NegociosTendencias

Energías limpias desafían caída del petróleo y atraen récord de inversión

La caída en los precios del petróleo y sus derivados encendió los focos rojos para las energías renovables, al esperarse que el crecimiento y la inversión en éstas se vieran afectados. No obstante, las últimas cifras de Bloomberg New Energy Finance muestran que el mercado se comportó a la inversa y las energías limpias crecieron como nunca antes

Con información de Bloomberg New Energy Finance

La inversión en energía limpia aumentó en China, África, Estados Unidos, América Latina y la India en 2015, impulsando el total mundial a sus cifras más altas en la historia, con 328.9 mil millones de dólares (mmdd), 4 % más respecto de los 315.9 mmdd registrados en 2014 y batiendo el récord anterior, establecido en 2011, por un margen de 3 %.

Las últimas cifras de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) muestran que las inversiones en dólares a nivel mundial crecieron durante 2015, alcanzando cerca de seis veces su total respecto de 2004 e imponiendo un nuevo récord de un tercio de un billón de dólares, a pesar de cuatro factores que se esperaba podrían haberlas frenado.

Estos fueron mayores caídas en el costo de la energía solar fotovoltaica, lo que significa que mayor capacidad podría ser instalada al mismo precio; la fortaleza del dólar estadounidense, que reduce el valor en dólares de la inversión que no está en esta moneda; la continua debilidad de la economía europea, anteriormente el motor de inversión en energía renovable, y, quizás lo más importante, la caída de los precios de las materias primas de combustibles fósiles.

Durante los últimos 18 meses, hasta diciembre de 2015, el precio del crudo Brent se desplomó 67 %, cayendo de 112.36 a 37.28 dólares por barril (dpb), mientras que el carbón térmico internacional surtido en el noroeste de Europa se redujo 35 %, de 73.70 a 47.60 dólares por tonelada. El gas natural en Estados Unidos cayó 48 % en el índice Henry Hub, de 4.42 a 2.31 dólares por millón de unidades térmicas británicas.

Al analizar estas cifras a detalle, la mayor parte de los 328.9 mmdd invertidos en energía limpia durante 2015 corresponde a la financiación de activos para los proyectos de plantas generadoras, tales como parques eólicos, parques solares, plantas de biomasa y residuos de energía, y pequeños proyectos hidroeléctricos. Estos representaron un total de 199 mmdd en el año, 6 % más que el año anterior (los grandes proyectos hidroeléctricos de más de 50 MW no están incluidos en estas cifras sobre la financiación de activos o en la inversión total de energía limpia; sin embargo, la estimación de BNEF es que 43 mmdd de grandes proyectos hidroeléctricos alcanzaron una “decisión final de inversión” global en 2015).

Los mayores proyectos financiados el año pasado incluyen una serie de grandes conjuntos de energía eólica marina en el Mar del Norte y en la costa de China. Estos incluyen 580 MW de Race Bank y 336 MW de Galloper en el Reino Unido, con costos estimados de 2.9 mmdd y 2.3 mmdd, respectivamente; el proyecto de 402 MW de Veja Mate en Alemania, 2.1 mmdd, y los proyectos de China, Longyuan Haian Jiangjiasha y Datang & Jiangsu Binhai, cada uno de 300 MW y 850 mdd.

El financiamiento más grande de energía eólica terrestre fue de 1.6 GW, proveniente de la cartera Nafin México, por un estimado de 2.2 mmdd. En energía solar fotovoltaica, el proyecto de Silver State Sur, en 294 MW y cerca de 744 mmdd, y en energía solar térmica o CSP, la cartera NOORo en Marruecos, que generará 350 MW y alrededor de 1.8 mmdd. El mayor proyecto de biomasa financiado fue la planta de 330 MW Klabin Ortiguera, en Brasil, que, junto con la construcción de una planta de producción de 1.5 millones de toneladas de celulosa, tuvo una inversión de 2.3 mmdd; por su parte, la mayor inversión geotérmica fue Guris Efeler, en Turquía, con 170 MW y un estimado de 717 mdd.

Después de la financiación de activos, la siguiente mayor parte de inversión en energía limpia se destinó a azoteas y otros proyectos de energía solar a pequeña escala. Este rubro representó 67.4 mmdd en 2015, 12 % más que el año anterior, con Japón como el mayor mercado, por mucho, seguido por Estados Unidos y China.

Las indicaciones preliminares indican que, gracias a esta actividad de generación a gran y pequeña escala, tanto la energía solar fotovoltaica como la eólica registraron alrededor de 30 % más capacidad instalada a nivel global en 2015, comparado con 2014. Se estima que el total de energía eólica del año pasado terminará cerca de los 64 GW, seguida de la energía solar con 57 GW. Este total combinado de 121 GW representaría alrededor de la mitad de la capacidad neta agregada en todas las tecnologías de generación (combustible fósil, nuclear y renovable) a nivel mundial en 2015.

La inversión pública en el mercado de compañías de energía limpia fue de 14.4 mmdd el año pasado, 27 % menos que en 2014, pero en línea con el promedio de los últimos 10 años. Los mejores acuerdos fueron una segunda emisión de acciones por 750 mdd por parte del fabricante de autos eléctricos Tesla Motors y una oferta pública inicial de 688 millones por TerraForm Global, empresa “yieldco” con sede en Estados Unidos, dueña de proyectos de energías renovables en mercados emergentes.

El capital de riesgo y los inversionistas de capital privado inyectaron 5.6 mmdd en empresas especializadas en energía limpia en 2015, lo que representó un crecimiento de 17 % contra el total de 2014, pero todavía muy por debajo del máximo de 12.2 mmdd de 2008. El acuerdo VC/PE más grande del año pasado fue por 500 millones de dólares para la compañía China de vehículos eléctricos NextEV.

Asimismo, se destinaron 20 mmdd a la financiación de activos en tecnologías de energía limpia, como redes inteligentes y almacenamiento en baterías a gran escala, lo que representa un aumento de 11 % respecto de 2014, el más reciente de una serie ininterrumpida de incrementos anuales en los últimos nueve años. La última categoría de inversión en energía limpia, el gasto corporativo y gubernamental en investigación y desarrollo, ascendió a 28.3 mmdd en 2015, creciendo solamente 1 %. Esta figura proporciona un punto de referencia para cualquier aumento en el gasto a raíz de los anuncios realizados en la COP21 en París por consorcios de gobiernos e inversionistas privados, liderados por Bill Gates y Mark Zuckerberg.

A0CE0042997Tendencias

Una vez más, China fue, por mucho, el mayor inversionista en energías limpias en 2015, aumentando su dominio con un incremento de 17 % para alcanzar los 110.5 mmdd, ya que su gobierno estimuló el desarrollo de energía solar y eólica para satisfacer la demanda de electricidad, limitar la dependencia de las centrales eléctricas de carbón contaminante y crear campeones internacionales.

El segundo lugar fue para Estados Unidos, que invirtió 56 mmdd, 8 % más que el año anterior y la cifra más fuerte desde la era de las políticas de “estímulo verde” en 2011. El dinero de los citados fondos “yieldco”, además de un sólido crecimiento en la inversión de nuevos proyectos solares y eólicos, apoyaron el total de Estados Unidos.

Europa registró una vez más una menor inversión en 2015, por 58.5 mmdd, 18 % menor respecto de 2014 y su figura más débil desde 2006. El Reino Unido fue, por mucho, el mercado más fuerte, con 23.4 mmdd, una inversión 24 % mayor. Alemania invirtió 10.6 mmdd, una disminución de 42 %, gracias a un movimiento menos generoso en el apoyo a la energía solar y en energía eólica ante la incertidumbre acerca de cómo funcionará un nuevo sistema de subastas a partir de 2017. Francia registró un descenso aún mayor en la inversión, cayendo 53 % con un monto total de 2.9 mmdd.

La inversión de Brasil en energía limpia cayó 10 %, para situarse en 7.5 mmdd en 2015, mientras que la India ha ganado 23 % al alcanzar los 10.9 mmdd, el más alto desde 2011, pero muy lejos de las cifras necesarias para implementar los ambiciosos planes del gobierno de Modi. Por su parte, Japón registró un aumento de inversión de 3 % a unos 43.6 mmdd, como efecto de un boom fotovoltaico que está en proceso. En Canadá, la inversión en energía limpia cayó 43 %, para quedar en 4.1 mmdd, mientras que en Australia subió 16 %, con 2.9 mmdd.

Una serie de “nuevos mercados” generó decenas de miles de millones de dólares en energía limpia el año pasado. Estos incluyen a México, 4.2 mmdd, un aumento de 114 %; Chile, 3.5 mmdd, un aumento de 157 %; Sudáfrica, 4.5 mmdd, un aumento de 329 %, y Marruecos, 2 mmdd, por encima de casi cero en 2014.

África y el Medio Oriente son dos regiones con gran potencial para la energía limpia, debido a su creciente población, los recursos solares y eólicos abundantes y, en muchos países africanos, las bajas tasas de acceso a la electricidad. En 2015, estas regiones combinadas registraron una inversión de 13.4 mmdd, 54 % más que el año anterior.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba