ColumnaHistórico de la revistaOpinión

Códigos y normas de seguridad contra incendios para el desarrollo de los países

¿Por qué la adopción de códigos y normas de la National Fire Protection Association (NFPA) ayuda al desarrollo de los países? Por claras y contundentes razones.

En primer lugar, ninguna nación desarrollada, grande o pequeña en número de población o territorio, carece de una reglamentación sobre prevención de incendios completa o de un sistema de inspección avanzado, los cuales incluyen revisión de planos y de campo durante la construcción.

La legislación al respecto es muy completa, detallada y seriamente vigilada. Claro, pasa lo mismo en ámbitos como el de la seguridad, medicamentos, alimentos y, más recientemente, con el cuidado del ambiente y el ahorro de energía, ya que estas normas  son una condición imprescindible para el desarrollo de los países. ¿Por qué? Porque, poco a poco, establece algunas de las condiciones que empujan a los países no sólo a crecer económicamente, sino también socialmente de muchas y diferentes maneras.

Además, contribuye a la competitividad, ya que logra centros de trabajo más ordenados y eficientes, y se convierte en una ventaja comercial al ofrecer más seguridad a las personas. También garantiza la continuidad del suministro a los clientes, brinda más seguridad para sus trabajadores y el público en general. Esto da confianza y disminuye el gasto en las pólizas de seguros, así como las pérdidas por siniestros, lo que otorga más certeza a los inversionistas para la continuidad del negocio, en la garantía de amortización de la inversión y en las ganancias a lo largo del tiempo.

A su vez, crea empleos de calidad con estabilidad, ingresos superiores a la media de los países y con prestaciones sociales como ahorro para el retiro, servicios y seguros médicos. Todo esto es lo que llamamos desarrollo y es lo más urgente en nuestros países.

También favorece la cultura de respeto a la ley, no sólo en la industria y comercio, sino también con el público en general, haciéndolo comprender que las regulaciones contra incendios favorecen la calidad de vida. Por lo tanto, está en el interés de todos adoptarlas, estudiarlas y aplicarlas lo antes posible y de la mejor manera, considerando las condiciones del lugar, pero no inventándolas cuando ya todo está hecho por un organismo sin fines de lucro con más de 100 años de experiencia, y que no implica gastos o pagos por su adopción.

Por último, da certeza y confianza a las inversiones extranjeras, lo que contrasta notablemente con lo que pasa en nuestros países, donde la regulación es escasa, contradictoria y, en muchos casos, francamente equivocada o contraproducente.

Cuando al inversionista se le informa que debe cumplir con NFPA 1, 101, 13, 70, 72 o cualquier otra, se tranquiliza, ya que sabe perfectamente de qué se trata y está preparado para cumplir con ella, sin preguntarse si la reglamentación nacional está en inglés o dónde debe consultarla.

En conclusión, adoptar los códigos y normas de la NFPA desencadena un circulo virtuoso que nos hace ganar a todos y caminar directamente hacia el desarrollo, ya que es un activo y un know how (conocimiento tecnológico) invaluable para nuestros países. La NFPA, además, estará como siempre acompañándolos y apoyándolos en este paso imprescindible para el desarrollo.

——————————————————————————————————————————————————-

Antonio Macías
Ingeniero Mecánico Electricista por la UNAM. Cuenta con una especialidad en Proyectos de Instalaciones Eléctricas y una maestría en Ingeniería Eléctrica. Miembro de organizaciones internacionales como la Society of Fire Protection Engineers, la International Association of Electrical Inspectors y el Electrical Council de U.L. Presidió la Asociación Mexicana de Empresas del ramo de Instalaciones para la Construcción y el Colegio de Ingenieros Mecánicos Electricistas. Actualmente es director para Latinoamérica y el Caribe de la NFPA.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba