NegociosTendencias

Administración del consumo en sistemas de iluminación

Más allá del reemplazo de equipos tradicionales por alternativas más eficientes, las tecnologías de monitoreo y administración de equipos incursionan en el campo de la iluminación para mejorar patrones de consumo. Éstas ofrecen una herramienta de gran utilidad para grandes consumidores, como los sistemas de alumbrado público, cuya administración óptima del consumo registran beneficios económicos y sociales

Por Christopher García / Bruno Martínez, fotografías

Las tendencias actuales en el sector de la iluminación se están moviendo hacia la consolidación total de la tecnología led como la solución ideal en cada aplicación. El sector comercial, de servicios, hotelero, industrial, residencial y, en últimas fechas, el municipal en el tema de alumbrado público han implementado este tipo de equipos para solucionar sus necesidades de iluminación.

Ahora que se está en este punto, la pregunta obligada es ¿qué sigue? ¿Cuáles son las innovaciones que permitirán mejorar todavía más el desempeño de los sistemas de iluminación, con miras al tan anhelado ahorro de energía? ¿Es el led la opción para el futuro?

El mercado actual muestra que la iluminación led ya se ha establecido como opción viable, debido a sus características de durabilidad, desempeño y eficiencia, si bien la inversión todavía resulta un obstáculo para diversos tipos de usuarios, dado que el costo inicial es más elevado en comparación con un luminario tradicional.

La administración de la demanda como herramienta de ahorro
Las principales empresas desarrolladoras de iluminación han dejado claro que no será el luminario por sí sólo el que permita enfrentar las problemáticas actuales de eficiencia energética y sustentabilidad. Aunque la eficiencia del led ya está probada, aceptada y en proceso de implementación masiva, el consumo de energía por iluminación innecesaria continúa siendo un tema por atender, toda vez que ciertos sitios se encuentran iluminados cuando no se requiere, al tiempo que otros permanecen en la oscuridad y plantean diversos tipos de problemas.

Como medida para atender esta situación, algunas empresas fabricantes están incorporando las posibilidades que ofrece la electrónica para optimizar consumos y monitorear el desempeño de cada sitio iluminado. Dicha característica permite, según los propios expertos, controlar de manera diferente la iluminación, con miras a gestionar con base en información precisa cuándo, dónde, por qué y para qué encender, atenuar, apagar o reemplazar un luminario.

Sobre una de estas opciones tecnológicas conversó con Constructor Eléctrico el ingeniero Víctor Manuel Rodarte, representante de Ingeniería para la empresa Acuity Brands. El especialista, con 18 años de labor en la compañía, explica que las características de la tecnología led han permitido desarrollar nuevos controles “para poder administrar la energía y brindar potencial a la nueva iluminación digital. Esto nos da la facilidad de controlar la iluminación en escuelas, edificios, casas, exteriores, estacionamientos, vialidades, lo que conlleva un gran ahorro de energía y ayuda a todas las cuestiones de energía en el país”.

El ingeniero Rodarte comenta que la información se ha convertido en una herramienta de gran utilidad para la toma de decisiones en general, y ésa es una de las razones para desarrollar este tipo de mecanismos de gestión. “Cada elemento, cada zona tiene un comportamiento muy diferente, tiene un desarrollo, tiene una forma de consumo. Hay quien necesita consumir energía, hay quien lo evita al ciento por ciento. Cada cliente, cada forma, cada institución tendrá su propia forma de utilizar la energía. Es ahí donde entra una buena administración o la forma de facilitar esa administración”.

En general, el sistema Roam, según explica el ingeniero Rodarte, permite controlar la operación de los luminarios y su consumo energético; programar mantenimientos a los sistemas, visualizar los comportamientos de los usuarios, así como cambiar la cultura del ahorro de energía y administrar ciento por ciento los elementos que se tienen instalados.

Operación del sistema
De acuerdo con el especialista de Acuity Brands, el sistema Roam desarrollado por la empresa interconecta cada luminario mediante un control, “que va enlazado con los demás luminarios para crear una pequeña red. Esto permite controlar cada elemento de forma diferente para dar distintos niveles de iluminación y, por ende, distintos consumos de energía”.

El vínculo entre elementos se realiza mediante cable UTP, y una vez que se cuentan con una pequeña red centralizada de luminarios, se puede enlazar a internet “a fin de controlar los luminarios vía una aplicación de teléfono inteligente o a través de una PC, con el propósito de generar una administración que nos permita conocer cuánto ahorro vamos a tener y comprender las características de nuestro edificio”.

A0CE0042772Características del sistema Roam
El sistema opera mediante una red de fotocontroles inteligentes, o nodos, que monitorean la iluminación exterior. Más tarde, comunica la información necesaria para controlar su desempeño.

Nodos. El nodo responde a los comandos del sistema y monitorea el desempeño del luminario, asegurando que cada uno realice exactamente la actividad para la que fue programado.

Un nodo instalado por cada led, HID o cualquier otro tipo de luminario:

  • Monitorea voltaje y corriente para enviar información hacia la interface
  • Opera mediante comandos recibidos desde la interface
  • Pueden instalarse con una separación de hasta 300 metros

Interface. Cada interface Roam recibe información y transmite comandos hacia los nodos, con la posibilidad de omunicarse hasta con dos mil dispositivos. Se colocan en postes o adheridos a los edificios y se conectan vía ethernet o, en el caso de Roam, también pueden enlazarse vía teléfono móvil.

Red Roam. El Centro de Operación de la Red Roam recopilará, almacenará y analizará información para maximizar la eficiencia del control de iluminación y su responsabilidad.

La tecnología es compatible con iOS, Android y Windows. Además, según afirma Rodarte, se buscó que el sistema sea lo más amigable posible con el usuario, a fin de ofrecer la mejor experiencia de manejo para facilitar la gestión de la iluminación.

La instalación del sistema, abunda, es verdaderamente sencilla. “No tiene nada fuera de lo normal: se utiliza con condulet o charolas y por separado del sistema eléctrico, pues, antes que nada, hay que seguir las normas. Pero, en general, es un sistema tradicional, no tiene nada de especial”.

Lo resaltable es que permite administrar la oferta y la demanda, no únicamente controlar, como es el caso de otro tipo de controladores. “No sólo se trata de encender y apagar, que fue el primer método de control; en esto se trata de administrar un consumo para poder programar pagos, ganancias y utilidades”.

A0CE0042771
“Una calle iluminada reduce su nivel de vandalismo en 80 por ciento»: Víctor Manuel Rodarte

Nichos de aplicación
Al tratarse de un elemento de monitoreo electrónico, el sistema es proclive de utilizarse en prácticamente cualquier sitio que cuente con sistemas de iluminación. De acuerdo con el ingeniero Rodarte, “en edificios de gobierno, en escuelas, bancos y laboratorios es principalmente donde nos hemos enfocado”.

Sin embargo, el representante de Acuity Brands comenta que uno de los nichos que pueden obtener mayor beneficio de esta tecnología se encuentra en el alumbrado público, debido a factores como el gran consumo que representan este tipo de instalaciones, el cual puede reducirse de varias maneras. Explica: “Nada más por cambiar tecnología tradicional por led se ofrece un ahorro de 40 por ciento; se puede incrementar hasta 60 por ciento con la implementación de control. Es impresionante el ahorro que puede lograrse cuando se desarrolla una ingeniería de este tamaño”.

De hecho, a su juicio, el alumbrado público es una de las aplicaciones más grandes que tenemos en este país. “En el tema industrial, el control de luminarios se reduce a 30 o 40 mil metros cuadrados de área iluminada, por poner un ejemplo; pero con el sistema es, incluso, posible administrar una ciudad entera”.

En tal sentido, la implementación del sistema de administración ofrece el potencial de reducir “consumos millonarios en las ciudades, de ayudar a que exista mayor seguridad, de dar una imagen como municipio de responsabilidad y ayudar a los presidentes municipales al mantenimiento de alumbrado público, a que su trabajo sea más fácil y más práctico para poder dar atención a la ciudadanía. Nosotros ponemos las herramientas; la infraestructura ya está y es enorme”.

Es el tema de seguridad uno de los que mayor atención puede captar de los gobiernos municipales, pues, describe Rodarte, “eliminas directamente los puntos oscuros, reduces los tiempos de reacción para los mantenimientos, tienes localizada la problemática, puedes evitar robo de cable, vandalismo y ayudas a la gente a que sienta que hay una red bien hecha para que salga adelante en rubros de infraestructura urbana. Por supuesto, eso ayuda también a la imagen de las personas que administran las ciudades”.

Abunda: “Una calle iluminada reduce su nivel de vandalismo en 80 por ciento. Si tienes puntos oscuros y los logras controlar, ese vandalismo se reduce y se va alejando; asimismo, será más fácil el monitoreo con cámaras y con luz para los representantes de la seguridad al estar haciendo sus rondines, lo cual da una mayor facilidad para poder reaccionar. En otras palabras, esto se convierte en un beneficio, además de eléctrico, social”.

La única necesidad para instalar una red que administre la iluminación de una ciudad entera sería el uso de una antena y el desarrollo de una red con diversos puntos de control. “Puede expandirse en ciudades completas; por supuesto, necesita una infraestructura para controlarlo y no puede ser tan centralizado. Se contaría con un sistema maestro y diferentes esclavos para poder expandir el sistema. La geografía de México es muy complicada, las ciudades no fueron diseñadas tan armoniosamente, y eso obliga a entender bien la infraestructura. El crecimiento tiene que ser por secciones, por funcionalidad, incluso por peligrosidad de distintas calles. Si seccionamos tales consideraciones, obviamente el elemento va crecerá poco a poco, hasta completar toda la ciudad”.

A escalas como ésta, el ingeniero Rodarte comenta que en diversas ciudades del país ya se tienen planes para comenzar a utilizar esta tecnología. “Sé que en la ciudad de León, en la Ciudad de México, en Monterrey y Guadalajara hay sistemas que se implementarán”.

Enfatiza que dado el nivel de desarrollo que se ha logrado con los luminarios led es poco probable que se lleve a cabo en breve un cambio tecnológico tan drástico como el que han generado. “Sería complejo hablar de algo nuevo, porque la tecnología led hace tres años no existía como la conocemos ahora; no teníamos ese enfoque. Vienen nuevos diseños. Vamos a encontrar leds más eficientes, pero no se trata sólo de tener led, sino de tener un control que esté construido de forma robusta para que pueda soportar las condiciones de nuestro país, que tenga las características de ser un producto durable para que las inversiones y los retornos sean atractivos para los usuarios. Cambiar leds por cambiarlos no es nuestra filosofía. Nuestra filosofía es entender las necesidades de los clientes y luego ofrecer los productos con la mayor durabilidad”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba