LíderesNegocios

Visión global que marca un nuevo rumbo

A un par de meses de cumplir un año en su cargo, el Presidente y CEO de Mitsubishi Hitachi Power Systems Americas Inc. tiene una meta clara: alcanzar el máximo nivel en generación eléctrica. En un escenario en donde el compromiso con el medioambiente está fortaleciéndose, el camino para alcanzarla va más allá de la calidad que ofrecen sus productos y se cimienta en el desarrollo del capital humano

Por Irayda Rodríguez / Fotografías cortesía de Mitsubishi Hitachi Power Systems Americas Inc.

Las centrales eléctricas del futuro son el territorio que aspira conquistar esta compañía, cuyo portafolio está integrado por productos y servicios para la industria de la energía, entre los que destacan generadores, turbinas a gas, vapor y geotérmicas con alto grado de eficiencia, calderas y sistemas de control ambiental, además de servicios de mantenimiento y reparación de equipos. Lo anterior basándose en el principio de integrar ingeniería avanzada y diseños innovadores que impulsen el rendimiento, a la vez de cubrir las necesidades energéticas prioritarias.

Originaria de Japón, y con una trayectoria de más de 150 años en el mercado, su sede en el continente americano está en la ciudad de Lake Mary, Florida, en los Estados Unidos. De igual modo, cuenta con una moderna fábrica en Savannah, Georgia, así como instalaciones de manufactura y reparaciones en ambos territorios, y en Texas. Además de la manufactura, una de sus fortalezas es prestar servicio a flotas de otros fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés) en todo el mundo.

A partir de abril del año pasado, en lo que fue una bocanada de aire fresco, la dirección de esta subsidiaria recayó en las manos de Paul Browning. Su visión global de negocios, luego de haber trabajado en países como Canadá, Suiza, Alemania, Bélgica y México, lo convierten en una pieza clave para detonar el crecimiento de la empresa, elevar su grado de competitividad en el continente y fomentar el uso de tecnologías que extiendan el aprovechamiento de fuentes renovables de energía.

Tienes que vivir fuera de Estados Unidos para conocer cómo funcionan otros mercados”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuáles fueron sus primeros pasos en el sector hasta llegar a su posición actual en Mitsubishi Hitachi Power Systems Americas Inc.?
Paul Browning (PB): Estudié Ingeniería Metalúrgica en la Universidad Carnegie Mellon, en Pensilvania. Más tarde, cursé un posgrado en el prestigioso Instituto Politécnico Rensselaer, en la ciudad de Nueva York. Mi primer trabajo fue para General Electric, curiosamente uno de nuestros mayores competidores en la actualidad en el sector Oil&Gas. Posteriormente, me integré a otras compañías del ramo como Caterpillar, lo que me dio la oportunidad de vivir en México durante cuatro años; esa fue mi primera experiencia trabajando fuera de Estados Unidos. Tuve que aprender otro idioma y otra cultura, pero fue muy enriquecedor. Conté con el mejor equipo y juntos logramos muchos objetivos a nivel mundial, eso me hace sentir orgulloso y, sin duda, fue el periodo favorito de mi trayectoria profesional. Años después trabajé en otros países y fui Presidente y CEO en diversos negocios. Finalmente, en abril de 2016, asumí el mismo puesto en Mitsubishi Hitachi Power Systems Americas Inc. Es la primera vez que soy parte de una compañía de origen japonés, por lo que disfruto mucho de su cultura, así como aportarles un poco de la mía.

(CE): ¿Ha cambiado su visión de negocios el haber trabajado en naciones tan distintas?
(PB):  Tienes que vivir fuera de Estados Unidos para conocer cómo funcionan otros mercados en el mundo y, especialmente ver a Estados Unidos desde afuera. Esto te brinda una perspectiva más amplia para establecer y alcanzar los objetivos de la compañía. Haber vivido en México, Canadá y Alemania me ayudó a comprender claramente al sector energético, porque es el más internacional que puede existir. Tener un mejor entendimiento de otros mercados me ha ayudado a realizar un mejor trabajo con ellos, conocer qué es lo que los mueve y utilizar estas herramientas para convertirnos en el mejor proveedor de la industria.

(CE): Menciona el origen japonés de la firma, ¿cómo ha sido la convergencia con la cultura asiática?
(PB): En realidad, para mí ha sido muy fácil adaptarme. Mis colegas en Japón han hecho un gran esfuerzo para hacerme sentir bienvenido. Sin embargo, también hay que cumplir con sus principios. Pienso que la cultura japonesa está muy enfocada al éxito absoluto con los clientes y, sobre todo, en brindar soluciones 100 por ciento confiables de la mano de la tecnología. Eso es evidente en muchas otras industrias, no sólo en la nuestra. En todos los sectores los japoneses son conocidos por su devoción a la calidad y confiabilidad de los productos que ofrecen. Definitivamente, es un honor aprender cómo hacen esto posible.

El liderazgo en una compañía internacional requiere de una visión de negocios más global, entender la diversidad de la gente, porque en todas las empresas hay colaboradores de diferentes partes del mundo que contribuyen con sus ideas para alcanzar el éxito”

(CE): Hablando de calidad y confiabilidad, el año pasado recibieron el premio al mejor proveedor de equipos, otorgado por Iberdrola, empresa española que está desarrollando importantes proyectos en México, ¿qué representa esto para su trayectoria?
(PB): Un premio que viene directamente de uno de nuestros clientes es insuperable. Para nuestra compañía México es probablemente el mercado más importante que tenemos a nivel mundial. Es un país con una interesante combinación de bajos precios en gas natural y una creciente demanda de electricidad, lo cual nos abre una gran ventana de oportunidad para nuestro portafolio de productos. Nuestra oferta, principalmente, es proveer la tecnología necesaria para que Iberdrola proporcione electricidad a bajo costo mediante plantas de gas natural, en beneficio de los mexicanos. Iberdrola sabe cómo ganar y hemos logrado una buena sociedad para trabajar alrededor del mundo, pues podemos hacer grandes cosas juntos.

(CE): Al ser México uno de sus mercados clave, ¿cómo se han adaptado al cambiante panorama que dicta la Reforma Energética?
(PB): Precisamente porque es uno de los países más importantes para nuestro negocio podemos brindar soluciones que contribuyan a su crecimiento. Si bien es cierto que han sucedido muchos cambios, todos se han desenvuelto en un ambiente más justo, por lo que hemos podido establecer una buena relación de trabajo con entidades como la Comisión Federal de Electricidad. A futuro lo vemos como algo positivo, ya que a raíz de ello surgirá un mercado más competitivo, lo que ejercerá presión para que todos los participantes ofrezcan un mayor valor. Ese es el reto que habrá que enfrentar. Por lo pronto, seguimos trabajando con muchas compañías en México para proveerles garantías de desempeño en términos de precio y confiabilidad de nuestros productos.

(CE): ¿Qué situación enfrentan en el país en materia de energías renovables?
(PB): Estas fuentes están tomando más impulso y, por ello, es fundamental hablar de su importancia en combinación con el gas natural. En Estados Unidos, Sudamérica e incluso México, se están desarrollando proyectos para un suministro más confiable. Los costos de las energías renovables han disminuido con el tiempo y, en la actualidad, son más accesibles. Al mismo tiempo, sin embargo, son una fuente intermitente que requiere de alguna otra para garantizar continuidad. De ahí el papel del gas natural, cuyos precios para la generación de energía también han disminuido considerablemente con el avance de la tecnología. La combinación de gas natural y energías renovables puede lograr que países como México tengan mejores servicios de electricidad, con precios más accesibles y significativos para su desarrollo económico, y así contribuir a la lucha contra el cambio climático y la reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

México es probablemente el mercado más importante que tenemos a nivel mundial. Es un país con una interesante combinación de bajos precios en gas natural y una creciente demanda de electricidad”

(CE): ¿Qué metas han trazado para 2017?
(PB): El año pasado lo concluimos con una presencia muy exitosa en el continente americano, introduciendo una tecnología líder en turbinas para la industria. Para este año, y los que siguen, queremos llegar a un nivel más alto. La competencia está trabajando arduamente para conseguir la mayor eficiencia en materia de combustibles, ofreciendo una mayor flexibilidad en combinación con fuentes renovables. Nosotros vamos a empujar más esos límites para que el estándar que tengamos que alcanzar sea más exigente. La ventaja que tenemos es la confiabilidad que ofrecen nuestros productos, probados para garantizar 8 mil horas de operación comercial. Ese es el verdadero valor que le damos a nuestros clientes, tanto en México como en el mundo; la confiabilidad de rendimiento comprobada, algo que nadie más puede ofrecer. Por otro lado, nuestra tecnología está dirigida a proveer energía a un precio accesible en lugares donde la dinámica de crecimiento económico está en marcha. La gente lo requiere y lo solicita.

(CE): Finalmente, dada su posición en la compañía, ¿cómo define el liderazgo?
(PB): El estilo de liderazgo debe estar enfocado en la gente, en los colaboradores de la compañía. Trabajamos en un negocio relacionado con la tecnología de avanzada y pasamos mucho tiempo pensando en palabras como eficiencia energética, megawatts y otros conceptos, cuando lo que realmente importa son las cosas hechas por las personas. Por eso, trato de pensar más en ellas, en todos los que integran nuestro equipo, en saber que estamos contratando a la gente indicada y que les damos las herramientas para desarrollar su talento. A nivel de mercado, hemos visto mucho crecimiento en los países de la región y tenemos que asegurarnos de que haya gente grandiosa detrás de ese avance, lo cual implica todo un reto. Para mí, el liderazgo en una compañía internacional requiere de una visión de negocios más global, entender la diversidad, porque en todas las empresas hay colaboradores de diferentes partes del mundo que contribuyen con sus ideas para alcanzar el éxito. El que todos demos lo mejor de nosotros mismos es lo que nos conduce a ser exitosos en cualquier ámbito de la vida en el que nos desarrollemos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba