LíderesNegocios

Con lo mejor de dos culturas: tecnología superior

Por Irayda Rodríguez / Fotografía: Constructor Eléctrico

Ingeniero mecánico graduado de la University of Science and Technology of China (USTC), la cual con orgullo define como la mejor universidad para estudiar esta carrera, Simón Zhao llegó a México hace poco más de seis años. Su carrera profesional en la industria comenzó a forjarla al frente de la división para América y Colombia de The Beijing Axis (TBA), compañía líder con sede en China, dedicada a la manufactura de granjas solares, reactores y proyectos para subestaciones; sin embargo, luego de tres años de ocupar ese cargo, decidió apostarlo todo y fundar SOLAREVER, empresa mexicana que desarrolla, fabrica y suministra soluciones para el aprovechamiento de la energía solar.

Teniendo a México como plataforma para el mercado en América Latina, y ante el progresivo avance del sector solar fotovoltaico, Zhao estableció su centro de manufactura en Tepeji del Río, Hidalgo. A la fecha, su oferta de productos incluye módulos solares mono y policristalinos de 25 a 320 watts, celdas solares, inversores, baterías, sistemas de bombeo y monitoreo, así como controladores para enlazar una cadena completa como proveedores de servicio en proyectos enfocados en energía solar. Siendo la calidad una de sus grandes fortalezas, su portafolio de soluciones está avalado por la certificación UL, por el Canadian Solar Institute (CSI) y por certificaciones a nivel local, otorgadas por el Fide y la Comisión Federal de Electricidad.

No sólo somos un fabricante de paneles solares, no sólo somos distribuidores o vendedores. Realmente, somos un proveedor de servicio, brindamos asesoría de diseño e ingeniería y le ayudamos a los clientes a conocer mejor sus proyectos”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo empezó a trazarse el camino de SOLAREVER como proveedor de soluciones de energía solar en México?
Simón Zhao (SZ): Considero que la energía solar es el futuro de toda la energía, porque es limpia y eventualmente puede ser más barata. Además, México tiene un gran potencial; sin embargo, la fabricación de paneles solares es muy cara y eso es un obstáculo para que puedan usarse con más frecuencia a nivel doméstico. Estaba en busca de una solución para ayudar a bajar los costos y traer nuevas tecnologías al país, por eso creé este negocio y decidí impulsar la energía solar fotovoltaica con SOLAREVER desde hace tres años. Además, aquí en Tepeji del Río encontré las instalaciones adecuadas para montar la fábrica.

CE: ¿A qué sectores están dirigidos?
SZ: En un inicio, nos enfocábamos en sistemas y módulos solares para uso residencial. Ahora, seguimos en este sector, pero también hemos entrado a nivel comercial e industrial, con diferentes tipos de clientes; por mencionar algunos están Grupo Carso y Grupo Salinas.

CE: Hablando de la instalación de sistemas fotovoltaicos a nivel doméstico, ¿cuál es el panorama de este sector en el país?

SZ: Como dije, México tiene mucho potencial en cuanto a energía solar se refiere. Para ser honesto, es un mercado que está comenzando pero que está creciendo rápidamente; por ejemplo, el año pasado, la instalación total de paneles solares en el país creció al doble y considero que este año puede crecer a 200 %. De igual forma, la Reforma Energética puede contribuir a que el mercado siga desarrollándose. Tenemos mucha confianza en que esto sucederá y que habrá mayor presencia de esta tecnología. Mientras más proyectos se desarrollen, el crecimiento se detonará.

CE: ¿Qué retos enfrenta la empresa en la actualidad?
SZ: Para ser honesto, SOLAREVER está creciendo rápidamente. Con ello tenemos muchas oportunidades, pero también tenemos que competir con las compañías chinas y estadunidenses; en comparación con ellas, somos una empresa pequeña. En ocasiones, para proyectos de importantes dimensiones, ellos ofrecen mejores precios y eso es uno de los retos que enfrentamos. Mi solución ha sido trabajar estrechamente con socios pequeños para construir una planta más grande, para ofrecer productos de calidad, que compitan con los que vienen del extranjero y que podamos reducir costos, además de atraer inversión al país. Cerca de 80 % de los paneles solares existentes en el mercado se producen en China. En un principio, nosotros manufacturábamos los módulos allá; sin embargo, decidimos aplicar la tecnología en los productos fabricados en México, tomamos las mejores referencias para el nivel que queríamos.

CE: Para hacer frente a los desafíos, ¿qué cualidades distinguen a la compañía y cómo garantizan la confiabilidad de sus productos?
SZ: Como dice nuestro logotipo, nuestro principal distintivo es que ofrecemos calidad de por vida: la calidad es un valor muy importante. Nuestros paneles duran de 20 a 25 años y ofrecemos el respaldo para responder por ellos, si es necesario. El segundo punto sería el servicio al cliente, ya que no sólo somos un fabricante de paneles solares, no sólo somos distribuidores o vendedores. Realmente, somos un proveedor de servicio, brindamos asesoría de diseño e ingeniería y le ayudamos a los clientes a conocer mejor sus proyectos, a saber por qué usan un panel específico, un inversor o un cable determinado. Somos el soporte de los proyectos exitosos para ser una compañía exitosa, esa es nuestra razón de ser. Y lo mejor es que todo este servicio es gratuito para nuestros clientes.

CE: ¿Cómo ha sido la adaptación de la cultura china en una empresa mexicana, siendo que la disciplina es uno de sus pilares?
SZ: Como mencionas, la cultura china es muy diferente a la mexicana, totalmente; sin embargo, lo más importante es que si alguien quiere hacer escuela en este país, tiene que entender y aprender de la cultura. Yo no quise imponer algo: no busco cambiar la cultura, busco adaptarme y lograr que SOLAREVER tenga su propia cultura que nos haga crecer, ni china ni mexicana. Respetamos ambas culturas y, al mismo tiempo, hicimos una mezcla, evaluamos y aplicamos lo mejor de ellas. No ha sido sencillo, porque necesitamos entender a la gente, entender lo que piensa y cómo podemos ser mejores. Ese es un reto y, siendo honestos, es muy grande.

CE: ¿Cómo asume el compromiso del liderazgo al ser presidente de una compañía como ésta, enfocada en las energías renovables?

SZ: Como presidente de una empresa, necesitas establecer una buena relación con quienes trabajan en ella, una relación de socios que va más allá de darle un pago por las actividades que realizan. Necesitas entenderlos y ayudarlos a crecer a la par de la compañía. Esta relación tiene que ser fuerte, así podrán enfrentarse las dificultades eventuales. Está relación es la base para que la gente haga equipo contigo y nunca se dé por vencida. Cuando una empresa crece, con ello también puede haber mayores desafíos; pero el verdadero poder es la gente. Por eso, para mí, lo más importante como presidente de SOLAREVER es el factor humano, que todos podamos trabajar en equipo con un objetivo común.

CE: ¿Cómo está siendo este año para el sector y qué áreas de oportunidad han encontrado?
SZ: El sector está ascendiendo rápidamente en México y a nivel mundial, con casi un ciento por ciento de crecimiento. Una prueba de ello son las subastas de largo plazo. Creo que el futuro puede estar en la distribución. Eso significa que la mitad de la energía podrá venderse a la industria, al sector comercial, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o a diferentes tipos de clientes. Hasta hace poco, el costo de la electricidad se había venido incrementando, pero el costo de los paneles solares se ha reducido.

Estoy seguro de que la electricidad generada de la energía solar y los módulos solares seguirá bajando su precio año con año y, en los próximos cinco años, veremos grandes instalaciones de sistemas fotovoltaicos.

No obstante, se requiere más inversión para desarrollar el sector. Además, creo que el futuro de muchas compañías está en que construyan granjas solares de generación de energía para vender electricidad. Esto podría beneficiar a la gente dándole acceso a la energía eléctrica a un costo menor. Como compañía, para este año planeamos que inicie la construcción de una nueva fábrica, la más grande de Latinoamérica.

Estamos trabajando con inversionistas de China e Inglaterra, además de que seguimos desarrollando nuestra tecnología en Boston, con el fin de ser más competitivos y hacer mejores proyectos.

CE: Desde su perspectiva, ¿hacia dónde se dirige la energía solar fotovoltaica de cara a la Reforma Energética?
SZ: Sin duda, los sectores más importantes para el país son el residencial y el comercial, aunque considero que el próximo año cobrarán más importancia los parques industriales solares.

Hay una meta establecida para 2024 para que 35 por ciento de la electricidad provenga de fuentes limpias, lo cual también representa un buen panorama en temas ambientales. Si en Estados Unidos, China, Japón y países de Europa se está haciendo, en México también necesita implementarse. Se requiere un mayor esfuerzo apoyado por el Gobierno, para hacer que suceda. Si realmente se lleva a cabo, este hecho hará que muchas compañías de energía solar se consoliden y es una oportunidad para que nos convirtamos en líderes del sector.

Tenemos la tecnología, la inversión y el mercado, así que buscamos ser el número uno en México y América Latina, esa es nuestra meta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba