Casos de ÉxitoNegocios

Operación y monitoreo a distancia

Un diseño cuidadosamente analizado y una ejecución celosamente supervisada dieron como resultado el robusto sistema de distribución en media tensión instalado en Torre Diana. La integración de equipos de alta eficiencia y el empleo de nuevas tecnologías es el sello de DME-PROSISA, la compañía responsable de esta instalación

Juan Callejas Trejo (al centro, saco negro), junto al equipo técnico de DME-PROSISA

Por Redacción / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Una de las mayores innovaciones aplicadas a este rascacielos, el cual cuenta con tres núcleos de subestaciones para la distribución de energía eléctrica, es el monitoreo, control y reconfiguración a distancia para el Sistema de Distribución en Media Tensión. Como explica Juan Callejas Trejo, Director General de Diseños y Montajes Electromecánicos PROSISA (DME-PROSISA), a través de este sistema es posible mantener una comunicación en tiempo real con el equipo, permitiendo operar, monitorear, identificar fallas en la red o reconfigurar en forma remota.

De igual manera, el sistema implementado para la distribución secundaria tiene la capacidad de ser monitoreado, manipulado y reconfigurado a distancia, sin dejar de puntualizar su modo de operación en forma autónoma para ejecutar maniobras de transferencia y retransferencia de carga en periodos inferiores a 1.5 segundos.

El sistema de monitoreo fue dividido en dos subsistemas, el primero se encarga de proporcionar a Comisión Federal de Electricidad (CFE) todo el historial de consumos de los diferentes usuarios para su facturación, así como la comunicación con los equipos de protección para monitorear su estado o realizar operaciones y reconfiguraciones vía remota. El segundo es interconectado al BMS del edificio para llevar un historial de consumos de energía, demandas, estado de las protecciones o eventos que se presenten en la red y que sean de magnitudes que requieren de análisis para hacer más eficiente el sistema.

La transferencia de datos se realiza mediante cable UTP y se reciben en un switch para, posteriormente, ser enviados a CFE por medio de fibra óptica, explica el directivo.

Normalmente, la transferencia de datos a CFE se efectúa por medio de radiofrecuencia, que representa una menor inversión; sin embargo, derivado de las dificultades para enlazar con este sistema de comunicación por la naturaleza de CDMX, se decidió instalar una comunicación directa a través de cable de cobre y fibra. Esta solución “representa quizá un sistema muy robusto para la cantidad de datos a trasmitir, pero que encuentra su justificación al considerar que de dicha comunicación dependen los datos de facturación mensual para cada usuario del inmueble, así como la manipulación y monitoreo del sistema de alimentación en media tensión por parte de Distribución”, afirma Callejas Trejo.

El sistema de comunicación, agrega, tiene la capacidad de enviar alertas o mensajes al presentarse alguna falla en la red, ubicando equipo y vía fallada, así como de registrar todos los parámetros del evento para ser almacenados en un historial de fallas. Con este tipo de información es factible reducir los tiempos de interrupción en el suministro de energía eléctrica, mejorando así, la continuidad del servicio.

Callejas Trejo explica que el beneficio de integrar estas nuevas tecnologías comparadas con los sistemas convencionales es su nivel de eficiencia, disminución en las áreas asignadas para su instalación, su bajo nivel de mantenimiento y, lo más significativo, reducir al máximo la interacción entre el operador y los equipos, nulificando casi en su totalidad el riesgo de accidentes.

“Las exigencias en eficiencia, calidad y seguridad son las fortalezas de nuestra empresa. Nuestra misión es diseñar, instalar y mantener equipos de media tensión basados en innovación y seguridad para los usuarios”, Juan Callejas Trejo

Todo un éxito
Todas estas ventajas hacen que Torre Diana sea denominada una de las instalaciones más seguras, funcionales y eficientes en las que ha trabajado DME-PROSISA, una compañía cuya trayectoria en el ramo inició con instalaciones para cadenas de comida rápida, para dar paso a su incursión en edificios de gran altura y centros comerciales, dos segmentos en la que es especialista. “Las exigencias en eficiencia, calidad y seguridad son las fortalezas de la empresa. Nuestra misión es diseñar, instalar y mantener equipos de media tensión basados en innovación y seguridad para los usuarios”, comenta Callejas Trejo.

Por ello, casos como el de Torre Diana le ha permitido a DME-PROSISA trabajar en países como Panamá, Colombia y Costa Rica. “Nuestra visión no se limita a incursionar sólo a nivel Latinoamérica, sino interactuar con diferentes países o comités internacionales que empleen normatividades y criterios que nos permitan ampliar nuestras fuentes de información, esquemas de diseño y evaluaciones para una mejora continua. El objetivo es mantener a nuestro personal en constante capacitación y evaluación, con la finalidad de ofrecer las mejores alternativas existentes a los desarrolladores que depositan su confianza en nuestros diseños e instalaciones”, asegura el directivo.

Finalmente, sostiene que el mayor recurso de la empresa es precisamente el humano, por eso la capacitación es uno de los pilares para seguir avanzando en un sector tan competitivo. ”Uno de los retos es que cada integrante de nuestro equipo tenga por lo menos 120 horas de actualización anuales; de igual forma, impulsar el departamento encargado de buscar nuevos equipos, sistemas y programas que ofrece el mercado eléctrico para integrarlos en los nuevos diseños solicitados por nuestros clientes. Dentro de las mayores innovaciones que actualmente estamos integrando está el monitoreo a distancia”, concluye.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba