Movilidad bajo tierra

Con el paso subterráneo de dos niveles en Circuito Interior se proyecta una mejora en el flujo vehicular de la CDMX, además de una menor emisión de contaminantes y una recuperación del espacio público con un parque lineal. Operadora y Mantenedora del Circuito Interior es el consorcio encargado de la ejecución y mantenimiento de esta megaobra

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Como parte del Programa de Rehabilitación y Mantenimiento del Circuito Interior se han llevado a cabo seis adecuaciones viales en la Ciudad de México, en puntos donde existía una problemática de congestionamiento vehicular. La sexta de ellas corresponde a la construcción del Desnivel Mixcoac-Insurgentes, conformado por un túnel de doble nivel de tres carriles, en el tramo de Río Mixcoac. Con una longitud de 1.3 kilómetros por cada uno de los pisos, el objetivo es conectar la zona de Molinos con Universidad, de oriente a poniente, y en sentido opuesto.

733 lámparas ahorradoras tipo LED fueron habilitadas a lo largo de este distribuidor vial, que consiste en un doble túnel de mil 300 metros, dos desincorporaciones hacia Barranca del Muerto y Eje 8 Sur José María Rico, además de una incorporación en Insurgentes Sur

Con esta intervención, el Circuito Interior contará con 34 kilómetros continuos sin semáforos, lo que resolverá el problema de movilidad detectado en los cruces de Río Mixcoac, Insurgentes Sur y Eje 8 Sur José María Rico. Alrededor de 100 mil vehículos transitan estos nodos diariamente, con un recorrido estimado de 30 minutos en hora pico. Ahora, con la puesta en marcha de esta vialidad subterránea, el mismo trayecto tomará aproximadamente cinco minutos.

Para ello, están distribuidas varias entradas y salidas al desnivel. En el piso superior se encuentra una desincorporación hacia Barranca del Muerto, mientras que en el inferior una incorporación a Insurgentes Sur y una desincorporación hacia Eje 8 Sur José María Rico. Las vueltas a la izquierda se eliminaron a nivel superficial, para efectuarlas de manera subterránea, por lo que el doble desnivel también contará con entradas en Río Mixcoac para salir hacia Eje 8 Sur y Barranca del Muerto, lo mismo que en Insurgentes para salir a Circuito Interior, en dirección a Patriotismo.

Al respecto, explica el ingeniero Ricardo Olvera López, subdirector de Obras Públicas C2 de la Dirección General de Obras Públicas de la Secretaría de Obras de la CDMX, “más que un túnel estamos hablando de un distribuidor vial subterráneo, el único en la ciudad como una respuesta clara al problema de movilidad”.

Estructura robusta y a prueba de sismos
Para la construcción del desnivel, que inició en agosto de 2015, los materiales principales fueron el concreto armado y el acero. Luego de la perforación en el terreno, se ejecutaron los muros para evitar cualquier desplazamiento y problemas en las edificaciones aledañas. Posteriormente, se hizo la colocación de las pilas que están unidas por un cabezal, conformado por una trabe armada con acero y colada para generar un solo elemento. A su vez, fueron colocadas unas ménsulas que dan soporte a las tabletas de concreto armado prefabricadas; todo esto funciona como un troquel para evitar que las pilas sufran un desplazamiento.

Como detalla el ingeniero Ricardo Olvera López, este mismo sistema de las tabletas de concreto se replicó en la losa de rodamiento del nivel menos 1, en la losa del nivel 0 y en la vialidad a nivel de calle. “En el segundo nivel, la losa de rodamiento armada es de un peralte de 50 centímetros y sirve, en parte, como lastre para darle peso al terreno y evitar que haya deformaciones”, asevera.

El interior del túnel es de concreto lanzado en un 85 por ciento, con la función de cubrir el terreno para evitar que pierda humedad y se desgaje, mientras que en algunas zonas el acabado es de concreto aparente. Los muros poseen equipos de amortiguamiento que absorben parte del impacto, si un vehículo colisiona contra ellos. En el exterior, se observan los parapetos metálicos recubiertos con pintura amarilla y las bocas de tormenta que captarán la mayor cantidad de agua para prevenir encharcamientos.

Iluminación interior y exterior
Un total de 733 lámparas ahorradoras tipo LED alumbran los interiores del doble túnel, incorporaciones y desincorporaciones. Éstas fueron colocadas de forma estratégica para mejorar la visión de los automovilistas. En el interior del desnivel están separadas entre sí por una distancia de 1.50 metros, mientras que en las entradas por una de 80 centímetros.

Como explica el funcionario de la Dirección General de Obras Públicas, “este sistema de iluminación evita puntos de penumbra y ayuda a hacer un traslape de luminosidad moderado, para que los conductores no se sientan cegados al salir del tramo subterráneo a la luz natural y viceversa, hacemos una transición para que el sentido de la vista experimente un cambio más amable”.

También fueron colocadas 44 luminarias de tipo aditivo metálico en las rampas de entrada y salida del doble túnel, ubicadas en el oriente y poniente del Circuito Interior, Avenida Río Mixcoac, en la salida de Barranca del Muerto y Eje 8 Sur, así como en la entrada de Insurgentes Sur. Al respecto, el Secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, destaca que “se eligieron lámparas con iluminación tipo LED, debido a que consumen 60 por ciento menos energía que las lámparas tradicionales y ofrecen 45 mil horas de vida útil, superior a los lumínicos convencionales”.

La mejora no fue restringida sólo a los espacios viales, ya que en la superficie se colocó nuevo alumbrado público para beneficio de vecinos y peatones. En el área que se habilitó como un parque lineal, de 900 metros de longitud y 20 mil metros cuadrados de superficie por encima del túnel, así como en los cruces y banquetas de la zona, se instalaron 438 luminarias de dos puntos de luz. En total, en la superficie, 876 lámparas de aditivos metálicos alumbran la zona, lo que representa mayor seguridad para los colonos. Este tipo de luminarias tiene una vida útil de hasta 18 mil horas y sólo permanecerán encendidas en horarios nocturnos.

Los ventiladores entran en operación de forma automática cuando las emisiones de CO2 en el túnel alcanzan la barrera de 400 partes por millón

Equipos de extracción y ventilación
Para extraer los gases emitidos por los vehículos, el doble túnel está equipado con 14 ventiladores de 60 Hz de uso bidireccional y de diferentes diámetros, cuya función es generar condiciones similares a las que se tienen en el exterior. “Para garantizar la calidad de aire interior, los ventiladores cuentan con sensores que miden los niveles de CO2, si estos rebasan las 400 partes por millón, entran en operación de forma automática. Igualmente, en el modo de confort se emplean para hacer un intercambio de aire, al funcionar al 30 por ciento de su capacidad, en caso de que la temperatura en el túnel alcance los 30 grados centígrados, para que ya no aumente”, asegura el ingeniero Olvera.

De forma complementaria, las 29 cámaras de seguridad del circuito cerrado poseen sensores de detección de humo o fuego para que, en caso crítico de una contingencia de incendio los ventiladores trabajen, de forma automática, al cien por ciento de su capacidad. “Su función primordial es extraer todo el humo que se pueda generar al interior del túnel por alguna contingencia de esta naturaleza y, dependiendo del punto donde ocurra el incidente, unos ventiladores podrán inyectar aire y otros extraerlo, para mover de manera eficaz y rápida el humo hacia el exterior y evitar la concentración”, agrega Olvera López.

438 lámparas de aditivos metálicos de dos puntos estarán distribuidas en el Parque Lineal, de 900 metros de longitud, y en banquetas de la zona aledaña

Distribución de electricidad
Para mantener en funcionamiento todos los equipos, el desnivel está provisto de dos subestaciones con una capacidad de suministro de 750 kVA para los sistemas de iluminación, ventilación, fuentes en el parque y alumbrado en el exterior; mientras que hay una subestación específica, con un transformador tipo seco de 300 kVA de potencia, para el funcionamiento del cárcamo con cuatro bombas y capacidad de 213 metros cúbicos de recolección.

Las tres subestaciones cuentan con tableros de distribución, cables armados en aluminio que representan una gran ventaja en cuanto a montaje y con plantas de emergencia a base de combustible, para garantizar el suministro ininterrumpido a todos los sistemas, en caso de que se registre un corte eléctrico. “La subestación eléctrica para el cárcamo de esta obra permite la operación simultánea de las cuatro bombas, de 60 caballos de fuerza cada una, durante un periodo prolongado. Cuando el cárcamo alcanza un cuarto de su capacidad, entra en operación la primera de manera automática; a la mitad entran dos y la cuarta bomba entrará en funcionamiento a criterio del operador del cárcamo, si es necesario”, afirma el funcionario de la Dirección General de Obras Públicas

Al respecto, añade el ingeniero Ricardo Olvera López, para el desnivel Mixcoac-Insurgentes, Operadora y Mantenedora del Circuito Interior (OMCI) es el consorcio encargado de hacer la ejecución para la construcción de todas las adecuaciones viales y su conservación. Por ello, esta es una de las primeras obras de la CDMX con mantenimiento asegurado durante 12 años (vialidad, puentes vehiculares y peatonales, luminarias, áreas verdes y banquetas), para su óptimo funcionamiento.

Desnivel Mixcoac-Insurgentes en números

  • 660 días de obra, de acuerdo con el programa de construcción
  • 2 mil 400 pilas de concreto armado dan forma a los muros del doble túnel
  • 2 mil tabletas prefabricadas de concreto forman los techos y superficie de rodamiento
  • 438 nuevas luminarias colocadas en el parque, cada una con dos lámparas
  • Mil nuevos árboles serán plantados en toda la zona
  • 2 subestaciones para los sistemas de iluminación, ventilación, fuentes y alumbrado
  • 1 subestación para la operación del cárcamo de bombeo para evitar inundaciones
  • 14 equipos instalados de extracción/inyección de aire

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *