ContratistaDestacados

Soluciones para bodegas industriales

Con la apertura de un nuevo centro de distribución en la colonia Industrial Vallejo, Helvex recurrió a la ingeniería de una joven empresa de la industria eléctrica, la cual se encargó de realizar la instalación eléctrica para las necesidades de iluminación, alimentación para el centro de trabajo y protección, bajo los estándares de calidad y eficiencia que demanda la empresa manufacturera.

 La charola metálica a lo largo de la nave se colocó de tal modo que facilitara las expansiones futuras.

Por  Christopher García / Bruno Martínez, fotografías.

Desde su inicio hace más de 63 años, la filosofía de Helvex ha sido fabricar productos con diseño, calidad y funcionalidad, características diferenciadoras en el mercado, que le han permitido alcanzar una posición competitiva a escala nacional e internacional. En fechas recientes, se llevó a cabo el desarrollo de un nuevo Centro de Distribución (CEDI), en el cual se integran diversas tecnologías que buscan reducir sus consumos de energía y de recursos, así como la eficacia de sus procesos productivos.

Las actividades del CEDI se enfocan en el almacenamiento, empaquetado, estibado y cargamento de los productos manufacturados en la empresa. Para ello, el lugar requiere condiciones de iluminación adecuadas, un área específica para el embalaje de los productos, con máquinas funcionando durante largas jornadas, así como un banco de baterías para la alimentación de los montacargas, pues las labores en el sitio se desarrollan de 8 am a 10 pm, de lunes a sábado.

Iluminación
El diseño general de iluminación buscó ofrecer las mejores condiciones de sostenibilidad y eficiencia posibles, por lo que está basado en iluminación natural. Esto se logró con techo traslúcido, que permite la suficiente protección contra rayos ultravioleta dañinos, pero el paso de la intensidad lumínica necesaria para que las labores se desarrollen sin problemas.

No obstante, cuando cae la noche es necesario el uso de iluminación artificial para continuar con los trabajos. El sistema de alumbrado está compuesto por más de 80 lámparas. Éstas son de 6×54 watts, tipo T5, de encendido inmediato, para lograr a los objetivos de ahorro energético. Los circuitos de las lámparas están divididos por secciones, pues el esquema de ahorro de energía era una prioridad, pero también debía vigilarse a cabalidad que el sistema cubriera las necesidades de iluminación. Así, un circuito controla un conjunto de lámparas por zona para evitar encender la totalidad y disminuir los consumos.

Por otro lado, la composición y colocación de las lámparas están basadas en el área por iluminar y en el tipo de trabajo que se realiza. Por ejemplo, en el área de empaquetado, las luminarias se colocaron a una altura menor para brindar suficiente intensidad a los trabajadores, mientras que en el área de racks las lámparas están a nivel de techo, con lo que ofrecen suficiente intensidad para las actividades de almacenamiento.

Empaquetado, compuertas y montacargas
Una de las actividades principales del sitio es la distribución, la cual se realiza mediante tráileres que transportan los productos hacia su destino. Pero antes de ello, es necesario colocar las mercancías dentro de los contenedores de los camiones, lo cual se logra mediante rampas de carga y descarga, así como compuertas automáticas para el mejor desempeño de las actividades.

Para esto, se estableció alimentación para tres rampas de carga, que entregan los productos a los tráileres de distribución. Las rampas funcionan mediante una botonera que controla sólo dos movimientos (ascenso y descenso). De manera subterránea se colocaron los motores que brindan alimentación a estos sistemas, mediante tubería recubierta. Cada uno de los motores presenta una carga de 600 watts.

El transporte de los productos desde los racks hasta las rampas sería una labor sumamente complicada para cualquier persona, a causa del peso, la distancia y la cantidad. Por ello, el CEDI se sirve de un conjunto de montacargas que transportan las mercancías hasta las rampas. Los cargadores de baterías que se utilizan para recargar los motores de estos vehículos representan una de las cargas más grandes del CEDI de Helvex. Cada uno de los bancos de baterías tiene una protección de 30 amperes, una carga aproximada de 2 mil 500 watts trifásicos.

Para las labores de empaquetado, el CEDI cuenta con un compresor de airea que permite almacenar las mercancías de manera adecuada para evitar que se dañen o sufran algún percance. El compresor requiere una carga de 2 mil 500 watts, con protección de 20 amperes.

00a00041250Diseño del sistema y colocación

Las cargas necesarias para el banco de baterías, el sistema de iluminación y demás sistemas que se utilizan en el CEDI están conectadas a los tableros de distribución secundarios. Cada uno de ellos se conecta con el tablero principal del CEDI, desde donde se obtienen las líneas de alimentación para la totalidad del lugar.

El tablero principal es de tipo Eyeline  y se encuentra conectado, a su vez, a la subestación de la planta, que cuenta con una potencia de 2 mil kVA, ubicada en el área de manufactura, a un costado del CEDI. Desde dicho tablero se distribuyen los alimentadores hacia los tableros secundarios, mediante tubería conduit pared delgada de 2 pulgadas, alimentadores calibre 0, 3F/4H hacia tableros de 42 circuitos para alumbrado y fuerza.

Según detalla el ingeniero Alemao Salazar, director General de SIME Ingeniería, empresa encargada de llevar a cabo la obra para Helvex, para estas labores se emplearon alrededor de 45 metros de tubería conduit desde los tableros derivados. La distribución desde el tablero principal requirió más de 80 metros de tubería y, para garantizar un suministro adecuado, el sitio cuenta con 3 tableros secundarios, encargados de datos e iluminación, fuerza para rampas y contactos, y bancos de baterías, respectivamente.

E00a00041249l diseño para la distribución de cables se realizó mediante charola metálica al descubierto, de manera que se tuviera flexibilidad para los planes de crecimiento futuros. La charola corre por el centro de la nave y la atraviesa a todo lo largo, con derivaciones hacia las lámparas y la maquinaria que requiere energía.

Seguridad
Como es bien sabido por todos los actores de la industria, los sistemas de seguridad son parte imprescindible de una correcta obra eléctrica. En el caso del CEDI de Helvex, el sistema de tierras general se realizó con malla subterránea durante la obra civil. Por ello, SIME Ingeniería se encargó de la interconexión al sistema de tierras de la nave, mediante cable de cobre desnudo calibre 14, el cual se interconecta con el sistema principal de tierras, conformado por cable de 00 desnudo, vinculado a la malla subterránea y al sistema de pararrayos.

Debido a la alta incidencia de rayos en la zona donde se ubica el CEDI (cuatro por año), SIME diseñó un sistema de pararrayos para proteger el lugar, el cual es de la marca Franklin France. Su función es ionizar el aire para disipar las corrientes de descarga atmosférica que lleguen a suceder. El ingeniero Salazar comenta que la elección de este equipo en específico, por encima de otros, se debió a que el techo del lugar presenta una pendiente muy pronunciada y era prácticamente imposible colocar varios sistemas en las esquinas.

En general, la obra presenta un despliegue de ingeniería, diseño, proyección y ejecución de gran calidad. Además, el director General de SIME comenta que “los cálculos pertinentes se llevaron a cabo durante la fase de proyecto, compuesto por diagrama unifilar, planos de alumbrado, contactos, fuerza, sistema de respaldo y memoria de cálculo. Toda la obra fue verificada por una UVIE. La instalación total de los equipos necesarios en el CEDI se llevó a cabo en dos meses y estuvieron trabajando ocho personas”.

Los directivos de Helvex destacan que la obra concuerda con la política que la empresa ha desarrollado a lo largo de su historia y que le ha hecho merecedora de diversos distintivos y premios. Entre ellos, se encuentra el Premio Nacional de Tecnología, Mejores Empresas Mexicanas, Premio Eco Cihac a la Innovación, Certificado de industria Limpia, Distintivo de Empresa Socialmente Responsable y RENIECYT, así como premios por el diseño y calidad de sus productos por integrar prácticas que han demostrado un elevado compromiso con el capital humano. Uno de sus reconocimientos más recientes es el Premio Nacional de Calidad, que avala la competitividad y sostenibilidad en lo referente a productos, servicios y, en general, al modelo de negocios de la empresa.
——————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba