Histórico de la revistaOpinión

Contenido nacional en el sector energético

Por Héctor Sánchez García

El 31 de octubre de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Reglamento Interior de la Secretaría de Economía (SE). En este sentido, la labor de la SE se enfocará en el desarrollo de contratistas; la orientación y la generación de competitividad, con reglas claras y metodologías de revisión e implementación de contenido nacional, hasta alcanzar 35 por ciento en 2025, y en la propuesta de esquemas de financiamiento y programas de apoyo para capacitación, investigación y certificación.

El objetivo es cerrar las brechas de capacidad técnica y de calidad, atendiendo a las pequeñas y medianas empresas. De manera general, a la unidad de contenido nacional se le otorga una serie de atribuciones para el sector energético, conforme al artículo 16 Bis, en la búsqueda de fortalecer el contenido nacional y fomentar cadenas productivas e inversión en el sector energético más relevante. Dicha unidad, junto con la Secretaría de Energía, está facultada para establecer metas, así como para proponer estrategias, entre otras acciones.

Otro punto relevante es el de las atribuciones de la Dirección General de Fomento de Cadenas Productivas e Inversión en el Sector Energético, plasmadas en el artículo 48 Bis. En él se establece como función de la dirección mencionada emitir opinión para el establecimiento de condiciones en los contratos para financiamiento, instalación, mantenimiento, gestión y ampliación de la infraestructura necesaria para prestar el servicio público de trasmisión y distribución de energía eléctrica, conforme al Artículo 93 de la Ley de la Industria Eléctrica; cabildear con otros órganos gubernamentales y entidades del sector, a efecto de coadyuvar con la política nacional de fomento; emitir opinión en temas de hidrocarburos bajo las mismas circunstancias, y diseñar, proponer y dar seguimiento a las estrategias para tal fin; fungir como secretaría técnica de los consejos consultivos a los que se refiere la Ley de Hidrocarburos y de la Industria Eléctrica, e integrar el padrón de proveedores nacionales para la Industria Eléctrica y de Hidrocarburos.

La Dirección General de Contenido Nacional, conforme al artículo 48 Ter., también tendrá algunas atribuciones adicionales. Por ejemplo, será la responsable de proponer la meta de contenido nacional en términos de las Leyes de Hidrocarburos e Industria Eléctrica; elaborará la metodología para medir el contenido nacional en asignaciones y contratos; cabildeará con órganos gubernamentales, entidades y empresas del ramo opciones para la integración del contenido nacional; medirá y verificará el cumplimiento de las metas de contenido nacional; realizará visitas de verificación en la materia; medirá y verificará el cumplimiento del porcentaje mínimo establecido en contratos; solicitará apoyo de un tercero independiente o de las autoridades competentes para el mismo fin; requerirá de las empresas del sector información sobre dicho contenido mínimo nacional; elaborará opinión sobre el porcentaje mínimo en contratos y asignaciones que deberán cumplir individualmente y de forma progresiva los asignatarios y contratistas; determinará e informará a las autoridades de los incumplimientos del mínimo de contenido nacional que corresponde a contratistas y asignatarios; informará de incumplimientos de información de empresas sobre el mismo tema; operará fideicomisos para promover el desarrollo de proveedores y contratistas nacionales, y estará facultada para imponer sanciones.

Ante estas modificaciones, dos son las acciones inmediatas que los socios de la Unión Nacional de Constructores Electromecánicos (UNCE) y los contratistas del sector debemos llevar a cabo. Primero, participar del Fideicomiso Público para Promoción y Desarrollo de Proveedores y Contratistas Nacionales; segundo, y acaso más importante, exigir el cumplimiento de las condiciones en contratos de trasmisión y distribución de energía eléctrica, la preferencia a la adquisición de bienes nacionales y a la contratación de servicios del sector eléctrico.

Es por ello que se precisa el fortalecimiento del gremio de la UNCE, debido a que es la única organización formal en México que vela por la defensa de los contratistas formales de obras y servicios del sector eléctrico.

Unidos seremos más fuertes.
——————————————————————————————————————————————————-

Héctor Sánchez García
Egresado del Centro de Investigaciones de la FCPAP de la UANL. Coordinador del Sector Salud del Gobierno Federal. Catedrático de la Facultad de Administración y Contaduría Pública. Es accionista y director General de SEPSA, empresa que ha generado expansión a cuatro empresas a nivel internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba