Energía RenovableNegocios

Energía que se comparte

Nueva Zelandia ocupa el segundo lugar en negocios mundial, debido a sus relaciones de libre comercio.

Nueva Zelandia comparte sus conocimientos y busca encontrar canales para hacer negocios con socios internacionales con el fin de desarrollar tecnologías que cambien el mundo y que aprovechen materiales y fuentes de energía renovables.

Por Gabriela Legorreta.

Hoy en día, existen oportunidades de sociedades de inversión para impulsar proyectos eólicos, geotérmicos, de biomasa, marinos y de otros tipos de energía en diversas partes del mundo. Actualmente, Nueva Zelandia busca que otros países trabajen con ella para desarrollar tecnologías que cambien el mundo, aprovechando materiales renovables y recursos naturales al restringir o eliminar las emisiones y los desechos.

El magnífico éxito comercial, resultado de las alianzas entre el capital extranjero y los negocios de Nueva Zelandia, crea oportunidades considerables para establecer sociedades de inversión con este bello país.

El Gobierno neozelandés apoya activamente a los inversionistas internacionales para colaborar con las compañías de su país. New Zealand Trade and Enterprise es un equipo de inversión que proporciona soporte para los inversores internacionales. Los socios también podrán tener acceso a financiamiento estatal para investigación y desarrollo que se entrega para apoyar el crecimiento, la innovación, la productividad y las exportaciones.

Nueva Zelandia posee las materias primas necesarias para tener éxito y competir en los sectores de tecnologías limpias globales. Su mayor ventaja es que cuenta con abundantes recursos para producir energías renovables, capacidades sobresalientes de ingeniería y ciencia e ideas inteligentes. Estas fortalezas le permiten ofrecer soluciones innovadoras y económicas de tecnologías limpias, e impulsar la sustentabilidad para obtener ingresos de mercados nuevos.

El país se encuentra en óptimas condiciones para producir la próxima generación de biocombustibles, bioprocesos industriales sustentables y biomateriales. Cuentan con magníficos agrónomos, ingenieros y científicos que dan solución a los problemas de manera económica y novedosa. Su economía, basada en la biogeneración y la capacidad para aumentar la biomasa eficientemente, lo convierte en un país bien posicionado para aprovechar la transición global hacia tecnologías limpias.

Entre las empresas enfocadas en tales tecnologías establecidas en Nueva Zelandia, que están logrando éxito internacional, se encuentra Design Line, especializada en transporte público; en materia de ciencias de ingeniería, se encuentra la empresa SKM, Wellington Drive, que construye motores eléctricos eficientes, y Flotech, que desarrolla tecnología de biogás. Todas estas empresas basan su éxito en el aumento considerable de la demanda de estas tecnologías y servicios a nivel mundial.

También existen oportunidades de asociarse con compañías neozelandesas para emprender proyectos de energía renovable en otras partes del mundo; lo que es muy atractivo, ya que en la siguiente década se necesitará generar, aproximadamente, 150 megavatios de electricidad nueva cada año.

Servicios para los inversionistas extranjeros

  • Acceso a una red global de especialistas en inversión
  • Análisis de expertos
  • Información precisa del mercado a invertir
  • Un sólo punto de contacto para su inversión en Nueva Zelandia

Energía Renovable
Con proyectos valuados en 2 mil millones de dólares neozelandeses, este país ha renovado su interés en la energía geotérmica. Empresas líderes en la generación de energía, como Mighty River Power, están buscando establecer asociaciones internacionales en proyectos geotérmicos. Nueva Zelandia tiene una capacidad creciente en sistemas de generación de electricidad eólica y cuenta con recursos eólicos de clase mundial.

Biocombustibles sustentables
El país insular se encuentra comercializando e investigando las posibilidades de una gran variedad de combustibles y productos sobre la base de biomasa de fuentes sustentables, incluidas algas cultivadas en estanques dedicados o cultivos producidos con este fin en terrenos marginales.

Eficiencia energética y diseño sustentable
En los últimos tiempos, la mayoría de las compañías neozelandesas se han dado a la tarea de desarrollar y comercializar tecnologías que minimizan el consumo de energía o mejoran el uso de materiales sustentables para la industria, el diseño de edificios y la construcción.

Beneficios de asociación con Nueva Zelandia

  • Tecnologías de alta calidad
  • Costos comerciales hasta 40 por ciento más bajos que en la Unión Europea y Estados Unidos
  • Experiencia extraordinaria en investigación y desarrollo de energías renovables
  • El más alto nivel en capacidad de ingeniería

Facilitadores de transporte
Basados en su historial como líderes mundiales en el desarrollo y la adopción de combustibles que pueden ser trasportados por medios alternativos, como el gas natural comprimido y el gas licuado de petróleo, Nueva Zelandia está desarrollando tecnologías de próxima generación para el trasporte eficiente de energía.

Actualmente, Wellington cuenta con una red de trolebuses operados por electricidad obtenida en gran medida de fuentes renovables. Ante el inminente éxito de este tipo de transporte, otras ciudades del país están siguiendo el ejemplo, apoyadas por un grupo de compañías con capacidades crecientes en esta área. Una de estas compañías está produciendo camiones híbridos con turbinas, en los que la combustión interna del motor es reemplazada por una turbina giratoria que recarga una batería de ion de litio; tecnología que está siendo probada en Nueva York.

La tecnología de Transferencia de Energía por Inducción, desarrollada en la Universidad de Auckland, utiliza campos magnéticos para transferir energía desde el transmisor al receptor sin necesidad de cables o cepillos. Esta tecnología puede ser usada en todo el mundo en aplicaciones que van desde impulsores de sistemas de correas transportadoras para salas limpias y plantas de ensamblaje de vehículos hasta vehículos guiados automáticamente y sistemas para cargar baterías de camiones.

Preocupada por la salud humana y el medioambiente, este país oceánico comercializa procesos novedosos para tratar los residuos industriales y municipales, convirtiéndolos en energía, materiales inertes y productos de alto valor.

A nivel mundial, es líder en el desarrollo de tecnologías y sistemas que soportan la agricultura sustentable y es el primer país del mundo en incluir a la agricultura en su esquema de transición de emisiones. De igual manera, está desarrollando innovaciones en las áreas del manejo de pestes y enfermedades, el desarrollo de nuevas especies vegetales y la conservación del suelo y sus nutrientes.

Estabilidad económica
Nueva Zelandia trabaja siempre para estimular el crecimiento económico y ayuda a que los ingresos por concepto de exportaciones aumenten; fortalece, igualmente, las economías regionales y entrega asistencia para el desarrollo económico a las industrias y empresas individuales.

Sin que su aislamiento del territorio continental sea una limitante, la isla más joven del orbe posee una excelente competitividad a largo plazo, así como una magnifica rentabilidad sostenida para sus negocios. Dicha competitividad se extiende hasta las empresas internacionales que hacen negocios en el país. Según índices del Banco Mundial, esta nación ocupa el segundo lugar en negocios, a nivel mundial, por las relaciones de libre comercio que ostenta, incluyendo aquellas que tiene con la República Popular de China, Singapur y Tailandia. De tal modo, el tamaño del mercado consumidor de Nueva Zelandia se incrementa significativamente y las oportunidades de intercambio e inversiones internacionales se facilitan.

El Ministerio de Investigación, Ciencias y Tecnología de Nueva Zelandia ha elaborado una Estrategia de Vínculos Internacionales para estimular las relaciones bilaterales y multilaterales. Una de las metas planteadas es establecer relaciones entre Nueva Zelandia y los investigadores y colegas internacionales con el fin de que los niveles de inversión conjunta en investigación y desarrollo, innovación, transferencia tecnológica y mejoramiento de capacidad aumenten considerablemente y la tendencia hacia el progreso de la nación no decaiga, sino que se vea fortalecida cada vez más y en ámbitos diferentes de los explorados hasta el día de hoy.
——————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba