Cambio climaticoEficiencia Energética

Iluminación gravitacional

Diseñada en Inglaterra, GravityLight es una lámpara que permite alumbrar espacios hasta por 30 minutos ininterrumpidos, al aprovechar la fuerza de gravedad. Una alternativa de iluminación eficaz para las comunidades sin acceso a electricidad.

El proyecto se sirve de la energía cinética, que permite activar un motor para encender una lámpara LED mediante el uso de la fuerza de gravedad de la Tierra.

Por Antonia Tapia

Desde 2009, los diseñadores ingleses Martin Riddiford y Jim Reeves, a través de la organización Deciwatt, que tiene como objetivo crear y desarrollar productos de iluminación eficientes y sustentables, inventaron una lámpara que permite iluminar los espacios utilizando la fuerza de gravedad. GravityLight reemplaza en las comunidades, en donde el acceso a la electricidad es nulo o limitado, a las lámparas de parafina o de queroseno, convirtiéndose en una alternativa de iluminación eficiente.

Proyecto para quienes no tienen acceso a la red eléctrica

Una propuesta que superó expectativas
De acuerdo con datos del Banco Mundial, casi 2 mil millones de personas alrededor del mundo se encuentran sin acceso a electricidad: en India 713 millones; China 706 millones; Centro y Sudáfrica 575 millones; en el Sureste Asiático e Indonesia, 292 millones; en Latinoamérica y el Caribe, 96 millones, y en Medio Oriente 8 millones de personas. Frente a esta grave situación, en 2009, la organización inglesa Deciwatt pidió de la organización internacional SolarAid, que intenta erradicar las lámparas de queroseno en África, desarrollar un proyecto que permite iluminar los hogares de aquellas personas que no pueden acceder a la red eléctrica.

La idea de los diseñadores ingleses, de acuerdo con información proporcionada por Deciwatt, era diseñar un producto económico, menos de seis dólares, y que siempre estuviera disponible. En un primer momento pensaron en desarrollar una lámpara LED que funcionara con baterías; sin embargo, llegaron a la conclusión que las baterías representan una tercera parte del costo del producto y que su vida útil era muy corta, ya que, por lo general, en 18 meses es necesario cambiarlas. Luego pensaron en paneles solares o molinos de viento, pero este tipo de tecnología aún es poco accesible y en diferentes regiones no se encuentra disponible al ciento por ciento.

Finalmente, siguiendo el concepto de que menos es más, luego de cuatro años de investigación, GravityLight pudo ver, literalmente, la luz en 2012.

El resultado: un pequeño dispositivo de plástico dotado en su interior con una lámpara LED y un sistema de poleas en cuyos extremos se colocan dos bolsas con determinado peso.

La clave de este proyecto radica en la energía cinética: se sube una bolsa de diez kilos, se deja colgar del dispositivo y a medida que asciende dota de energía a un pequeño motor que enciende con 0.1 W de potencia una lámpara LED que se carga de energía.

Una vez que tuvieron el prototipo decidieron probarlo en campo. Para ello necesitaban 55 mil dólares. Así fue como a fines de 2012 el equipo inició una campaña para recaudar fondos que le permitieran fabricar y distribuir 1 mil lámparas en comunidades de África y Asia. En sólo 14 días, a través de la plataforma global Indiegogo, recaudaron más de 399 mil dólares, logrando que el diseño se hiciera popularmente conocido y superando ampliamente sus expectativas.

Famosos empresarios, como Bill Gates; grandes compañías de refrescos y dependencias de gobierno, como el Departamento de Defensa de Estados Unidos, aportaron significativas cantidades de dinero al proyecto, el cual se convirtió en pocos meses en un éxito.

En la actualidad, las lámparas se han instalado en 26 países y más de 55 organizaciones las han empleado.

A0CE0041697Iluminación eficiente y sustentable

Características y funcionamiento de GravityLight
La pequeña lámpara cuenta con un LED que se enciende con la fuerza de gravedad. Primero se debe colgar el dispositivo en una posición superior a la altura de la cabeza.

Tras comprobar que se encuentra bien sujetado, en uno de sus extremos se coloca una bolsa con 12.5 kilos de peso, la cual se puede llenar con rocas, piedras o arena. Luego se cierra la bolsa y por medio de un clip se adhiere a una correa. La correa se sujeta al dispositivo que contiene la lámpara. Después, el segundo clip se coloca en el otro extremo de la correa y de él se sujeta la segunda bolsa, la cual debe contener aproximadamente 0.5 o 1 kilo de piedras o arena. Al levantar la bolsa más pesada, la gravedad ejerce una fuerza sobre un peso y al mismo tiempo el peso desciende bajo esa fuerza y genera energía cinética, la cual se convierte a través de una serie de pequeños engranajes en energía eléctrica para alimentar un pequeño motor que permite encender una lámpara LED. Asimismo, GravityLight tiene un dial desde el cual es posible controlar la intensidad del LED, el cual puede alumbrar por 30 minutos en condiciones de poca luz, 20 minutos en estado medio y 12 minutos en alta intensidad.

El sistema diseñado por Deciwatt se puede utilizar una y otra vez sin importar el lugar donde se coloque GravityLight. Se dispone de energía al instante cuando se necesita y no existe ningún costo por consumo. Su potencia de salida es de H: 0.1 W; M: 0.075 W, y L: 0.05 W.

Actualmente, GravityLight no se encuentra disponible comercialmente, aunque se espera que el próximo año ya pueda fabricarse a gran escala y que su costo sea de seis o siete dólares.

A0CE0041696Martin Riddiford

Características técnicas
Potencia (máx.): 124 mW

Temperatura de funcionamiento: -30 ? 80 °C

Temperatura de almacenamiento: -40 ? 100 °C

Intensidad luminosa: 13.8 cd (el valor de la intensidad luminosa estándar según CIE 127:2007: If=20 mA)

Peso: 0.8 kg
            H: 160mm
            W: 103mm
            D: 78 mm

A0CE0041695Jim Reeves

Peso de la carga: mínimo, 8 kg; máximo, 12.5 kg

Potencia de salida (12.5 kg de carga):
            Alto: 0.10 W
            Media: 0.075 W
            Baja: 0.05 W

Ventajas
Esta invención no produce riesgos a la salud en comparación con aquellos productos que utilizan combustibles fósiles. En ese sentido, el Banco Mundial estima que 780 millones de mujeres y niños, debido a que respiran vapores de queroseno, inhalan el humo equivalente a dos paquetes de cigarrillos al día, ocasionando la muerte de, aproximadamente, 1.5 millones de mujeres y niños en África cada año.

Además, evita accidentes dentro de los hogares. De acuerdo con cifras publicadas por Deciwatt, tan sólo en India 1.5 millones de personas al año sufren quemaduras graves debido a que las lámparas de queroseno suelen volcarse fácilmente. Asimismo, el diseño de los ingleses evita problemas en la vista, ya que la mala calidad de la luz y los gases causan infecciones en los ojos y suelen originar cataratas.

En cuanto a las emisiones de CO2, una lámpara de queroseno si se utiliza durante cuatro horas al día emite, cada año, más de 100 kilos de dióxido de carbono a la atmósfera, suprimidos por el invento.

Por último, GravityLight se pueden utilizar una y otra vez, en cualquier momento, sin necesidad de sol o de baterías, y no tiene gastos de funcionamiento.
————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba