Histórico de la revistaOpinión

¿Ignorancia o malicia? Reformas que debilitan los sectores productivos

Por Felipe Lascurain.

Queremos llevar a cabo nuestra visión sobre las recientes reformas fiscales que afectarán el ámbito de la construcción; y al afectar el ámbito de la construcción, ya sea de manera positiva o negativa, también impactará a nuestros amigos constructores eléctricos.

Uno de los grandes problemas que en el transcurso de mi vida he visto es que las leyes que se promulgan en este país son producto de los caprichos, las transacciones políticas, negociaciones oscuras y, por lo general, de una falta total de conocimiento de la materia por parte de las autoridades que las legislan. Así tenemos que, hoy en día, si el senador o el diputado es un médico, este médico también puede legislar sobre las reformas fiscales que afectarán a la construcción, a pesar de no tener ningún conocimiento de cómo funciona la industria.

Por lo tanto, vuelvo a reiterarles, mis queridos lectores, que tenemos que buscar que las leyes que se emitan en el país estén apoyadas y sustentadas, en su caso, por aquellas personas que son especialistas en la materia y quienes son esos brillantes ejemplares que buscamos y no encontramos ni en la Cámara de Diputados y de Senadores, ni en la Presidencia de la República; gente capaz, que trabaja dentro de ese mismo campo de la construcción y que conoce a la perfección los problemas a los que se enfrenta diariamente para tratar de buscar que sus empresas se mantengan a flote, las cuales, gracias a la inteligencia y el tesón de estos mexicanos trabajadores han logrado ir saliendo, a pesar de que aquellas leyes que deberían contribuir con su fortalecimiento y, sobre todo, el campo en el que se desarrollan sigue estando en manos de gente inepta.

Si tenemos a estos grandes mexicanos dedicados al sector de la construcción eléctrica, hay que buscar por todos los medios posibles apoyar, promover e impulsar que las verdaderas reformas salgan no de cámaras de diputados ni de senadores, como actualmente salen, sino a través de las asociaciones especializadas en la materia o de sus colegios, las cuales, al mantener un contacto diario con la realidad de la construcción en México, con sus leyes, elementos, sindicatos y demás, tienen a las personas más preparadas para dar opiniones e incluso para llevar a cabo la creación de las leyes y entregarlas para quien vaya a publicarlas, no que sólo estampen su sello y firma.

No podemos seguir, como nación, dejando de aprovechar la gran experiencia que tienen sus profesionistas en las distintas materias para poder votar leyes que protejan tanto a la industria como a todas aquellas personas que, de una u otra manera, participan, ya sea como clientes, como empresa, como personas dedicadas a ellas y que, a la par, llevan a cabo el noble servicio de ayudar y auxiliar a la población en sus propias necesidades.

Con la esperanza de encontrarlos en el próximo número, quedo de ustedes.
——————————————————————————————————————————————————-

Felipe Lascurain.
delascurain.consultoreslegales@e-management.mx
Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Iberoamericana. A lo largo de su carrera, adquirió una amplia experiencia en la asesoría a empresas dedicadas al ramo financiero, seguros, inmobiliario y construcción, tanto en su planeación como en su parte corporativa y legal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba