NegociosTendencias

Desafíos de la industria ante la implementación del IoT

En la actualidad, son diversos los negocios del sector que recurren a la adopción de soluciones disruptivas y tecnologías de la información. Esto abre posibilidades para la toma de decisiones estratégicas, lo que se ve reflejado en la competitividad y, sobre todo, en el poder de anticiparse a las condiciones del mercado

Por Redacción, con información de Primestone

La implementación del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en el sector de servicios eléctricos puede facilitar la optimización y control de los activos de la cadena de servicio, además de aumentar la seguridad de la red. Sin embargo, esta modernización también trae consigo diversos desafíos, en términos de infraestructura y operatividad. Éstos son analizados a continuación:

Los retos de SCADA
Este software permite el monitoreo y el control centralizado de sistemas de generación y transmisión lejanos. SCADA cuenta con sensores que gestionan la comunicación con una unidad central, proporcionando una interfaz de usuario hombre-máquina.

El sistema captura los datos con diferentes variables como fecha y hora para su posterior análisis. No obstante, los cambios constantes dentro de las redes implican un desafío en términos de los niveles de respuesta, rápida y efectiva, que deben garantizar los sistemas SCADA.

Comunicación bidireccional
Gracias a la Infraestructura de Medición Avanzada (más conocida como sistemas AMI, por sus siglas en inglés) es posible gestionar datos recolectados para, a su vez, gestionar acciones efectivas dentro de la red.

Este tipo de soluciones han dado paso a nuevas opciones en términos de generación, control de carga, mediciones remotas, detección de fraude, y otras, que han significado beneficios para las empresas de servicios públicos y, por supuesto, los usuarios finales.

Diversidad de medidores
Respondiendo a esta tendencia, diversas compañías han desarrollado herramientas de recolección de datos para medidores comerciales, residenciales e industriales, las cuales poseen capacidades de gestión multiprotocolo de comunicaciones con los diferentes fabricantes.

Por ejemplo, PrimeStone ha desarrollado Prime Energy Suite (PrimeRead), que cuenta más de 270 marcas de medidores integradas. Una de las ventajas de esta plataforma es la interoperabilidad con sistemas propietarios AMI, que centralizan toda la información de la medición para su explotación, análisis y gestión.

Crecimiento exponencial del mercado y los datos
Este tipo de soluciones replantean la industria, desde la moderación de la demanda hasta la modernización de la infraestructura. Según Business Insider, la base instalada de medidores inteligentes en el mundo aumentará de 450 millones en 2015 a 930 millones en 2020.

Los datos: el centro del negocio
En el sector de utilities, el flujo de datos es complejo y requiere de una infraestructura robusta para administrar, dar respuesta eficiente en eventos adversos y liderar la industria con un modelo de negocio guiado por datos. En este contexto, la necesidad de gestionar información ha permitido que nuevas tendencias surjan en el mercado y seguramente las más populares son:

A) Business Intelligence (BI)
Se trata del proceso mediante el cual los datos se convierten en conocimiento. ¿Cómo se logra esto? En principio, encontrando un contexto para dicha información. En el sector energético, obtener datos a través de un medidor por sí solo no brinda mayor beneficio estratégico.

Sin embargo, este “dato” dentro de un contexto determinado, como ubicación, frecuencia o tiempo, puede brindar información valiosa para tomar decisiones competitivas, ya sea para un cargo operativo, administrativo y, por supuesto, gerencial, logrando verdaderos cambios estratégicos en las organizaciones

B) Business Analytics (BA)
Se ocupa del uso intensivo de métodos estadísticos sobre los datos por medio de modelos explicativos y predictivos, dedicados a plantear preguntas acordes al uso de soluciones tecnológicas en el negocio, esencialmente en cuatro escenarios: Analítica Descriptiva (¿qué ha pasado?), Analítica Diagnostica (¿por qué ha pasado?), Analítica Predictiva (¿qué pasaría si…?) y Analítica Preventiva (¿cómo anticiparme?)

¿Cómo construir un ecosistema BI/BA?
Lo primero es identificar el estado actual de madurez analítica y las políticas de manejo de datos. De ahí se definen objetivos estratégicos como reducir costos, medir fallas o generar alertas. En la industria energética las posibilidades son ilimitadas. Finalmente, se deben identificar patrones de evolución, tomar decisiones y arrancar el proceso nuevamente.

En cuanto a las personas, procesos y plataformas que comprenden el ambiente de la organización, es necesario definir los perfiles que generan, consumen y analizan datos. Asimismo, resulta fundamental adoptar políticas de gestión, especialmente en procesos complejos y plataformas robustas.

Conclusiones
Es innegable que el sector energético se está convirtiendo en una industria controlada por los datos, donde las herramientas de análisis facilitan que el usuario genere balances de energía, diagramas unifilares y múltiples reportes que permiten a la empresa tener una visión clara de sus estructuras eléctricas.

De igual manera, las tecnologías IoT son una gran posibilidad de negocio y desarrollo en diversos frentes, incluso, el sector regulatorio ha venido adaptándose a la transformación digital, delimitando nuevas políticas que responden a las características que deben cumplir las utilities del futuro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba