Contratista

Beni Suef y New Capital, 2 colosos egipcios

Dentro de los grandes hitos de megaproyectos de la historia se inscriben Beni Suef y New Capital, dos plantas de ciclo combinado en Egipto, que juntas generarán 9 mil 600 MW. Constructor Eléctrico visitó ambos proyectos para dar cuenta de la magnitud de estos titanes

Por Antonio Nieto

Parece que Egipto busca repetir la historia de contar con colosos que trasciendan el tiempo, aunque esta vez no se trate de pirámides o efigies gigantescas, sino de plantas de generación de energía por ciclo combinado que están a la vanguardia en tecnología y el cuidado del planeta. Sin embargo, si algo comparten Beni Suef y New Capital con Guiza es que quizá pasarán a los anales como hitos en sus respectivas representaciones.

En medio del desierto egipcio y en las cercanías del Nilo, New Capital y Beni Suef constituyen uno de los más grandes proyectos de Siemens, Orascom y ElSewedy, empresas que participan con financiamiento, construcción y operación. A pesar de que estas dos plantas de ciclo combinado no representan el total del ambicioso proyecto, por sí solas son imponentes.

Cada turbina de gas clase SGT5-800H equivale a la potencia de 10 aviones A-380

A casi 200 kilómetros de la capital egipcia, El Cairo, Beni Suef –nombre que toma de la localidad donde se encuentra–  generará 4 mil 800 MW. Para dimensionar la cantidad de energía, en México la hidroeléctrica Chicoasén genera 2 mil 400 MW.

Y como todo en estas plantas es gigante, Beni Suef cuenta con ocho turbinas de gas SGT5-8000H, que equivale cada una a 10 aviones A-380 o a mil 300 Porche 911 Turbo, o para proveer de energía a 2.4 millones de personas. Eso representa una sola turbina. Además, cuenta con cuatro turbinas más de vapor SST5-5000 y tres subestaciones GIS de 500 kV.

Para todo ello, posee gigantescas torres de enfriamiento –las más grandes del mundo, pues sumadas miden 500 metros de largo por 30 de ancho–, que rodean a las ocho turbinas. Por su cercanía con el Río Nilo, la planta utiliza agua de este afluente, cuyo proceso recorre casi 200 metros hasta llegar a los enormes coolers, pues enfriar turbinas que llegarían hasta los mil 500 grados centígrados requiere igualmente de titanes enfriadores.

Casi con la misma configuración que Beni Suef, pero a 168 kilómetros y más hacia dentro del desierto, New Capital se erige como otra planta de ciclo combinado que proveerá de energía a cinco millones de egipcios. El proceso de construcción va poco detrás de su hermana, sin embargo, la ejecución del proyecto marcha a paso veloz: en dos años la obra ha tenido un avance de 75 por ciento.

La potencia de Beni Suef reside en sus ocho turbinas de gas SGT5-8000H, capaces de proveer de energía a 2.4 millones de personas. Para ello, cuenta con con las torres de enfriamiento más grandes del mundo, que sumadas miden 500 metros de largo por 30 de ancho

Todo el megaproyecto responde a las necesidades de energía del país africano, ya que la demanda de su población ha aumentando en más de cuatro por ciento. Sumado a esto, el sector egipcio sufrió escasez de suministro de gas y no contaba con el apoyo internacional para el financiamiento de proyectos energéticos de este tamaño; había interrupciones y cortes de electricidad debido a los bajos márgenes de reserva. Y también porque Egipto ha fijado metas nacionales de desarrollo para 2030 en su proyección estratégica.

Entre los beneficios, se enumeran la generación suficiente de energía y la confianza en la fuente de suministro, las reducciones de dióxido de carbono y la diversificación del mix energético, crecimiento económico y de empleos, además del fomento a la educación y el entretenimiento.

Para esta megaconstrucción, Siemens, en conjunto con sus socios locales, Orascom y ElSewedy, integró un esquema de apoyo para impulsar la generación de energía en más de 45 por ciento. Con ello, inventaron una nueva manera de ejecutar proyectos titánicos.

Joe Kaeser, CEO de Siemens, celebró el trabajo conjunto: “Cuando los socios fuertes están totalmente de acuerdo con un objetivo y dan lo mejor de sí para alcanzarlo, suceden cosas asombrosas”. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que esta obra era “visiblemente buena” para el desarrollo económico del pueblo egipcio.

Tan sólo para la construcción de las plantas, se enrolarán a unos 20 mil trabajadores; de ellos, 18 mil 204 estarán en la parte de manufactura o componentes principales. Al término, se han establecido metas de mantenimiento, así como la creación de empleos para la operación de generadoras de energía.

En este megaproyecto se ha pensado hasta en el más mínimo detalle, pero sobre todo en generar energía bajo la noción de desarrollo sustentable, acorde a los tiempos que corren, en los que el crecimiento económico de un país no debe ir a contracorriente del medioambiente. Beni Suef y New Capital se colocan, así, en el centro de los grandes hitos no sólo de la nación africana, sino del mundo entero.

En el horizonte del Sahara, las líneas de transmisión se pierden entre las arenas del desierto y la distancia infinita, un punto de fuga que reitera, parafraseando una ley universal, que la energía sólo se transforma.

El megaproyecto
Cuando esté listo por completo, tendrá tres plantas de gas de ciclo combinado, 24 turbinas de gas tipo H y 12 turbinas de vapor; 14 GW a la red nacional de Egipto; 12 parques eólicos, hasta 600 aerogeneradores en el Golfo de Suez y en oeste del Nilo, con una capacitad total de 2GW.

Contará con ocho subestaciones con aislamiento de gas de 500 kV para aumentar la capacidad de la red de transmisión y para la integración de generación adicional

Cronología
Octubre 2016: 12 turbinas de gas en la fundación
Diciembre 2016: 4.4 GW en ciclo abierto conectado a la red
Marzo 2017: 4.8 GW de capacidad a la red en sólo 18 meses después de la firma
Hasta mayo de 2018: 14.4 GW en ciclo combinado conectado a la red

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba