Casos de ÉxitoNegocios

Programa de casa segura solidez y fiabilidad

El Programa Casa Segura orienta sobre los riesgos de tener instalaciones eléctricas obsoletas o inadecuadas, y el impacto de éstas en el consumo adicional de energía eléctrica

Desde 2007, su labor ha sido orientar al profesional de la electricidad en su trabajo y desarrollo técnico e intelectual en materia de seguridad.

Por Diana Lozano.

Una instalación eléctrica debe cumplir con cuatro requisitos fundamentales: ser confiable, eficiente, flexible y segura. Además, debe garantizar a los usuarios tranquilidad y confort, y al inmueble, seguridad y valor.

Un estudio realizado en 2006, en el que se evaluaron las instalaciones eléctricas de una muestra de 50 edificios residenciales en el Distrito Federal con edad superior a los 20 años, demostró que más del 90 por ciento de las edificaciones presentaron instalaciones inadecuadas e inseguras.

Además, las instalaciones eléctricas inapropiadas, que no cumplen con las normas y están fuera de la ley, son responsables del 70 por ciento de los incendios en el país.

Estas cifras demandan que las casas cuenten con instalaciones eléctricas óptimas para evitar fallas y sobrecargas que puedan provocar incendios y lesiones físicas a las personas y bienes.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME), Hugo Gómez Sierra, para mantener una instalación eléctrica segura es necesario cumplir con la NOM-001-SEDE-2005, que establece los principios y condiciones que deben tener las instalaciones eléctricas, así como contratar a personal calificado y acreditado para instalarlas.

Una de las acciones más efectivas que promueve instalaciones eléctricas seguras es la creación del Programa Casa Segura que, aliado con organizaciones e instituciones, tiene como misión recablear las instalaciones eléctricas de las viviendas, especialmente en casas con más de 20 años de antigüedad.

El Programa Casa Segura fue creado en Brasil en 2005 y fue tan exitoso que se extendió hasta Argentina, Chile, Colombia, Perú y México. En este último hay presencia en ciudades como el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Mérida, Mexicali, Puebla y Zacatecas.

Desde 2007, fecha en que se aplicó en la República Mexicana, busca crear conciencia en la población para que revise y dé mantenimiento a su instalación eléctrica. “Lo que se pretende con el programa es, por un lado, lograr que las instalaciones eléctricas no sean contra la Norma y, por otro, que se verifiquen y que el usuario haga un cambio en la instalación para que cumpla con las normas; pero, sobre todo, que elimine riesgos de seguridad para su persona, familia y patrimonio”, menciona el presidente de la CANAME.

El programa se enfoca, sobre todo, en casas que ya tienen muchos años de construcción, que es donde se puede hacer la renovación. También se busca que las instalaciones nuevas se hagan con el cumplimiento de la NOM-001-SEDE-2005.

Entre las instituciones y empresas involucradas en el programa, se encuentran el Fide; CANAME; ANCE; AMERIC; Condumex; Procobre; Leviton; Iusa; Schneider Electric; Viakon;  Cooper; Ancomee, FECIME y Expo Eléctrica.

Resultados

El presidente de la CANAME asegura que una de las labores principales es fomentar que la gente entienda los beneficios y luego actúe; es decir, que cambie sus instalaciones y las mejore para que cumplan con la Norma.

Diagnóstico

Para adecuarse a las tecnologías más recientes, así como a las normas oficiales mexicanas y prevenir el riesgo de accidentes, el Programa recomienda revisar periódicamente las instalaciones; llevar a cabo el mantenimiento y las remodelaciones adecuadas; reemplazar los conductores eléctricos viejos y deteriorados, incrementar el número de circuitos, incorporar conductores de puesta de tierra, dispositivos y elementos de protección complementarios.

Hugo Gómez explica que del ciento por ciento de los que entran en el programa, mínimo 30 por ciento toma una acción para mejorar su cableado. Reitera que una instalación eléctrica debería revisarse a profundidad, por lo menos, cada 10 años. Dicho trabajo tiene que realizarse por profesionales especializados, al igual que los cambios, reformas y mantenimiento.

Para conocer más detalles de esta iniciativa, consultar www.programacasasegura.org, donde se proporcionan datos e información técnica que puede contribuir a la actualización profesional y donde se puede realizar un diagnóstico de las instalaciones eléctricas para conocer su viabilidad.

Algunos factores que ponen en riesgo las instalaciones eléctricas:

  • Incorrecta selección de los dispositivos de protección contra fallas (sobretensiones y sobrecorriente)
  • Cálculo erróneo de los conductores
  • Inadecuada planeación de las tomas de corriente (receptáculos)
  • Usar productos eléctricos no certificados
  • Falta de sistemas de protección de fallas a tierra y contra descargas atmosféricas (pararrayos)
  • Falta de mantenimiento
  • Instalar extensiones eléctricas de manera indiscriminada

Ventajas de unirse al Programa Casa Segura

  • Menor consumo eléctrico
  • Reducción de riesgos de accidentes
  • Mejora la seguridad del patrimonio
  • Operación segura de equipos eléctricos
  • Disminución de costos en material eléctrico
  • Optimización, ahorro y aprovechamiento del consumo de energía eléctrica
  • Adecuación a las normas vigentes de instalaciones eléctricas
  • Tener instalaciones más flexibles para las condiciones actuales
  • Preservación y valorización del patrimonio inmobiliario

——————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba