En México, el sol brilla para todos

La energía solar se ha consolidado como una de las renovables con más presencia en México. Así lo demuestran las 50 centrales solares que actualmente se encuentran en operación comercial en 15 estados del país1, con una capacidad instalada de 3,701 MW e inversiones directas por más de 6,650 millones de dólares.

Por su parte, la Generación Solar Distribuida también ha acelerado su crecimiento de manera importante. A la fecha existen más de 112,660 techos solares con una capacidad instalada de 818 MW e inversiones por más de 1,800 millones de dólares. Entre los beneficios de esta tecnología están los reducidos costos de instalación, la generación de empleo a nivel regional, así como importantes ahorros mensuales en las tarifas que pagan los usuarios finales. Desde el punto de vista ambiental, hasta ahora la instalación de estos techos solares han mitigado un millón 43 mil toneladas de dióxido de carbono, que equivale a plantar más de 77 millones de árboles.

Entre los factores que han determinado el crecimiento acelerado y constante de la energía solar en México es que cada vez se promueve más el concepto de prosumidores –usuarios que producen y consumen energía en el mismo sitio–, además son instalaciones relativamente simples, con costos de operación mínimos, equipos más económicos y con una vida útil cada vez mayor, y ahora con tecnologías de almacenamiento en baterías. La alta irradiación del país también permite que más del 85 por ciento del territorio nacional sea óptimo para desarrollar proyectos solares.

Todos estos elementos ponen a México en una posición envidiable dentro del entorno solar a nivel internacional y le permiten adquirir una mayor soberanía energética, que se traduce en un portafolio de generación sustentable a largo plazo. En este sentido, en el último reporte Perspectivas del Mercado Mundial, elaborado por Solar Power Europe, se señala que el país podría convertirse en el séptimo mayor generador de electricidad en el mundo a partir de fuentes solares en los próximos cinco años.

Si bien los avances en el sector solar son muchos, aún queda un largo camino por recorrer. Es decir, para que el sector mantenga la tendencia de crecimiento es clave el óptimo funcionamiento del Mercado Eléctrico Mayorista. En este sentido, es indispensable que en el corto plazo se fortalezca su funcionamiento con políticas públicas que mejoren la transparencia en la formación de precios marginales locales.

Finalmente, para que México pueda seguir aprovechando sus ilimitados recursos naturales y con ello potenciar el uso de las energías limpias es necesario continuar trabajando en marcos reguladores adecuados y esquemas simples y eficientes para que en 2024 más del 35 por ciento de la energía provenga de fuentes limpias, cumpliendo así los acuerdos internacionales para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
——–

Israel Hurtado
Abogado originario de Monterrey, su práctica profesional está enfocada principalmente a energía y se ha desempeñado en posiciones tanto del sector público como del privado. Es el secretario ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar desde su fundación en 2014; consejero de la firma de abogados Thompson & Knight y presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético.

1 Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Yucatán y Zacatecas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *