Histórico de la revistaSeguridad

Respetar la norma. Garantía de protección

La NOM-001-SEDE-2012 ofrece los detalles que deben tomar en cuenta todos los involucrados en la instalación y puesta en marcha de un sistema eléctrico. Su carácter obligatorio responde a la necesidad de garantizar la seguridad de las personas y la integridad de los bienes materiales. Conocer sus alcances y los elementos que involucra es una exigencia para todos los contratistas eléctricos mexicanos.

Por Jorge Santoyo / Bruno Martínez, fotografías

En la República Mexicana, las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) son de cumplimiento obligatorio. Dentro del conjunto de este tipo de Normas, la seguridad de las instalaciones eléctricas cuenta con una que se encarga de definir las condiciones de operación e instalación apropiadas, que no comprometan la seguridad de usuarios ni instalaciones, la NOM-001-SEDE-2012 (es la quinta versión que se utiliza en México).

Dicha NOM fue elaborada por el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Instalaciones Eléctricas y por la Dirección General de Distribución y Abastecimiento de Energía Eléctrica y Recursos Nucleares de la Secretaría de Energía, con el apoyo de instituciones afines a la industria eléctrica.

Cabe hacer mención que las modificaciones a las Especificaciones (Título 5) de esta NOM se tradujeron de las partes aplicables del National Electrical Code, de EUA, con base en las ediciones 2008 y 2011 del NFPA 70 (con licencia de la NFPA), para lo cual se aclara que la NFPA no es responsable de la precisión de la traducción.

El objetivo de esta NOM es establecer las especificaciones y lineamientos de carácter técnico que deben satisfacer las instalaciones destinadas a la utilización de la energía eléctrica, a fin de que ofrezcan condiciones adecuadas de seguridad para las personas y sus propiedades, en lo referente a la protección contra descargas eléctricas, efectos térmicos, sobrecorrientes, corrientes de falla y sobretensiones.

El cumplimiento de las disposiciones indicadas en esta NOM promueve el uso de la energía eléctrica de forma segura. Las disposiciones establecidas en sus especificaciones no deben considerarse como guía de diseño ni como un manual de instrucciones para personas no calificadas.

Se considera que para hacer un uso apropiado de estas especificaciones es necesario recibir capacitación y tener experiencia suficiente en el manejo de las instalaciones eléctricas.

Los requisitos establecidos tienen el propósito de garantizar la seguridad de las personas, animales y los bienes materiales contra los riesgos que puedan resultar de la utilización de las instalaciones eléctricas.

En las instalaciones eléctricas existen dos tipos de riesgos mayores:

  • Las corrientes de choque
  • Las temperaturas excesivas capaces de provocar quemaduras, incendios u otros efectos peligrosos

A0CE0041700Las conexiones y arreglos de puesta a tierra necesarios serán apropiados para las medidas de protección seleccionadas

Respecto de la protección contra sobrecorriente, las personas y los animales deben protegerse contra daños, y las propiedades contra temperaturas excesivas o esfuerzos electromecánicos que se originan por cualquier sobrecorriente que pueda producirse en los conductores. Esta protección puede obtenerse al limitar la sobrecorriente a un valor o una duración segura.

Lo que se indica en la protección contra las corrientes de falla: los conductores que no sean los conductores activos y las otras partes que se diseñan para conducir una corriente de falla deben poder conducir estas corrientes sin alcanzar una temperatura excesiva.

El equipo eléctrico, incluidos los conductores, debe contar con protección mecánica contra esfuerzos electromecánicos causados por las corrientes de falla para prevenir lesiones o daños a las personas, animales o sus propiedades. Los conductores vivos deben protegerse contra sobrecorrientes.

Otra consideración es la protección contra disturbios de tensión y disposiciones contra influencias electromagnéticas.

Para el diseño de las instalaciones eléctricas debe tomarse en consideración una serie de factores importantes para proporcionar:

  • Protección de las personas, los animales y los bienes
  • Funcionamiento satisfactorio de la instalación eléctrica, acorde con la utilización prevista

Es recomendable tomar previsiones sobre futuras ampliaciones o expansiones de las instalaciones, con el objetivo de garantizar la seguridad en las instalaciones eléctricas.

Éstas deben diseñarse de acuerdo con las características de la fuente de suministro. La información específica de la fuente de suministro es necesaria para diseñar una instalación segura.

Un factor que se debe considerar es la región geográfica, lo que implica tomar en cuenta las condiciones ambientales a las cuales se someterá la instalación eléctrica.

Un elemento primordial en el diseño seguro de una instalación eléctrica es el tamaño real de la sección transversal de los conductores.

El área de la sección transversal debe determinarse tanto para operación normal, como para condiciones de falla, en función:

  • De su temperatura máxima admisible
  • De la caída de tensión admisible
  • De los esfuerzos electromecánicos que puedan ocurrir en caso de falla a tierra y corrientes de cortocircuito
  • De otros esfuerzos mecánicos a los que puedan estar sometidos los conductores
  • Del valor máximo de la impedancia que permita asegurar el funcionamiento de la protección contra el cortocircuito
  • Del método de instalación

Los puntos enumerados conciernen, en primer lugar, a la seguridad de las instalaciones eléctricas. Es deseable tener áreas de sección transversal de los conductores mayores que las requeridas para la seguridad y para una operación económica.

Un elemento muy importante en el diseño de las instalaciones es el tipo de canalización y los métodos de instalación de las canalizaciones.

Las características de los dispositivos de protección deben determinarse en relación con su función, la cual puede ser de protección contra los efectos de diversos fenómenos eléctricos:

  • Sobrecorrientes (sobrecargas, cortocircuito)
  • Corrientes de falla a tierra
  • Sobretensiones
  • Bajas tensiones o ausencia de tensión

A0CE0041699Los conductores deben identificarse según las secciones aplicables: activos, de fase, de puesta a tierra, neutros, etc.

Los equipos de protección deben operar a los valores de corriente, tensión y tiempo convenientes, según las características de los circuitos y de los peligros posibles. En caso de peligro, si existe la necesidad de interrumpir de inmediato el suministro de energía, debe instalarse un dispositivo de interrupción, de manera tal que sea fácilmente reconocible y rápidamente operable.

Deben proveerse dispositivos de desconexión para permitir desconectar de la instalación eléctrica los circuitos o los aparatos individuales, con el fin de facilitar el mantenimiento, la comprobación, la localización de fallas y las reparaciones.

La instalación eléctrica debe estar dispuesta de tal forma que no haya influencia perjudicial mutua entre ella y las instalaciones no eléctricas del edificio. Los equipos eléctricos deben estar dispuestos para permitir, tanto como sea necesario, espacio suficiente para realizar la instalación inicial y el eventual reemplazo del equipo eléctrico, así como accesibilidad para la operación, pruebas, inspección, mantenimiento y reparación.

Toda instalación eléctrica debe contar con un proyecto eléctrico (planos y memorias técnico descriptivas). Los planos eléctricos varían ampliamente en su alcance, presentación y grado de detalle. Con frecuencia, los planos industriales son más detallados que aquéllos para propósitos comerciales, y éstos son más detallados que los residenciales.

Algunos proyectos incluyen planos de control y de conexiones; otros muestran solamente la distribución de la potencia. Muchos proyectos para oficinas, plazas comerciales y residenciales no tienen calculada más que la carga de acometida, y los detalles de la instalación se resuelven en campo para cumplir con las necesidades del arrendatario o destino final del local.

El plano eléctrico más común es el diagrama unifilar, que identifica y suministra información sobre las dimensiones de los componentes principales del sistema de cableado eléctrico y muestra cómo la potencia es distribuida desde la fuente, habitualmente la acometida, hasta el equipo de utilización. Se representan equipos tales como tableros de distribución, equipos de conmutación, subestaciones, centros de control de motores, motores, equipos de emergencia, interruptores de transferencia y equipo de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

En las instalaciones eléctricas a que se refiere esta NOM deben utilizarse materiales y equipos (productos) que cumplan con las normas oficiales mexicanas y, a falta de éstas, ostentar las especificaciones internacionales, las del país de origen o, en su caso, las del fabricante con las que cumplen.

Todo equipo eléctrico debe seleccionarse para soportar con seguridad los esfuerzos y condiciones ambientales características de su ubicación a las que puede estar sometido. Si un equipo no tiene las características de diseño correspondientes para su ubicación, éste puede utilizarse siempre y cuando se proteja por medios complementarios, los cuales serán parte de la instalación terminada.

Todos los materiales y equipos eléctricos deben seleccionarse de manera que no causen efectos nocivos a otros equipos y a la alimentación durante condiciones normales de operación; esto también incluye las maniobras de conexión y desconexión.

La construcción de instalaciones eléctricas debe ejecutarse por personas calificadas y con productos aprobados. El equipo eléctrico debe instalarse de acuerdo con sus instrucciones de instalación. Los conductores deben identificarse según las secciones aplicables; es decir, aquellos conductores activos o de fase, los puestos a tierra o neutro y los de puesta a tierra o tierra física de esta NOM.

Las conexiones entre conductores y otros equipos eléctricos deben realizarse de tal manera que los contactos sean seguros y duraderos. Por su parte, los equipos eléctricos se tienen que instalar con el objetivo de que no se afecten sus condiciones de diseño de dispersión de calor.

Si por razones de seguridad es necesario, deben instalarse señales o advertencias de precaución adecuadas. En caso de adición o modificación a una instalación existente, los valores asignados y las condiciones de los materiales existentes serán analizados, en consideración a la carga adicional y a las condiciones modificadas. Las conexiones a tierra y arreglos de puesta a tierra necesarios serán apropiados para las medidas de protección seleccionadas para la seguridad.

Las instalaciones eléctricas deben probarse e inspeccionarse antes de ponerlas en servicio y después de cualquier modificación importante para comprobar la adecuada ejecución de los trabajos, de acuerdo con esta NOM. Esto debe considerarse en la planeación de una instalación eléctrica segura.
—————————————————————————————————————————————————

Jorge Santoyo Jiménez
Unidad de Verificación de Instalaciones Eléctricas. Presidente de la Asociación Mexicana de Unidades de Verificación de Instalaciones Eléctricas, A.C. (www.amuvie.com.mx)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba