional de comunicaciones de la Dirección Ejecutiva de Proyecto Mesoamérica, explica que la estrategia del programa consiste en realizar diversas actividades, las cuales están agrupadas en tres ejes. Una de ellas, indica, es acordar estándares mínimos de eficiencia energética y, a la par, establecer organismos de control, verificación y fiscalización de los productos de iluminación.

Del mismo modo, el licenciado puntualiza que una de las claves del proyecto es establecer políticas y mecanismos de apoyo que faciliten la transición a la iluminación eficiente, y se defina un sistema de gestión ambiental sostenible que sea modelo en América Latina.

A nivel regional, entre algunas acciones, se destaca la intención de crear un sistema de etiquetado regional obligatorio en las luminarias, el cual sería armonizado en los diferentes países. Esta etiqueta se denominaría Sello Mesoamérica de Eficiencia y Calidad en los productos, y en su creación han actuado representantes del Sello Fide.

Otra de las propuestas que tiene esta iniciativa es la necesidad de establecer, en cada país, un sistema de recolección y almacenaje de lámparas fluorescentes compactas y construir una planta de tratamiento a nivel regional. Además, se implementaría un reglamento técnico centroamericano sobre iluminación eficiente.

“Todas estas acciones irían acompañadas del desarrollo de campañas de comunicación que informen a la población sobre el manejo de residuos y la importancia que tiene la eficiencia energética dentro de los hogares, ya que en esta primera etapa sólo se pretende abocarse a este sector”.

De esta estrategia, indica Trinidad, también participan los gobiernos de México y Colombia. Estos países acompañan el proceso y aportan con su experiencia en la instrumentación de programas de iluminación eficiente, como el Programa Luz Sustentable de México y el Sello de Garantía FIDE, y el Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía y Fuentes No Convencionales, en Colombia.

Carlos Trinidad señala que, en la región, la transición hacia la iluminación eficiente traerá consigo beneficios ambientales, sociales y económicos: “Según las estimaciones, con esta estrategia, el consumo energético debido a iluminación disminuirá en un promedio de 34 por ciento por país”.

Estos porcentajes, subraya Trinidad, representan un ahorro energético de 2 mil 575.8 GWh/año en consumo de electricidad en toda la región, lo que se traduce en 406.5 millones de dólares. A su vez, el ahorro de potencia de generación instalada será de 360 MW, equivalente a 18 pequeñas generadoras (20 MW).

De acuerdo con información del PNUMA, naciones de todo el mundo ya han comenzado a eliminar del mercado las lámparas incandescentes tradicionales. Algunos países desarrollados han establecido métodos efectivos para eliminar lámparas ineficientes, empleando estándares mínimos de eficiencia energética obligatorios. Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Ghana, México, Senegal y Sudáfrica han iniciado o llevado a cabo actividades de eliminación, mientras que China ha anunciado que completará su transición a la iluminación eficiente en 2016.

Acciones

En el marco de esta estrategia, se han realizado diferentes actividades, entre las que se destacan diversos talleres de planificación y gran cantidad de informes que analizan la situación regional. Sin embargo, Carlos Trinidad destaca que uno de los estudios más importantes realizados hasta el momento es un análisis de calidad de las lámparas que se utilizan en la región. Para ello se obtuvo una muestra de 35 lámparas fluorescentes compactas de las cuatro marcas más populares de tres países de la región y se envío una muestra adicional de 140 focos al Laboratorio de Eficiencia Energética del Instituto Costarricense de Electricidad. El estudio, que corrió a cargo del Global Efficient Lighting Centre de Beijing, China, es pionero en la región; los resultados se publicarían el próximo año.

Del mismo modo, el licenciado afirma que este análisis de calidad se complementa con la elaboración de un estudio de mercado que tiene como objetivo establecer costos, lugar de procedencia de las lámparas y estándares de eficiencia y calidad.

Financiamiento

Según lo expresa Trinidad, la Estrategia de Iluminación Eficiente en Centroamérica ha sido financiada con una Cooperación Técnica de 300 mil dólares, aportada por el PNUMA. También participan recursos de la iniciativa en.lighten y del Portal Regional para la Transferencia de Tecnología y la Acción frente al Cambio Climático en América Latina y el Caribe, ambas pertenecientes al PNUMA. La Cooperación Técnica es ejecutada por la Dirección Ejecutiva del Proyecto Mesoamérica, con sede en El Salvador.

El Proyecto Mesoamérica representa un espacio político que articula esfuerzos de cooperación, desarrollo e integración de 10 países (México, Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia y República Dominicana). El mecanismo comprende una cartera de proyectos en ocho áreas de trabajo y cooperaciones técnicas no reembolsables por el orden de los 104.81 millones de dólares.

————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba